web analytics
Página de inicio » Articulos » Comunidades Eclesiales de Base del Bajo Lempa celebramos los 7 años de la permanencia viva en las comunidades

Comunidades Eclesiales de Base del Bajo Lempa celebramos los 7 años de la permanencia viva en las comunidades

Ramón Suizo

El domingo 21 de agosto, en la comunidad La Nora, del Bajo Lempa de El Salvador, las Comunidades Eclesiales de Base CEBs celebramos los primeros 7 años de la permanencia viva en nuestras comunidades del espíritu del Padre Pedro Declercq.

Siguiendo el ejemplo de Pedro de lucha contra todas las injusticias denunciamos durante nuestro emotivo encuentro el uso indiscriminado y prolongado del Estado de Excepción del Clan del Presidente Bukele, con cuyo pretexto de “guerra contra las Pandillas” hoy han resurgidas Fuerzas Represivas,  al estar persiguiendo, capturando, torturando (y a muchos también asesinando) a decenas de miles de jóvenes de las comunidades pobres de El Salvador, sin darles el derecho a su defensa y el contacto con abogados ni familiares.

Un total de 99 jóvenes de la zona del Bajo Lempa se encuentran en las mazmorras del Régimen en estas condiciones infrahumanas. Exigimos su derecho a un trato humano, a un juicio justo y la liberación inmediata y una recompensación para los inocentes.

Siguiendo también el ejemplo de Pedro de la solidaridad con todos los pueblos del mundo acosados por el Imperio norteamericano manifestamos nuestra solidaridad al hermano pueblo de Cuba, exigiendo el alto al criminal Bloqueo yankee contra su Revolución.

P. PEDRO HIZO CARNE EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA.

Atendiendo al llamado que hicieran los obispos de América latina, de enviar sacerdotes a sus países P. Pedro Declercq se ofreció para venir a El Salvador, ya que conocía a otros sacerdotes belgas que ya estaban en misión en El Salvador como P. Juan Deplanke y P. Esteban Aliet.

Antes de llegar a El Salvador pasó por San Miguelito, Panamá, para conocer una experiencia pastoral que estaban desarrollando un equipo de sacerdotes norteamericanos entre ellos P. León Maon, fundador de esa experiencia pastoral de CEBs.

Conocer esta experiencia pastoral, para el padre Pedro fue una inspiración de un modelo de iglesia. Se enamoró de esta experiencia. Y movido por vientos nuevos, que soplaron en el concilio vaticano segundo, movido por el pacto de las catacumbas que hicieron los obispos de América latina, en Roma, en santa Domitila, que dio lugar al nacimiento del cristianismo liberador y constituye un antecedente inmediato de la teología de la liberación.

Y fueron estos obispo que impulsaron un nuevo proyecto de iglesia al servicio de la liberación en la II conferencia general del episcopado latinoamericano, celebrado en la ciudad colombiana de Medellín en 1968.

P. PEDRO UN AUTÉNTICO MISIONERO

Movido por estos antecedentes, llegó a El Salvador en 1968. Y el obispo Mons. Luis Chávez y González le asigna la parroquia de Cristo Salvador, en Zacamil, una comunidad urbana que se estaba iniciando en su construcción. En esa colonia no había templo.

Lleno del espíritu de Dios, padre Pedro inicia su trabajo visitando la gente, tocando puertas, recorriendo caminos para conocer a la gente, este contacto directo con la gente le hace conocer la realidad de la zona donde está parado… luego de establecer amistad con la gente, los convoca para platicar sobre la vida, que luego iluminaba con la biblia. Así poco a poco, este proceso lleva la formación de la comunidad, donde la gente toma la palabra, toma conciencia de la realidad. Y son los encuentros de iniciación cristiana que producen los cambios, la conversión personal, pues él decía que sin hombres y mujeres nuevas no podría construirse una nueva sociedad.

Poco a poco la evangelización desarrollada en Zacamil, se extendió a otras zonas, ya que surgieron misioneros y misioneras que fueron a los tugurios: fosa Tutunichapa, Cuscatancingo, abad, san Ramón, Chalatenango, etc.

Nos habíamos convertido en una red de CEBs.

Una evangelización encarnada en medio de los pobres, los mas desposeídos y que tiene conciencia de clase, entra en contradicción de los poderes de la sociedad y esto sucedió en nuestras CEBs.

Comienza la difamación, el señalamiento, la persecución para con sus miembros.

Expulsan a P. Pedro del país. El exilio sirve a P. Pedro para formar CEBs en Bélgica, en concreto en brujas. Y estas comunidades siguen todavía y estamos en contacto con ellas.

P. PEDRO REALIZO SIGNOS DE VIDA EN LAS CEBS DONDE REALIZÓ SU PASTORAL.

En todas las CEBs donde trabajó realizó obras en beneficio de los más desposeídos: por ejemplo, formó una cooperativa de ahorro en la zona asediada por los prestamistas, una tienda de consumo en los lugares donde los precios de los productos de primera necesidad eran carísimos, construyo una escuela en una zona marginal, un instituto en otra zona rural, apoyó las cooperativas de la reforma agraria de la costa de Usulután, formó un comedor para ancianos, un comedor para estudiantes de bajos recursos, dio becas a estudiantes de bajos recursos, fábrica de jabón, fábrica de jaleas.

Construyó infraestructura en función de la formación de la CEBs.

P. PEDRO MANTUVO UNA VOS PROFÉTICA FRENTE A LA INJUSTICIA.

Frente a las injusticias, mantuvo una postura crítica y apoyó todo esfuerzo en favor del proyecto de vida: frente a la privatización de la salud, frente a la privatización del agua, Frente a la exploración y explotación minera, Frente a la violación a los derechos humanos, denunció la falta de justicia a las víctimas de las masacres de nuestro país, entre otras cosas.

Ver también

¡POR SIEMPRE LA ESPERANZA!

Álvaro Darío Lara Entre mis lecturas poéticas de juventud, siempre me impresionó la poesía del …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.