web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Denle gracias que se escondió, no porque ya estuviera muerto, tenemos órdenes de matar”
Silverio Morales, un líder indígena de Nahuizalco, da una conferencia de prensa justo en la calle polvosa, donde fue detenido arbitrariamente su hijo Levi Morales. Foto: Diario Co Latino / Cortesía.

“Denle gracias que se escondió, no porque ya estuviera muerto, tenemos órdenes de matar”

Samuel Amaya

@SamuelAmaya98

A través de una conferencia de prensa este domingo 20 de noviembre el líder indígena Silverio Morales denunció la captura arbitraria de su hijo, Levi Morales, cuando realizaba labores agrícolas el pasado viernes 11 de noviembre. Él y la colonia La Montañita, en Nahuizalco, Sonsonate, exigieron su liberación.

Morales afirmó que durante el día cortan jícamas y por las noches las lavan. Una tarea que es cansada afirmó. Con este planteamiento, Levi Morales le dijo a su padre que descansara, que él iba a lavar las jícamas. “Lastimosamente, él tuvo que cruzarse esta colonia (La Montañita), el viernes 11 de noviembre. Faltando 5 para las 9 de la noche salió de la casa, y en este lugar se iba cruzando a eso de las 9:05 p.m. o 9:10 p.m. en lo que él se incorpora en la colonia, se incorporan también los señores agentes, estos comienzan a dispararle; él para protegerse se ocultó en un carro negro”.

“Los agentes se enojaron más porque dicen que corrió, pero él corrió a protegerse. Nosotros cuando nos incorporamos para ayudarle (a lavar las jícamas) a las 11 de la noche en la casa no estaba; preguntamos a los vecinos y familiares y nos dimos cuenta de que también habían sido capturados unos primos; ahí nos informaron que mi hijo también había sido capturado”, relató Morales en una conferencia de prensa.

A las 12:30 de la madrugada se fue a la delegación y preguntó por el delito que lo estaban acusando a su hijo; los agentes habían puesto en el acta que, por agrupaciones ilícitas. “Yo les pregunté sobre que le habían encontrado a mi hijo, nada (le dijo el agente de la PNC)”. El martes 15 de noviembre lo trasladaron a Ilopango.

Un agente en la delegación les dijo “denle gracias que se escondió, no porque ya estuviera muerto; nosotros tenemos órdenes de matar”. Estas declaraciones vertidas por el agente, según el relato de Silverio Morales, van en contra de los derechos humanos; los cuales, con el Estado de Excepción han pasado a segundo plano.

Los agentes entregaron el teléfono de Levi Morales a sus padres y afirmaron que no le encontraron nada. “Mi hijo no tiene tatuajes y no anda en agrupaciones ilícitas; simplemente, yo quiero esclarecer la captura arbitraria de mi hijo. Realmente hay una confusión, yo entiendo la situación que estamos viviendo, pero con el Régimen como que perdemos todos los derechos, hasta el derecho de la vida porque si él no se hubiese protegido a estas alturas ya lo hubiéramos enterrado”. “Nosotros lo que queremos es que a las autoridades que le competen saber la verdad, que sepan que mi hijo, mi esposa y yo, somos agricultores; desde el nacimiento venimos trabajando para conseguir la comidita diaria y hoy nos sentimos vulnerados ante este Régimen, porque somos luchadores para conseguir la comida y hoy hasta esa forma nos están coartando. Mi hijo era mi brazo derecho en la agricultura, y hoy con esta situación hemos dejado todo tirado, nos han quitado la oportunidad de vida”, lamentó Morales.

Silverio Morales también interpuso un aviso a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), pero no cuentan con un acompañamiento directo.

Para hacer todos estos trámites y además llevar los paquetes de alimentos, han utilizado un fondo que su hijo estaba guardando para comprar unas gallinas ponedoras, ya que el trabajo por ahora se ha pausado. “Con ese fondito que él tenía guardado estamos viendo cómo hacemos para solventar esta situación de vida que tenemos”, planteó Morales.

En total fueron 4 los agentes de la PNC que rodearon a Levi Morales y le dispararon, luego lo arrestaron tras protegerse de las balas.

Silvio Morales afirmó que buscará otros métodos para que a su hijo lo dejen en libertad, ya que nada tiene que ver con pandillas. “Lo que yo quiero es dar a conocer a los ministerios competentes de la seguridad, porque supuestamente están para dar seguridad a los ciudadanos”. En los próximos días se montará una conferencia de prensa en las afueras de la Asamblea Legislativa para que se dé a conocer el caso.

Precisamente la Asamblea Legislativa es el Órgano de Estado que ha prorrogado por ocho veces consecutivas, y sin cuestionamientos, el Régimen de Excepción. Ala fecha van más de 57 mil supuestos pandilleros capturados.

“Con este régimen estamos siendo impactados frontalmente el sector trabajador, indígena y a los más empobrecidos. Considero que eso no debe ser así, deberían de diseñar bien el régimen para quienes deben de ser, no para la gente que trabaja”, concluyó Silverio Morales.

Un residente del lugar que fue testigo de la captura arbitraria relató que “es una injusticia” lo que le sucedió a Levi Morales. “Yo pensé que iban a robar algo (los agentes), salí con mi hermano y nos metieron a punta de pistola, con un fusil que tienen lámparas los agentes de la PNC; nos dijeron ´métanse´; como dice el presidente Nayib Bukele, el que nada debe, nada teme, entonces, le dijo mi hermano ´no debemos nada´”. Los agentes le respondieron que se metieran (a la casa) sino “ya iba ver las consecuencias”.

“Yo le mando un mensaje al presidente Bukele que investigue a sus agentes (…) yo vi cómo lo estaban tratando al muchacho y me sentí mal, porque me puse a pensar si fuera mi hijo”, concluyó el residente de la zona.

Ver también

Honor a Héctor Oquelí Colindres

5 de diciembre de 2022 (Palabras en el seminario sobre Democracia y Partidos Políticos con …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.