Página de inicio » Nacionales » Denuncian empresa por solicitar información de forma sospechosa e ilegal

Denuncian empresa por solicitar información de forma sospechosa e ilegal

@DiarioCoLatino

Un informante anónimo ha revelado que la empresa LIVISTO, una filial de AGRAVIS en El Salvador, está generando preocupación y malestar entre sus empleados debido a sus acciones de dudosa legalidad. Según la fuente, encabezada por su representante legal, la compañía está exigiendo de manera injustificada información financiera personal de sus trabajadores. Se les está solicitando detalles sobre sus saldos bancarios, créditos adquiridos, propiedades, e incluso se indaga sobre la existencia de hipotecas y las entidades financieras involucradas.

De manera sorprendente, LIVISTO está justificando esta invasión de privacidad amparándose en la Ley de Lavado de Dinero, una afirmación que, según la fuente, carece de fundamento. De acuerdo con la investigación, no existe ninguna disposición legal que respalde esta exigencia abusiva. Más bien, parece tratarse de una práctica cuestionable por parte de la empresa, que, irónicamente, pretende establecerse como un modelo de gestión de personal, aunque se ha revelado información confidencial que indica que paga salarios considerablemente bajos en comparación con los estándares internacionales para el mismo tipo de trabajo. Además, la brecha salarial entre el personal de planta de LIVISTO y los empleados del grupo en fábricas europeas es alarmante.

Según la fuente, la empresa se siente con el derecho de requerir esta información personal bajo amenazas y advierte de posibles represalias en caso de negativa. Cabe resaltar que no se trata de un caso aislado de abuso de poder contra una sola persona, sino de una práctica sistemática de dudosa legalidad dirigida hacia los trabajadores más vulnerables.

Tras consultar a varios expertos en la materia, se ha confirmado que tanto el espíritu como la letra de la Ley no exigen ni pueden exigir información financiera del personal que trabaja en LIVISTO. Además, resulta inaceptable que la empresa haya enviado esta información confidencial a los correos personales de los empleados, una violación flagrante de las normas básicas de confidencialidad y privacidad laboral. Además, se ha planteado interrogantes acerca de los motivos y objetivos de una supuesta auditoría externa contratada por la contadora de LIVISTO, que difiere del oficial de cumplimiento y cuyas intenciones no han sido debidamente esclarecidas.

Estas prácticas empresariales cuestionables no son nuevas para LIVISTO. Además de las acciones de dudosa legalidad relacionadas con el personal, la empresa ha enfrentado múltiples denuncias por contaminación ambiental y el uso de sustancias prohibidas que representan un peligro tanto para el entorno como para la salud de los empleados en sus instalaciones.

Un empleado, quien ha preferido mantener su identidad en el anonimato debido al temor de represalias, ha manifestado que, a pesar de haber presentado su queja y preocupación a la sede central de la empresa, no ha recibido respuesta alguna. Esta falta de respuesta solo incrementa la inquietud del empleado, quien teme perder su empleo por alzar la voz en contra de estas prácticas injustas.

Además, se ha hecho público que, mediante un bufete de abogados de reputación dudosa, LIVISTO ha establecido acuerdos con la fiscalía para perseguir a ex empleados con cargos ficticios. Esta práctica, que cuenta con la aquiescencia de algún fiscal, busca desprestigiar y perjudicar a dichos ex empleados de manera injusta.

Resulta preocupante que acciones legales de esta naturaleza puedan prosperar, ya que en cualquier parte del mundo serían impensables. Estas acciones adicionales resaltan aún más la necesidad de una investigación exhaustiva sobre las prácticas de LIVISTO y de garantizar que se apliquen las leyes de manera justa y equitativa, protegiendo los derechos de los empleados involucrados.

En resumen, nos enfrentamos a una empresa que parece actuar impunemente, desafiando tanto las leyes tributarias como las laborales. A pesar de las numerosas denuncias en su contra, LIVISTO continúa operando sin recibir las sanciones adecuadas. Su historial poco honorable en los últimos años refleja un comportamiento irresponsable y perjudicial tanto para el medio ambiente como para quienes trabajan en sus instalaciones.

Ver también

Precio del Diésel cae un 19%

Alessia Genoves Colaboradora En junio de 2024, los precios del galón de gasolina en El …