web analytics
Página de inicio » Nacionales » Defensoras de derechos humanos en crisis por Tormenta Tropical Julia
Madre Milagro de los Ángeles de Peña, presidenta de COMADRES, señala la situación de vulnerabilidad en su hogar por la cárcava que amenaza se desplome. Foto Diario CoLatino /cortesía

Defensoras de derechos humanos en crisis por Tormenta Tropical Julia

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

Carlota Ramírez, presidenta de CODEFAM, y Milagro de los Ángeles de Peña, presidenta de COMADRES, son mujeres activistas y “madres” que resguardan la Memoria Histórica del conflicto armado de la década de los años ochenta.

Estas mujeres, además, contribuyeron en la documentación entre las 5 mil denuncias que contiene el Informe “De la Locura a la Esperanza”, presentado por la Comisión de la Verdad luego de la firma de los Acuerdos de Paz, en enero de 1992, tras el cese de los 12 años de guerra civil.

Ahora, estas iconos de defensoras de los derechos de los desaparecidos, torturados y asesinados de esa década se encuentran en situación de “vulnerabilidad extrema”, con el paso de la Tormenta Tropical Julia, que amenaza sus humildes viviendas.

“A mí no me interesa el gobierno que esté en este momento. Lo que me interesa es que el Estado cumpla las medidas que dictó la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) en sus recomendaciones a través de la solución amistosa”, expresó Madre Vicky.

En su sencilla vivienda en la 4a calle Oriente, pasaje Concepción, atrás del Mercado Municipal de Mejicanos, ha denunciado a la Alcaldía para que solventen el problema de la cárcava, pero no ha encontrado ningún apoyo de la autoridad local. El patio de la casa es el más severamente dañado por las últimas lluvias intensas que han ido minando la base de la casa.

“Vino un ingeniero de la Dirección de Protección Civil a evaluar e hizo una inspección y dijo que no debería vivir aquí, porque abajo está el río, además de la cárcava cuando casi se nos va la casa, pero así hemos estado sobreviviendo era el gobierno de aquel entonces, de Salvador Sánchez Cerén, que me prometió que me iban a dar una casa”, manifestó.

No obstante, rechazó el ofrecimiento porque las casas disponibles estaban en las colonias Las Margaritas, La Campanera o Valle del Sol, Apopa. “Mi nieto estaba en una edad (adolescente) delicada por eso no acepté”, al considerar que no cumplía con el resguardo de su familia, dijo.

“Yo les dije que quería mejor los materiales de construcción para construir una casita en un terreno que me dieron después de la guerra, pero no quisieron; luego, me ofrecían una pero le faltaba ventanas y techo. Después me dicen que el cambio de gobierno ya no iban a continuar con esto, pero lo que quiero es el cumplimiento de las recomendaciones de la CIDH”, dijo.

Mientras, Carlota Ramírez, presidenta de COMADRES se encuentra en el cantón Casitas, al oeste de San Salvador, en el municipio de Santo Tomás, departamento de San Salvador, a los que impactó de lleno la Tormenta Julia, por los vientos y deslizamientos de tierra en sus principales vías de acceso.

“Estamos en el cantón Casitas, bastante aislado y nos hemos quedado sin comida, agua y tampoco contamos con servicio de electricidad, la casa se encuentra en situación difícil y necesitamos ayuda”, afirmó Ramírez. necesita ayuda”, dijo.

Ver también

Capturan arbitrariamente estudiante de la UES en Soyapango

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino Los estudiantes de la Universidad de El Salvador denunciaron la captura de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.