Página de inicio » Editorial » Fiscal general sigue en deuda con la ciudadanía

Fiscal general sigue en deuda con la ciudadanía

Las protestas y exigencias del movimiento social para que se judicialice ya el caso Flores-Taiwán, here contrasta con el silencio de los analistas “independientes” y, lo más grave, con el del Fiscal General de la República, Luis Martínez.

El sonado caso que surgió a partir de una denuncia pública hecha por el Presidente de la República, Mauricio Funes, debido a sospechas de parte del Tesoro de los Estados Unidos de un posible lavado de dinero, por el movimiento de $10 millones de dólares en cuentas personales del Ex presidente Francisco Flores, llevó a la Asamblea Legislativa a conformar una Comisión para investigar el destino de esos fondos donados por Taiwán.

El escándalo alcanzó el periodo de campaña, por lo que, ARENA denunció que se trató de una “persecución política” y defendió la inocencia de su “Presidente Honorario” y promotor de la candidatura presidencial de Norman Quijano.

Durante la comparecencia ante la Comisión legislativa, el ex presidente Flores fue más allá al afirmar que Taiwán le había entregado millonarias sumas en cheques personales antes y durante su presidencia.

Para la ciudadanía, lo que el ex presidente Flores hizo en la Asamblea Legislativa fue una confesión no solicitada, y que era motivo suficiente para capturarlo y procesarlo por posibles actos de peculado.

El Fiscal, que es dado a dar declaraciones escandalosos, aceptó que estaba investigando al ex presidente Flores, y tras recriminar a los diputados de la Comisión Especial legislativa, anunció que después de las elecciones iba a retomar el caso.

La inquietud de la ciudadanía, en general, y de la organizada, en particular, es que han transcurrido tres semanas desde que efectuaron las elecciones, y el señor fiscal no ha procedido como lo prometió.

 El tema es de urgencia, pues, uno de los delitos por los cuales podría procesarse a Flores prescribe el 31 de mayo próximo, y salvo que el Fiscal tenga otro delito no tan perecedero, el caso podría fenecer y solo sumaría a la larga historia de impunidad en el país, en temas de corrupción.

Así, las cosas, es lógico que el movimiento popular y social le exija al Fiscal General no pierda un minuto más y judicialice el caso.

El caso Flores, tiene mucha similitud con el del ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo, quien acaba de aceptar en una corte de los Estados Unidos, que cometió el delito de lavado de dinero.

El modus operandi en ambos casos es el mismo, lo que diferencia son las millonarias sumas, pues en el caso de Flores se habla de más de $80 millones, y en el de Portillo $2.5 millones.

Señor Fiscal, no retarde la justicia, no impaciente a este pueblo que ha cifrado las esperanzas en Usted.

Ver también

Algo que el ministerio de Justicia o Bukele deberían explicar

La semana pasada se conoció que en México fue capturado uno de los máximos jefes …