web analytics
Página de inicio » Editorial » El apagón de la ANEP

El apagón de la ANEP

La Asociación de la Empresa Privada (ANEP) y la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), promovieron la noche de lunes “un apagón” de una hora en protesta por la propuesta de incremento de un centavo de dólar para invertirlo en producción de energía limpia y renovable.

No podemos dar fe de la efectividad o el fracaso de la protesta, pero no hay lugar a dudas que la medida de presión busca desviar la atención ante la ciudadanía del ofensivo incremento del salario mínimo de 8 centavos diarios propuesto por el sector privado en el Consejo Nacional del Salario Mínimo, y que por supuesto, no fue aceptado por el Gobierno, ni por representantes de la clase trabajadora que no forman parte del Consejo.

La ANEP y la ASI quieren darle importancia al pago extra de un centavo por kilowats hora, y equipararlo con los 8 centavos del incremento del salario mínimo propuesto por ellos. Así, buscan dejar en el imaginario colectivo que tan grave es pagar un centavo en la tarifa eléctrica, y por ende, un gran beneficio es recibir 8 centavos de incremento salarial al día.

Los empresarios han amenazado también con subirle los precios a los productos, si se le aumenta el centavo a la factura de la energía eléctrica.

Lo reprochable es que cuando se ha bajado a la tarifa de la energía, ningún empresario ha anunciado la reducción de los precios de los productos dado el beneficio recibido por el Estado con la disminución del costo energético.

El secretario general del FMLN revelaba ayer que la reducción del costo de la energía eléctrica superaba el 60% del precio en el kilowats hora, lo que significaba que la industria se ahorró, en un año $144 millones de dólares, servicio y comercio $36 millones. Estos millones, por supuesto, quedaron en los bolsillos de los empresarios, y guardaron silencio. ¿Por qué no le ofrecieron a la ciudadanía compartir ese jugoso ahorro en la reducción de los bienes y servicios ofrecidos por el sector privado?

No, obstante, hoy que el Gobierno anuncia el incremento de un centavo para invertir y ampliar la matriz eléctrica, protestan y hasta promueve el apagón.

La ciudadanía no debe dejarse engañar ni mucho menos manipular por la falsa defensa que la ASI y la ANEP dicen estar encabezando por el nuevo recargo a la tarifa eléctrica.

La ciudadanía debe rechazar la hipocresía de la ANEP y la ASI y exigirles que mejor paguen sus impuestos, y no los evadan como ha sido denunciado anteriormente.

Ver también

Caso Manuela, una buena noticia para las mujeres en El Salvador

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a El Salvador por la responsabilidad en la …