El broche de oro

EL BROCHE DE ORO
Mauricio Orellana Suárez

Al día siguiente de sufrir el aborto, Magali se lució en la cocina, según dijo “para cerrar con broche de oro” la reconciliación con su novio.

Todo estuvo exquisito: la carne, el arroz, la ensalada, el vino… y ese extraño y delicioso postre.

La plática de sobremesa giró alrededor de la magistral obra de Goya, específicamente del famoso cuadro aquel: Saturno devorando a uno de sus hijos.

Ver también

«Gaviota alejándose de la urbanidad». Foto: Luis Chávez.Portada Suplemento TresMil 18 mayo 2024