web analytics
Página de inicio » Nacionales » Emergencia por Tormenta Julia continúa en el Bajo Lempa
En la Comunidad Santa Marta y otras comunidades del Bajo Lempa, han perdido cultivos de subsistencia y el pasto para el ganado, lo que a largo plazo podría generar una crisis por la inseguridad alimentaria. Foto DiarioCoLatino/Cortesía.

Emergencia por Tormenta Julia continúa en el Bajo Lempa

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

“Lo que vivimos durante la Tormenta Julia nos dejó a muchas familias albergadas, algunas aisladas, porque no se dio el debido proceso de informar de las descargas de la presa 15 de Septiembre, y el río Lempa nos inundó en el momento de la emergencia por la tormenta”, expresó, Lurby Hernández, promotora de derechos humanos de CRIPDES en las comunidades del Bajo Lempa.

Lurby es, además, lideresa de su comunidad en Nueva Concepción, representante en la junta directiva de mujeres y coordinadora de Protección Civil de la Comunidad, por lo que cuenta con información sobre los estragos de la Tormenta Tropical Julia. “La emergencia aquí continúa por la inseguridad alimentaria y pérdida de cultivos”, dijo Hernández.

La Tormenta Tropical Julia, que pasó por el territorio nacional el pasado mes de octubre ha dejado a miles de salvadoreños que viven el la zona rural en situación de precariedad, además de 10 fallecidos, inundaciones, derrumbes y pérdidas de granos básicos, sin que se vislumbre a la fecha una gestión integral de los desastres, que por la vulnerabilidad de El Salvador, debe ser prospectiva más que emergencista.

Lurby, al hacer un recuento del impacto de la Tormenta Julia, señaló que abrieron varios albergues que comenzaron en Puerto Nuevo, dando protección a 5 familias de la comunidad de La Pita, porque no se podía albergar gente por la inundación en esa comunidad. Luego, abrieron el segundo a 13 familias de Santa Marta y prepararon la Casa Comunal, agregando la Escuela e iglesia por si la situación de emergencia se elevaba a una mayor crisis.

Así, también, otro albergue en la Casona del Naranjo se evacuaron 8 familias y en la comunidad Nueva Concepción fueron 20 familias las que se albergaron y en la comunidad Rancho Grande fueron 16 familias. Lamentó que en ningún momento les informaron si la presa 15 de Septiembre estaba descargando en el paso de la Tormenta Julia.

“Nos vinieron a decir cuando ya estábamos albergados, la gente empezó a evacuar cuando vimos más de 3, 500 metros cúbicos que empezaron a soltar (de la presa) y nos dijeron que comenzaron con mil, luego, 1,500 a 3, 000 metros cúbicos, en términos de 4 horas, eso era una hora de por medio”, narró.

“Eso no se hace así, el problema de las descargas de la presa, es que el agua baja en 4 horas a las zonas donde vivimos, pero como se aplicaron en 4 horas las descargas nos llegaron juntas abajo. Y al final la borda de Santa Marta cedió, porque por bajo tuvo que salir el agua y al final la vía que ocupábamos para pasar a las comunidades de El Naranjo, Puerto Nuevo y La Pita, el agua lo hizo por encima de la vía, eso fue bien terrible”, recordó.

El problema fueron las descargas de la presa que en cuatro horas baja a las zonas donde vivimos, pero al aplicar cada hora una descarga llegaron todas juntas al Bajo Lempa. La borda de Santa Marta cedió y así estaba la vía de acceso al las comunidades de El Naranjo, Puerto Nuevo y La Pita. Foto DiarioCoLatino/Cortesía.

Y sin importar que las lluvias fuertes han cesado, las aguas han bajado nivel y el país se encamina a época de verano, los pobladores en el Bajo Lempa aún se encuentran en una situación de precariedad en donde la inseguridad alimentaria es inminente.

“En el Bajo Lempa, la mayoría de productores y productoras han perdido su cultivos por las inundaciones eso ha sido fuerte, ´no voy a mentir- hemos recibido ayuda, a nivel general un reparto del Ministerio de Gobernación, pero las cosechas que estaban esperanzados para guardar este año, nos hemos quedamos sin eso, eso significa sin alimentos de manera permanente y se viene una inseguridad alimentaria”, indicó.

“Las comunidades del Bajo Lempa, no solo perdió cultivos de subsistencia, sino el pasto para el ganado, así que estos andan en varios lugares buscando donde puedan lograr comer, pero prácticamente nos hemos quedado sin pasto. Esto pasó en Santa Marta, Los Naranjos, Nueva Concepción, Santa Marta, Rancho Grande, Taura, Las Anonas, La Sabana, El Coyol y San Carlos, pero hay muchos otros lugares”, acotó Hernández.

Otras comunidades como El Coco y Los Ángeles, la afectación agregó Lurby, es más grave, porque no se tuvo acceso a ellos, porque el nivel del agua llegó al techo de las viviendas.

“Somos 20 comunidades terriblemente afectadas, unas albergadas y otras con los cultivos perdidos como las plataneras, papayeras, chileras, tomateras, pipianeras, legumbres y el cultivo principal que es el maíz y los pastos, así como pérdida de aves de corral. Este fin de semana llovió en la zona desde las 10:30 de la noche del viernes, fue fuerte y paró hasta las 9 de la mañana del sábado 5, que quedó como tipo temporal. Para nosotros la emergencia no ha pasado todavía”, puntualizó Lurby Hernández.

Ver también

Avanza diciembre en El Salvador con cero homicidios

San Salvador/Prensa Latina El Salvador avanza diciembre con cero homicidios atribuibles a las bandas o …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.