web analytics
Página de inicio » Nacionales » Fiestas patrias en un país de dos rostros
Gloria Silvia Orellana @GloriaCoLatino La Emergencia Nacional por la Pandemia del COVID-19 pasó factura a los tradicionales eventos y desfiles estudiantiles y cívicos que fueron cancelados como una medida de prevención de contagios. Este año en sus fiestas patrias, San Salvador lució como una nación con dos rostros, mientras unos helicópteros y aviones surcaron el cielo de la ciudad ondeando la bandera nacional. La Coordinadora Sindical Salvadoreña realizó una protesta por la situación de exclusión social. La marcha de sindicalistas de la CSS y estudiantes de la Universidad de El Salvador (UES) llegó hasta el monumento dedicado a la memoria de los estudiantes mártires del 30 de julio de 1975, en donde reiteraron la continuidad de su lucha social que parte del respeto de los derechos fundamentales de la población. Los contrastes de discursos del presidente Nayib Bukele y Rafael Méndez de la CSS, parten desde la concepción de “independencia”, para el primero, los salvadoreños pueden “elegir de nuevo nuestra propia independencia” y “girar hacia la dirección correcta”. Mientras, Méndez, argumentó “que se conmemoran 199 años de una supuesta independencia, a la que queremos desenmascarar, porque lo que ocurre en el país, no tiene nada que ver con una verdadera soberanía e independencia”. Sin importar el azul y blanco, que predominó en algunos lugares, en recordatorio del logro de una república, el sindicalista reiteró que ningún Estado puede denominarse democrático, sin garantizarle a la población “derechos fundamentales como una vida digna, salud, vivienda, trabajo y respeto a la libertad sindical, libertad de expresión y asociación”. En cuanto al “heroísmo” el presidente Bukele hizo alusión al trabajo realizado por el personal de salud, en medio de la pandemia del COVID-19. Así como, su reconocimiento a la Fuerza Armada y Policía Nacional Civil, quienes han ejercido el control de la población. “Este día que conmemoramos hoy dimos un paso, dejamos de ser una colonia extranjera. La independencia es eso, un proceso que se trabaja con altos y bajos que al final es un anhelo al que queremos llegar”, afirmó el presidente Bukele. Méndez, de la CSS, señaló que los niveles de discriminación social, económica, cultural o la educativas que carece de calidad científica, en todos los niveles, es una amplia brecha que solo va a generar pérdida para generaciones completas de salvadoreños. El tema económico y su rescate fue mencionado por el mandatario, quien señaló, que desde abril pasado, la Asamblea Legislativa, tiene en sus manos el proyecto para reactivar la economía y agro del país. Para los sindicalistas una patria independiente no puede construirse, sobre la base de la inseguridad alimentaria, el alto número de despidos, y la amenaza de privatización de servicios básicos como la salud o el agua. Y la venta de activos, como la Lotería Nacional, que estará en manos de una empresa extranjera. Méndez dijo: “Como coordinadora Sindical Salvadoreña continuaremos impulsando nuestra plataforma reivindicativa y programa de lucha que contempla el no pago de la deuda externa, el incremento del salario mínimo que dicta la Constitución de la República. Y dejar las directrices del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial (BM) bajo los intereses del gobierno de los Estados Unidos, porque sino, no podemos hablar de independencia o soberanía nacional”, indicó.

Fiestas patrias en un país de dos rostros

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

La Emergencia Nacional por la Pandemia del COVID-19 pasó factura a los tradicionales eventos y desfiles estudiantiles y cívicos que fueron cancelados como una medida de prevención de contagios.

Este año en sus fiestas patrias, San Salvador lució como una nación con dos rostros, mientras unos helicópteros y aviones surcaron el cielo de la ciudad ondeando la bandera nacional. La Coordinadora Sindical Salvadoreña realizó una protesta por la situación de exclusión social.

La marcha de sindicalistas de la CSS y estudiantes de la Universidad de El Salvador (UES) llegó hasta el monumento dedicado a la memoria de los estudiantes mártires del 30 de julio de 1975, en donde reiteraron la continuidad de su lucha social que parte del respeto de los derechos fundamentales de la población.

Los contrastes de discursos del presidente Nayib Bukele y Rafael Méndez de la CSS, parten desde la concepción de “independencia”, para el primero, los salvadoreños pueden “elegir de nuevo nuestra propia independencia” y “girar hacia la dirección correcta”.

Mientras, Méndez, argumentó “que se conmemoran 199 años de una supuesta independencia, a la que queremos desenmascarar, porque lo que ocurre en el país, no tiene nada que ver con una verdadera soberanía e independencia”.

Sin importar el azul y blanco, que predominó en algunos lugares, en recordatorio del logro de una república, el sindicalista reiteró que ningún Estado puede denominarse democrático, sin garantizarle a la población “derechos fundamentales como una vida digna, salud, vivienda, trabajo y respeto a la libertad sindical, libertad de expresión y asociación”.

En cuanto al “heroísmo” el presidente Bukele hizo alusión al trabajo realizado por el personal de salud, en medio de la pandemia del COVID-19. Así como, su reconocimiento a la Fuerza Armada y Policía Nacional Civil, quienes han ejercido el control de la población.

“Este día que conmemoramos hoy dimos un paso, dejamos de ser una colonia extranjera. La independencia es eso, un proceso que se trabaja con altos y bajos que al final es un anhelo al que queremos llegar”, afirmó el presidente Bukele.

Organizaciones que marcharon este 15 de septiembre hicieron énfasis en que ningún Estado puede denominarse democrático, sin garantizarle a la población “derechos fundamentales”. Foto René Estrada.

Méndez, de la CSS, señaló que los niveles de discriminación social, económica, cultural o la educativas que carece de calidad científica, en todos los niveles, es una amplia brecha que solo va a generar pérdida para generaciones completas de salvadoreños.

El tema económico y su rescate fue mencionado por el mandatario, quien señaló, que desde abril pasado, la Asamblea Legislativa, tiene en sus manos el proyecto para reactivar la economía y agro del país.

Para los sindicalistas una patria independiente no puede construirse, sobre la base de la inseguridad alimentaria, el alto número de despidos, y la amenaza de privatización de servicios básicos como la salud o el agua. Y la venta de activos, como la Lotería Nacional, que estará en manos de una empresa extranjera.

Méndez dijo: “Como coordinadora Sindical Salvadoreña continuaremos impulsando nuestra plataforma reivindicativa y programa de lucha que contempla el no pago de la deuda externa, el incremento del salario mínimo que dicta la Constitución de la República. Y dejar las directrices del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial (BM) bajo los intereses del gobierno de los Estados Unidos, porque sino, no podemos hablar de independencia o soberanía nacional”, indicó.

Ver también

SITRAMITPS denuncia violaciones laborales por parte del MT

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 El Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Trabajo (SITRAMITPS) protestó en las …