web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Compañías de telecomunicaciones de Estados Unidos y Cuba acuerdan conexión directa

Compañías de telecomunicaciones de Estados Unidos y Cuba acuerdan conexión directa

Por Rigoberto Díaz

La Habana/AFP

La compañía estadounidense IDT Domestic Telecom y el monopolio estatal cubano de telecomunicaciones Etecsa anunciaron este viernes un acuerdo para la primera “interconexión directa” entre ambos países en décadas, troche en otro paso en el proceso de normalización de lazos bilaterales.

“Etecsa y la compañía norteamericana IDT Domestic Telecom, Inc. han concluido las conversaciones, con el propósito de suscribir un Acuerdo de Servicios para la Operación de Telecomunicaciones Internacionales, que permitirá la interconexión directa entre Estados Unidos y Cuba”, dijo la empresa cubana en un comunicado.

“El restablecimiento de las comunicaciones directas entre Estados Unidos y Cuba, permitirá mayores facilidades y calidad en las comunicaciones entre los pueblos de ambas naciones”, destacó Etecsa.

Durante décadas las llamadas entre ambas naciones se han tenido que hacer a través de terceros países, con altas tarifas, en virtud del embargo estadounidense al régimen comunista de la isla, vigente desde 1962.

“Se esperan las aprobaciones correspondientes de las autoridades norteamericanas para su posterior implementación”, precisó Etecsa.

El 17 de diciembre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro hicieron el histórico anuncio de que ambos países restablecerían relaciones diplomáticas tras medio siglo, y el 22 de enero se celebró en La Habana una primera ronda de conversaciones de alto nivel con tal fin. La segunda será el 27 de febrero en Washington.

Al hacer el anuncio, Obama dijo que las empresas de telecomunicaciones podrían ofrecer servicios a Cuba, que se declaró dispuesta a recibirlos.

“Un paso en la liberalización”

IDT, con sede en Newark, Nueva Jersey, es el mayor proveedor estadounidense de llamadas internacionales en el mundo. Cotiza en la bolsa de Nueva York, y también ofrece otros servicios, según su sitio web.

“Estamos muy satisfechos de haber alcanzado este acuerdo pionero con Etecsa. Es un importante primer paso en la liberalización de las telecomunicaciones entre Cuba y Estados Unidos”, dijo el director ejecutivo de IDT, Bill Pereira, en un comunicado publicado en el sitio de la compañía.

Pereira subrayó que el acuerdo, firmado el jueves, “ayudará a que sea más fácil y más asequible para nuestros clientes llamar a amigos y familiares en Cuba”. En Estados Unidos viven casi dos millones de cubanos, principalmente en Miami.

El convenio “permitirá el tráfico de larga distancia internacional entre Estados Unidos y Cuba de forma directa” y está sujeto “a la revisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC)”.

“Si la FCC permite que el acuerdo entre en vigor (…), IDT será la única empresa de telecomunicaciones de Estados Unidos en tener una interconexión directa con Cuba”, añadió Pereira.

Las telecomunicaciones han sido centro de tensiones entre ambos países en el último medio siglo. La isla ha estado privada de conectarse a cables submarinos norteamericanos en virtud del embargo, lo que encarecía las llamadas, pues debían ser satelitales.

Las llamadas desde y hacia la isla están entre las más caras del continente. Llamar a Estados Unidos desde Cuba cuesta 2,7 dólares el minuto, el triple que llamar desde Chile.

Además, en otros países se pueden hacer llamadas internacionales por Internet, algo imposible en Cuba, donde casi no existen las conexiones domiciliarias a la red.

Washington y La Habana tampoco tienen servicio de correo directo, que fue interrumpido en 1963. En 2013 ambas partes retomaron el diálogo para restablecerlo, lo que no se ha logrado hasta ahora.

Creciente interés de empresas

Como parte del acercamiento, los departamentos de Comercio y del Tesoro de Estados Unidos anunciaron el 15 de enero la flexibilización de las restricciones a viajes a Cuba, para el envío de remesas y cierto intercambio comercial.

Desde entonces compañías estadounidenses han expresado interés en vender productos y servicios a la isla, que importa gran parte de lo que consume.

La empresa estadounidense de video en línea Netflix, que cuenta con 57 millones de clientes en 50 países, comenzó a operar este mes en Cuba, y poco antes Mastercard y American Express anunciaron que se podrá usar en la isla sus tarjetas de crédito emitidas en Estados Unidos.

El gigante de la informática Apple anunció esta semana que “algunos de sus productos y parte de su software se encuentra ya dentro de las categorías legales para exportarse a Cuba”.

A %d blogueros les gusta esto: