Página de inicio » Editorial » El Salvador recupera LaGeo

El Salvador recupera LaGeo

Gracias una negociación intensa, buy promovida por el Presidente de la República Salvador Sánchez Cerén, con representantes de la CEL, el jurídico de Casa Presidencial y la Fiscalía General de la República, se logró que la  transnacional ENEL Gren Power vendiera a El Salvador el 36.2% de sus acciones, con lo que se le puso fin a un litigio promovido por la transnacional, luego que El Salvador se negara a la pretensiones de aquella, de quedarse con la mayoría accionario de la geotérmica.

Este tema salió a la luz pública hace un par de años, gracias al ex presidente Mauricio Funes, quien expuso ante la opinión pública, un negocio turbio de los gobiernos de ARENA para favorecer a la ENEL. Tras la develación de importante información, quedaba claro que desde el ministro de Economía, pasando por el presidente de la CEL y de la Geo durante el periodo de Francisco Flores, hicieron una negociación amañada.

La derecha salvadoreña representada por ARENA, la ANEP y sus medios de comunicación, se pusieron a la defensa de la ENEL y de los funcionarios de turno, en detrimento, claro estaba, de los intereses de la nación.

En una actitud sin precedente, la Fiscalía General retomó las denuncias del ex presidente Funes e inició un proceso judicial en contra de una decena de directivos de la CEL y LaGeo, y contra la transnacional Enel.

Mientras, en el terreno internacional, la ENEL ganaba todo los juicios contra El Salvador, no porque la transnacional tuviera la razón, sino porque aquellas instancias han sido estructuradas para favorecer a las transnacionales y afectar a los gobiernos o estados.

Es decir, el tema de LaGeo se ventilaba en tribunales nacionales e internacionales.

La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) informó que la empresa italiana Enel Green Power vendió su participación accionaria de LaGeo, a la estatal de la CEL, en 287.6 millones.

La CEL dio a conocer que se suscribió el traspaso del 100% de las acciones de LaGeo a El Salvador, con lo que se pone fin a un litigio que mantenía contra el Estado salvadoreño por incumplimiento de los contratos para la explotación de energía geotérmica, y lo cual convierte al país en el dueño absoluto de una de las mayores fuentes generadoras de energía del país.

La noticia es de suma importancia para el país, por cuanto se recupera un bien nacional que genera casi el 23% de la energía eléctrica que se produce en el país, además, de que la participación de la ENEL no significó ninguna novedad en la implantación de nuevas tecnologías para la exploración y la producción de energía eléctrica limpia.

Pero, sobre todo, porque, la negociación que hizo el Gobierno del Presidente Francisco Flores con la ENEL tenía vicios hasta de inconstitucionalidad, según abogados expertos en el tema.

Ver también

COSAVI, el fraude financiero en la era de Bukele

A través de las redes sociales, una usuaria de la Asociación Cooperativa de Ahorro y Crédito …