web analytics
Página de inicio » Opiniones » El ejercicio es base de salud mental y física. El deporte para el desarrollo y la paz

El ejercicio es base de salud mental y física. El deporte para el desarrollo y la paz

Blanca Flor Bonilla
Luchadora social por los Derechos Humanos

El ejercicio regular ayuda a tratar la depresión y la ansiedad; reduce el nivel de estrés y ayuda a dormir mejor, genera bienestar. La mayoría de las personas pueden empezar a hacer ejercicios de manera gradual y moderada por sí mismas. Si alguien piensa que no puede hacer ejercicio de manera segura por alguna razón, consulte con su médico antes de empezar un programa de ejercicios. Ejercitarse ayuda a conocer el cuerpo.

Los ejercicios que aumentan los latidos del corazón y mueven grupos de músculos grandes, como los músculos de las piernas o brazos, son los mejores. Es importante escoger una actividad que guste, que pueda empezar lentamente y aumentar gradualmente hasta lograr el hábito. Caminar es muy popular y no requiere ningún equipo en especial. Otros ejercicios buenos incluyen la natación, ciclismo, correr y bailar. Hacer ejercicios cada semana, empezando con diez minutos, luego veinte o más, hasta llegar a un mínimo de treinta minutos, entre cuatro y seis veces por semana, es lo más recomendable. Para realizar ejercicios o algún deporte, se debe empezar con calentamiento gradual, alrededor de 5 a 10 minutos estirando los músculos primero. Al finalizar de hacer ejercicios o caminar, nuevamente se estiran los músculos hasta bajar gradualmente la velocidad de los latidos de su corazón. Realizar ejercicios prepara el cuerpo y la mente para desarrollarse en algún deporte.

El deporte es toda aquella actividad física que involucra una serie de reglas o normas a desempeñar dentro de un espacio o área determinada, campo de juego, cancha, pista, u otros espacios, a menudo asociada a la competitividad deportiva. El deporte incide en cuatro áreas fundamentales de la vida y la sociedad: educación, salud, desarrollo y paz1. El deporte tiene un papel muy importante para las personas, en la comunidad, en las diversas sociedades en el mundo.

El deporte y la educación física contribuye al crecimiento económico, a la salud pública y social, une a diferentes comunidades, puede tener un impacto positivo y duradero en el desarrollo y el ambiente social, y proporciona oportunidades de inclusión a comunidades marginadas del desarrollo social, cultural y religioso.

La educación física y el deporte enseña valores esenciales y destrezas de vida, incluyendo la confianza en sí mismo, el trabajo en equipo, la comunicación, la disciplina, el respeto y el juego limpio. Además, proporcionan beneficios psicológicos como la disminución de la depresión y mejora la concentración.

En los centros educativos el deporte y la educación física, el juego y la recreación, tienen un impacto positivo en el desarrollo de la niña y el niño. Las habilidades y los valores aprendidos son muy importantes para las niñas, porque ellas cuentan con menos oportunidades que los niños para relacionarse socialmente fuera de sus hogares y más allá de las redes familiares.

Las niñas que practican deportes tienen mayores oportunidades de desarrollar su liderazgo, mejorando su confianza y autoestima, permitiéndoles participar activamente en la vida escolar y comunitaria.

Brindar la oportunidad de participar en programas de educación física a niñas, niños y jóvenes con discapacidades por medio de clubes comunitarios es muy importante para la inclusión social, la autoestima y la actividad física2.

La Organización Mundial de la Salud, en el año 2002, informó que más del 60 % de mortalidad, dietas malsanas y la inactividad física son causas principales de enfermedades no transmisibles y discapacidades. El deporte y las actividades físicas son cruciales para una vida sana prolongada. Los ejercicios frecuentes y el juego son fundamentales para el desarrollo físico, mental, psicológico, emocional y social.

El deporte es un lenguaje universal, fomenta la hermandad, tolerancia, comprensión y la paz. Ese vínculo puede unir a los pueblos que traspasan las fronteras, las culturas, las religiones, propicia el diálogo y la reconciliación. Su naturaleza inclusiva hace del deporte una impotente herramienta para ampliar el conocimiento, la comprensión y la toma de conciencia de la coexistencia pacífica.

El deporte es canalizador del desarrollo económico: cada sector de la economía del deporte crea actividades, empleos y salud. Cuando se articulan estos elementos en una sola estrategia de política pública, se promueve el liderazgo de gobiernos.

En El Salvador, el improvisado manejo de la pandemia por COVID 19, con ausencia de políticas públicas transparentes, atentó contra la educación física, el ejercicio y el deporte, deteriorando la salud biológica y mental de las personas, familias, comunidades y la sociedad. Es oportuno que las autoridades corrijan esta situación prontamente.


1. Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas. Año Internacional del Deporte y la Educación Física. 2005

2.Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura-UNESCO. Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. 2018.

Ver también

Diversificando la economía

Luis Arnoldo Colato Hernández Estabilidad, ahorro y diversificación son las claves para comprender el milagro …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.