web analytics
Página de inicio » Opiniones » Ejecuciones extrajudiciales

Ejecuciones extrajudiciales

José M. Tojeira

La semana pasada el Observatorio de Derechos Humanos de la UCA (OUDH) presentó un informe sobre ejecuciones extrajudiciales. Y aquí conviene aclarar el término. Llamamos ejecuciones extrajudiciales exclusivamente a aquellos homicidios cometidos por agentes de autoridad policial o por personas protegidas, amparadas e impulsadas por agentes de autoridad. Este tipo de crímenes no está tipificado adecuadamente en el código penal salvadoreño, a pesar de ser un delito con características muy especiales, en los que las armas y el poder dados a la policía para proteger a la ciudadanía se utilizan para matar, atemorizar, encubrir delitos y mantener impunidad.

El informe del OUDH tiene en este sentido no solo la intención de visibilizar un problema grave sino, sobre todo, insistir en la tipificación del delito para poder erradicarlo y, en su defecto, sancionarlo adecuadamente. Y es especialmente importante porque da seguimiento a la visita e informe de la Relatora especial de la ONU sobre Ejecuciones Extrajudiciales que en 2018 visitó el país y encontró “un patrón de comportamiento en el personal de seguridad, que podría considerarse como ejecuciones extrajudiciales y uso excesivo de la fuerza”. Informe, por cierto, que se puede decir que ha tenido nulo o mínimo impacto en el país.

Los hechos que expone el informe dejan claridad respecto a la importancia del tema. A lo largo de seis años (2015-2020) 1820 personas han muerto víctimas de la violencia policial. Aunque en general la PNC suele decir que las muertes se producen en defensa propia, los índices de letalidad indican abuso de la fuerza por parte de la policía.

Aunque es cierto que estos índices de letalidad han descendido en los 3 últimos años, todavía siguen indicando abuso de la fuerza en el último año del estudio. La existencia de grupos de exterminio en los que se mezclan policías y civiles es otro dato. En el mismo período estudiado han sido desarticulados 15 grupos acusados de dicho modo de actuar. Y varios crímenes con todos los rasgos de haber sido cometidos por grupos de exterminio, como por ejemplo el asesinato del P. Walter Vázquez, continúan en la impunidad.

El OUDH hizo además un estudio cualitativo de 13 casos, 5 brindados por la Procuraduría de Derechos Humanos, PDDH, y 8 registrados en el IDHUCA. En todos ellos se demuestra abuso de fuerza y tendencia a manipular la escena del crimen para encubrir el delito y hacerlo aparecer como un enfrentamiento en el que la policía actuó en defensa propia. A todo ello se une la actuación judicial. En los seis años que abarca el informe, 1365 policías junto con algunos soldados fueron procesados bajo acusación de homicidio. Un poco más del 90% de los procesados lograron el sobreseimiento. Y solamente el 2% de los acusados llegaron a sentencia condenatoria. Evidentemente no se quiere afirmar que todos sean culpables. Pero los altos índices de letalidad en los enfrentamientos, la existencia de grupos de exterminio y los estudios cualitativos muestran  el fracaso de los sistemas de control interno y de investigación de la PNC y la Fiscalía, así como la fácil tendencia de los jueces a dar sobreseimientos.

Dada la cultura de violencia tradicional en el país, hoy exacerbada en las redes sociales, no es fácil solucionar este problema. Pero las propuestas del OUDH son claras y necesarias. Tipificar adecuadamente el delito de ejecución extrajudicial es necesario y además educativo. Mejorar los mecanismos de control interno tanto en la PNC como en la Fiscalía resulta también indispensable. Así mismo es urgente atender a los miembros de la policía de base, a veces con turnos muy exigentes, mal pagados y sometidos a las tensiones de una sociedad y cultura violenta.

La mejora salarial, la formación en Derechos Humanos y un mayor y sistemático apoyo psicológico son formas también de atacar el problema de las ejecuciones extrajudiciales. Si el Estado además ratifica el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros instrumentos internacionales que ofrecen mecanismos de control frente a la violencia, podríamos decir que se empieza a tomar en serio el grave problema de las Ejecuciones Extrajudiciales.

Ver también

No todo comenzó hace 200 años

Luis Armando González Desde hace un tiempo se escucha, en algunos ambientes, una especie de …

Un Comentario

  1. la pnc esta formada en un buen porcentaje por ex combatientes del FMLN entoces?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.