web analytics
Página de inicio » Articulos » DESAYUNO: TU PRIMER FUENTE DE ENERGÍA

DESAYUNO: TU PRIMER FUENTE DE ENERGÍA

Por: Licda Carmen Isabel Poublanc Fernández

Hoy hablaremos acerca del desayuno, cialis sale ya que constituye uno de las tres comidas más importantes del día en la rutina de cualquier ser humano y que por distintas razones no logramos hacer.  Muchas veces nos encontramos apurados y dejamos el desayuno a un lado sin darnos cuenta de todos los beneficios  que se obtiene al consumirlo para lograr una alimentación sana y equilibrada. Desayunar todas las mañanas nos da energía, sovaldi nos mantiene alertas y sobre todo nos ayuda a regular los niveles de glucosa que bajaron durante la noche.

¿Qué sucede si no desayunamos?

Al saltarse el desayuno, el metabolismo no activa los mecanismos naturales del organismo, pero si los de alerta porque supone que hay un ayuno y  somete a estrés nuestro organismo. Al estar estresado, libera sustancias que lo hacen más lento, por ende lo ayudan a almacenar calorías (en forma de grasa) y a obtener energía de sustancias de las que no debería (utiliza la masa muscular). Entonces, en lugar de sentirnos bien, nos sentimos  mal. Hay mal humor, dolor de cabeza, cansancio, sueño, estreñimiento, desnutrición, entre otras consecuencias, esto se debe al déficit de glucosa debido al ayuno prolongado que llevamos. Cuando no desayunamos el cerebro no recibe suficiente glucosa, que es el combustible principal que necesita para funcionar de la mejor manera; además recordemos que venimos de aproximadamente 8 horas de ayuno.

La ausencia de glucosa en nuestro organismo, permite que nuestro cuerpo utilice nuestras reservas como fuente de energía y así poder cumplir con las funciones necesarias.

Según diversos estudios, se ha demostrado que la primera comida del día ayuda a los niños a pensar con rapidez, prestar atención y comunicarse de forma apropiada con el entorno. Un niño en edad escolar que asiste a su colegio sin desayunar correctamente, tiene dificultades de concentración y memoria. También puede sentirse cansado y nervioso.

¿Por qué debemos desayunar correctamente?

•Mejora el rendimiento intelectual,  las personas que omiten el desayuno ponen en marcha una serie de mecanismos en el organismo para mantener niveles normales de azúcar en sangre. El empezar el día con un desayuno saludable ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y ayuda a que te enfoques y a tu rendimiento.

•Mantiene un estado nutricional adecuado, al no tener un desayuno adecuado, aumentara nuestra ansiedad y apetito, por lo que nos llevara a una mayor ingesta de alimentos sin importar la calidad y cantidad de estos, solo importa satisfacer nuestra necesidad.

•Activa el metabolismo tras las horas nocturnas, donde el cuerpo enlentece su ritmo para funcionar sin nutrientes por al menos 8 horas.

•Reduce la ansiedad de comer y  permite llegues al almuerzo con menos hambre.

•Previene alteraciones en el organismo tales como hipoglucemias e hipotensión.

•Más energía: Sin un buen desayuno somos más propensos a sentirnos fatigados y sin energía a media mañana y a sentir la urgencia de comer algo dulce o graso.  Si tomamos un buen desayuno estamos disminuyendo las posibilidades de los ataques de hambre y ansiedad, y tenemos más probabilidades de mantener un peso estable.

¿Qué debe incluir un desayuno saludable?

Un buen desayuno se define como una equilibrada combinación de lácteos, carne o leguminosas, pan o cereales, grasas, frutas y verduras variadas que combinadas representan del 20 al 30% de la ingesta caloría  que necesita diariamente el organismo para funcionar correctamente durante el día.

•Cereales integrales, galletas o pan. Éstos aportan hidratos de carbono.

•Frutas y Verduras. Para aportar las vitaminas hidrosolubles necesarias para el organismo como la vitamina “C”,  y minerales como el calcio, potasio, y el hierro.

•Lácteos descremados en general como leche, yogur y queso, que aportan hidratos de carbono,  proteínas, calcio, hierro y zinc.

•Proteínas animales o vegetales de alto valor biológico: huevo completo, clara de huevo, embutidos de carnes magras como pechuga de pavo, requesón o quesos frescos, o bien frijoles o alguna otra leguminosa.

•Grasas “buenas” como aceite de oliva, cacahuates, nueces, almendras y aguacate. Éstas son de origen vegetal y protegen nuestro corazón si las consumimos en cantidades pequeñas.

•Recordemos Un desayuno saludable es importante para comenzar bien el día.

Recuerda: “Un buen desayuno es el comienzo de un buen día”.

Ver también

Una historia extraordinaria de resiliencia y esperanza

La Habana/Prensa Latina En la actual era del conocimiento y de la aplicación de las …