web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Internacionales » El presidente de Ucrania acepta posible referéndum sobre federalización

El presidente de Ucrania acepta posible referéndum sobre federalización

Por Nicolas Miletitch and Dmitry Zaks in Kiev
Slaviansk/AFP

El presidente interino de Ucrania, here Olexandre Turchinov, find aceptó este lunes la posibilidad de un referéndum para determinar el estatuto político del país, como respuesta a las tensiones con el este prorruso.

Este inesperado giro llegó apenas unas horas después del vencimiento de plazo del ultimátum presentado por Turchinov a los separatistas prorrusos para que depongan las armas y abandonen los edificios públicos que mantienen ocupados en el sureste del país.

Turchinov, que hasta ahora había rechazado tajantemente la idea, apoyada por Rusia, de someter a referéndum el estatuto del país, dijo el lunes que no se oponía a la idea de celebrar esta consulta, seguro de que la mayoría de ucranianos se pronunciará a favor de una Ucrania “indivisible”.

“Estos últimos días se habla mucho de un referéndum nacional, no estamos en contra de que se celebre un referéndum en toda Ucrania que, si el parlamento lo decide, podría tener lugar el mismo día de las elecciones presidenciales”, declaró Turchinov en una reunión de jefes de grupos políticos.

“Estoy seguro de que la mayoría de los ucranianos se pronunciará a favor de una Ucrania indivisible, independiente, democrática y unida”, agregó el mandatario ucraniano.

Este referéndum podría coincidir con las elecciones presidenciales previstas para el próximo 25 de mayo.

Una serie de ataques visiblemente coordinados fueron lanzados el sábado en ciudades del este rusohablante de Ucrania, una región fronteriza con Rusia, por hombres armados, que a menudo lucían uniformes sin insignias y tomaron edificios oficiales.

Existen “numerosas señales de que en el este de Ucrania grupos armados activos reciben el apoyo de Rusia”, aseguró el lunes la portavoz adjunta del gobierno de Alemania, Christiane Wirtz.

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, acusó el lunes a Rusia de ser la responsable del aumento de la tensión en Ucrania y pidió que la Unión Europea adopte más sanciones.

Los ministros europeos de Relaciones Exteriores estaban reunidos el lunes en Luxemburgo para abordar la crisis y posibles nuevas sanciones contra Rusia.

Hombres armados de aspecto profesional

La situación estaba tranquila el lunes en Slaviansk, una ciudad del este de Ucrania símbolo de las tensiones, en donde grupos armados prorrusos se apoderaron el sábado de edificios de la policía y de los servicios de seguridad.

El presidente ucraniano había dado plazo hasta las 09H00 (06H00 GMT) del lunes a los insurgentes para entregar las armas y evacuar los edificios ocupados.

Pero a media jornada, Slaviansk seguía bajo el control de las fuerzas separatistas y no se veía ninguna fuerza gubernamental, constataron periodistas de la AFP.

Frente a la sede de la administración municipal, se podía ver a una decena de hombres armados, llevando el mismo uniforme y con aspecto muy profesional. Otros, en camión militar, reforzaban las defensas en los alrededores de la ciudad, con equipos de guerra.

Asimismo, unos mil habitantes estaban reunidos en el centro de la localidad, y prometieron quedarse hasta la celebración de un referéndum de anexión a Rusia.

Al contrario de la sugerencia del presidente ucraniano, que mencionó la posibilidad de un referéndum nacional, los manifestantes separatistas exigen consultas locales, cuyos resultados les serían más favorables.

El domingo por la mañana, las autoridades proeuropeas de Kiev lanzaron una “operación antiterrorista de gran envergadura con las fuerzas armadas” para poner fin a los disturbios en el este del país.

Según el ministro del Interior, Arsen Avakov, la contraofensiva lanzada el domingo dejó un muerto y cinco heridos entre las fuerzas de seguridad ucranianas y “un número indeterminado” de víctimas entre los activistas prorrusos.

Rusia urgió a Kiev a cesar “la guerra contra su propio pueblo” y pidió una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que se convirtió en un diálogo de sordos entre occidentales y rusos.

El presidente francés François Hollande y el primer ministro británico David Cameron “condenaron muy firmemente” el lunes los actos de violencia registrados en los dos últimos días en Ucrania.

Este aumento de tensión hace temer que Moscú, que tiene desplegado en su frontera con Ucrania unos 40.000 hombres, utilice este pretexto para una intervención. El presidente ruso, Vladimir Putin, prometió defender “a cualquier precio” a la población rusohablante de la ex Unión Soviética.

Plantea también incertidumbre sobre las negociaciones previstas el jueves en Ginebra entre Estados Unidos, la UE, Rusia y Ucrania, para intentar encontrar una solución a la peor crisis entre el Este y el Oeste desde el fin de la Guerra Fría

A %d blogueros les gusta esto: