web analytics
Página de inicio » Opiniones » El emperador prohibe manifestaciones… ¿por qué?

El emperador prohibe manifestaciones… ¿por qué?

Licda. Norma Guevara de Ramirios

Los diputados bukelistas han aprobado un decreto prohibiendo organizar marchas y marchar, amenazan con multas altas que irían desde  7,200,00 a 36,000.00 dólares, y de uno a tres años de cárcel. ¿Por qué le temen tanto a las marchas de protesta?

El decreto es de orden público, significa que es retroactivo y podrían intentar actuar contra quienes marcharon el pasado domingo 17 de octubre.

Las acciones de protesta más recientes, que incomodan al presidente, aumentaron con la caída de su popularidad con mayor fuerza desde que impuso el Bitcoin como moneda de curso legal, y amenazó con un mes de septiembre en el bicentenario de la independencia centroamericana con un paquete sorpresivo de decisiones.

Al completar la elección de una Corte Suprema de Justicia a su gusto, manteniendo la Sala de lo Constitucional impuesta el 1 de mayo, decretar la sustitución de un tercio de jueces señalados de “corruptos” por los diputados, por tener 60 años de edad o 30 años de servicio y anunciar una nueva Constitución de la República, completaron el cuadro de dominación.

Quedó más evidente su dominio sobre los tres órganos de gobierno cuando la Sala de lo Constitucional usurpadora, sin que nadie se lo pidiera, ordenó al TSE aceptar la postulación del presidente a una reelección en 2024.

Si  algunos tuvieran dudas que los pasos dados por el presidente y su bancada legislativa se encaminan a dar visos de  legalización a una dictadura, se quitaron la venda de los ojos.

Eso lleva a que cada vez más, los distintos sectores, y por diferentes medios expresen su descontento contra el actual gobierno y rechacen su conversión en una nueva dictadura.

Es  que  aceleradamente crece la  movilización de un pueblo que parecía atemorizado, sometido  y se da cuenta que fue engañado. Bukele y su gobierno pierde respeto y credibilidad; emerge un  nuevo estado de ánimo popular al que temen y ahora quisieran callar por decreto y con represión.

Si hacemos un recuento de hechos en los últimos tres meses, después de lo que debió ser una rendición de cuentas el 1 de junio pasado, cuando llegó a su segundo año de estar en la presidencia, encontramos los motivos del giro en la opinión pública.

Primero, emitieron un decreto (DL 90) que prohibía las concentraciones, pero  tres días después de aprobado los veteranos de las FFAA y del FMLN,  por el incumplimiento de promesas, realizaron movilizaciones en distintos lugares del país, dejaron virtualmente sin valor la prohibición.

Siguieron modestas expresiones de diferentes sectores expresando sus demandas específicas, para ser escuchados en la discusión de una ley de agua, por las pensiones, contra los despidos, por los fondos para los municipios, incluso por la libertad de presos y presas políticos.

El presidente y sus ministros, así como los diputados y la sala usurpadora, mostraron total menosprecio a las demandas presentadas por ciudadanos y organizaciones.

El 1 de septiembre, diversas organizaciones pedían la no entrada en vigencia del Bitcoin, lo que fue enviado al archivo; el propio 7 de septiembre,  día en que entraba en vigencia ese decreto, marcharon muchos y fueron rechazados con cercas  de alambre y antimotines.

El 15 de septiembre, se unieron distintas expresiones y masivamente desfilaron desde puntos diferentes, haciendo sentir su rechazo a las  diversas decisiones tomadas por el gobierno, y las provocaciones fueron desenmascaradas, sin que pudieran opacar el sentimiento popular diverso que se expresó y dejó aislada la celebración oficial del bicentenario de la independencia.

El 30 de septiembre volvieron a expresarse diversos sectores en la calle, especialmente veteranos y servidores del sector justicia.

La convocatoria de marchar el 17 de octubre adquirió un sentido más anti dictatorial, que más de 20 retenes a lo largo del país trataron de impedir la participación, pero que la marcha se realizó con coraje e hidalguía.

La propaganda para negar o desacreditar la marcha del 17 de octubre fue incapaz de impedir su vistosidad, apreciada incluso por medios internacionales.

Los anuncios de un sistema de pensiones  sin información sobre su contenido, y otros temas, anuncian que ese descontento creciente aumentará y constituye motivo legitimo para nuevas manifestaciones y nuevas protestas ciudadanas.

¿Por qué prohibir el ejercicio del derecho de manifestarse y expresarse? Por qué el anuncio de la represión? Es simple, es lo propio de una dictadura.

Desafiarla es un deber político para recuperar la democracia arrebatada, los derechos negados, nuevos daños a la economía familiar. Y, sin duda, el pueblo sabe cuál es la ruta.

Ver también

Honduras: Elecciones presidenciales 2021, históricas y esperanzadoras para la democracia en Centroamérica

Nelson de Jesús Quintanilla Gómez [email protected], Este domingo 28 de noviembre a las 07:30, hora …

5 Comentarios

  1. Mas temprano que tarde, Bukele tendrá que responder por sus crímenes ante la ciudadanía salvadoreña

    La oligarquía tradicional y su nuevo gobierno de serviles opresores del pueblo salvadoreño, son extraños a los intereses democráticos de la República Salvadoreña. Siempre lo fueron, siempre lo serán.

    Mas temprano que tarde, Bukele tendrá que responder por sus crímenes ante la ciudadanía salvadoreña.

    ¿Cuál es la ruta?, acierta el pueblo, y la respuesta de miles de gargantas retumba contundente con rítmica poética orgánica.

    De instrumento del pueblo a «infante virrey» de la ultra derecha española.

    El descontento ciudadano no se puede legislar.

    Bukele no puede ampararse en un pretendido discurso de falso nacionalista para ocultar los despilfarros de los recursos del país, y mantener al mismo tiempo, su agenda política del desmantelamiento de la República Salvadoreña, para impulsar la implantación del «califato» con la participación y la ayuda de la ultra derecha española, enquistada en el gabinete paralelo, y jefeado por la autoproclamada oposición venezolana.

    Existe un problema fundamental con el gobierno de Bukele, y es que él, representa principalmente a los grupos empresariales corruptos evasores de impuestos y no a los ciudadanos salvadoreños. Los fondos de inversión y préstamos internacionales, saben perfectamente que Bukele es un saqueador empedernido.

    La «democracia» del clan Bukele, no es compatible con la República Salvadoreña.

  2. Me llega rufino mas claro ni el agua estos llorones son los que perdieron el poder los que los ajotan y despues los abandonan

    • Puta con cerebros como Los de ruffino y abuelo nunca vamos a salir de la miseria de esta o otra maldita dictadura ineptos hasta morir estos dos tipejos asi como Los pasapapeles de la ALEGISLATIVA DIOS MIO ESTAMOS PERDIDOS CON IDIOTAS COMO ESTOS

  3. “¿Por qué le temen tanto a las marchas de protesta?” Mi primera opinión seria porque acarrean señores de la tercera edad que deberían estar disfrutando su domingo, pero en cambio los exponen a la pandemia. Un riesgo que los partidos de derecha arena-fmln están dispuesto a tomar. Lo cual es bastante preocupante.
    “la Sala de lo Constitucional usurpadora, sin que nadie se lo pidiera, ordenó al TSE aceptar la postulación del presidente a una reelección en 2024”. Esa lectura de ese articulo es por tener una constitución abierta a interpretaciones según convenga. Ustedes en su momento intentaron elegir magistrados a la CSJ dos veces en un mismo periodo legislativo. Pero ahora cambian la consigna de “prohibido olvidar” por “olvidemos el pasado” según se vio en una reciente “marcha”.

    “…y la sala usurpadora…” La actual AL, en representación de la democracia de las mayorías (por eso de que somos una democracia representativa), removió a los magistrados USANDO LAS LEYES. Leyes oligárquicas que durante el gobierno del fmln, la dirigencia defendió a capa y espada.

    “…diversas organizaciones pedían la no entrada en vigencia del Bitcoin.” Todas esas organizaciones de la oposición responden a Siman. Los señores de la tercera edad a quienes les gritaban “¡CAMINEEEEN, CAMINEEEEN!” en su mayoría apoyan al presidente.

    “El 15 de septiembre…” en confabulación que los medios de oposición derechista solo evidenciaron que lo que busca el partido de derechas fmln es “tierra arrasada.” Ósea, como quien dice, si yo no soy feliz pues nadie tampoco lo será.

    “…El 30 de septiembre volvieron a expresarse diversos sectores en la calle…” ¡CAMINEEEEN, CAMINEEEEN!

    “La propaganda para negar o desacreditar la marcha del 17 de octubre fue incapaz de impedir su vistosidad, apreciada incluso por medios internacionales.”
    No han presentado una foto aérea que refute las presentadas por el pueblo.
    Tengan un poco mas de cuidado cuando se refiera a los medios internacionales. No vaya ser que el finado Shafik regrese de su tumba y se los lleve derechito a ese lugar excluviso en el infierno para los traidores del pueblo.

    • Con gente insensata como este aldocar quisiersn tener a los lafrones del frente y arena pero el pueblo sabio les dio la patada pobre cerebro de csmaron

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.