web analytics
Página de inicio » Internacionales » Condena mundial por demolición de viviendas de palestinos
Secuencia de la explosión con la que Israel demolió un edificio para palestinos en construcción, en la Villa Palestina, en Sur Baher, Este de Jerusalén. [Foto Ahmad Gharabli / AFP]

Condena mundial por demolición de viviendas de palestinos

Sur Baher, Territorios Palestinos / AFP

Michael Smith

Israel destruyó el lunes viviendas palestinas que considera ilegales en el sur de Jerusalén, cerca de la barrera de separación que separa la Ciudad Santa de Cisjordania ocupada, una operación denunciada por la ONU, UE y la Autoridad Palestina.

Decenas de militares y policías israelíes rodearon al menos cuatro edificios en Sur Baher, barrio entre Jerusalén y Cisjordania, territorio que Israel ocupó en 1967 y anexó.

Los residentes fueron evacuados y los periodistas tuvieron que alejarse antes de que una excavadora empezara la demolición.

«¡Quiero morir aquí!», gritó un hombre, tras ser evacuado a la fuerza.

«Cuando la casa quede destruida estaremos en la calle», dijo a la AFP Ismail Abadiyeh, de 42 años, quien vive con sus cuatro hijos en un edificio amenazado.

Un inmueble sin terminar de ocho pisos también fue parcialmente destruido con explosivos, constataron periodistas de AFP.

Israel afirma que los edificios se construyeron muy cerca de la barrera de separación que comenzó a levantar en 2002, durante la segunda Intifada (levantamiento palestino), para protegerse de ataques provenientes de Cisjordania ocupada.

Por su lado, los palestinos acusan al gobierno israelí de usar como pretexto la seguridad para obligarlos a abandonar la zona y aumentar los asentamientos israelíes. Además, denuncian una violación de los acuerdos firmados.

Mahmud Abas, presidente palestino, condenó las demoliciones, como «una peligrosa escalada contra el pueblo palestino indefenso».

«Esta operación busca aislar Jerusalén de Belén» en el sur de Cisjordania, afirmó en un video Walid Assaf, ministro palestino encargado de la vigilancia de los asentamientos israelíes.

– «Riesgo para la seguridad» – 

El ministro de Seguridad Pública israelí, Gilad Erdan, acusó a los palestinos de «mentir» al asegurar que las demoliciones fueron avaladas por la Corte Suprema israelí tras un largo proceso.

«Las estructuras fueron construidas ilegalmente cerca de la barrera de seguridad y constituyen un riesgo para las vidas de los civiles y de las fuerzas de seguridad», tuiteó Erdan.

Para los palestinos, esa barrera, de hasta nueve metros de altura, es un «muro del apartheid» que obstaculiza su vida cotidiana.

Su trazado se sitúa en el 85% en Cisjordania y aísla el 9,4% del territorio palestino, según la ONU.

El 18 de junio, las autoridades israelíes informaron a residentes de Sur Baher de su intención de demoler sus viviendas y les dieron 30 días para evacuarlas. Éstos temen que otro centenar de edificios corra el mismo riesgo.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (Ocha), esta decisión afecta a diez edificios, la mayoría todavía en construcción, unos 70 apartamentos.

Unas 350 personas se verán afectadas, según Ocha.

El «desplazamiento, principalmente de los más vulnerables, es traumático y tiene consecuencias duraderas» había advertido la ONU.

– Reacciones internacionales –

La mayor parte de la comunidad internacional nunca ha reconocido las anexiones israelíes.

«La política de Israel de destruir propiedades palestinas no es compatible con sus obligaciones con el derecho humanitario internacional», señaló este lunes la ONU.

Unos veinte diplomáticos de 20 países, mayoritariamente europeos, acudieron el 16 de julio a este barrio de Jerusalén, adonde varios responsables palestinos los llamaron para impedir la demolición.

La Unión Europea (UE) instó a Israel a «detener inmediatamente las demoliciones en curso», pues esta política «debilita la viabilidad de la solución con dos Estados y las perspectivas de una paz duradera».

En París, el ministerio de Exteriores señaló que «Francia condena estas demoliciones (…) contrarias al derecho internacional».

La oenegé Amnistía Internacional, por su parte, consideró que las demoliciones «forman parte de una política sistemática israelí para desplazar a por la fuerza a los palestinos».

Reino Unido y Alemania se sumaron a la condena internacional a Israel por la demolición afirmando que la destrucción era «especialmente atroz».

Los cinco países europeos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, entre los que también están Francia, Bélgica y Polonia, emitieron un comunicado tras una reunión del consejo en Próximo Oriente.

«Como estados miembros de la Unión Europea condenamos la demolición de Israel de los edificios palestinos en el distrito de Wadi al Hummus, en el sureste de Jerusalén», dijeron.

«En cualquier circunstancia, la demolición en territorios ocupados está en contra del derecho internacional humanitario y de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU», manifestaron en el comunicado.

Los países de la Unión Europea aseguraron que las demoliciones causan «sufrimiento innecesario a ciudadanos palestinos y son perjudiciales para el proceso de paz».

Los cinco integrantes de la UE en el Consejo de Seguridad más Estonia, país elegido como miembro no permanente del Consejo de Seguridad para el período 2020-2021, describieron los actos como «extremadamente atroces».

Destacaron que la mayoría de los edificios derribados estaban en lugares que, tal como dictaminaron los acuerdos de Oslo en la década de 1990, pertenecen al control civil de la autoridad palestina.

«Establecieron un precedente peligroso que amenaza la solución de los dos estados», prosiguió el comunicado.

Una primera evaluación de la ONU indicó que 24 personas fueron desplazadas por la destrucción.

Ver también

Estados Unidos, México y Canadá sellan el texto final del T-MEC

México / AFP Jean ARCE / Yussel González Tras negociar durante meses normas laborales, Estados …

Un Comentario

  1. dnde eststaban los derechos humoanos cuando masacraron al pueblo de Israel . el derecho internacinal ahora son llorasones par que construyen en zonas no autorizadasn viva Israel