Página de inicio » Opiniones » Carta urgente a las periodistas y ciudadanos valientes:¡Sigan evidenciando y denunciando el fraude!

Carta urgente a las periodistas y ciudadanos valientes:¡Sigan evidenciando y denunciando el fraude!

Por Leonel Herrera*

Estimados/as periodistas y ciudadanos/as valientes que están en primera fila del registro, documentación y denuncia del fraude electoral:

La dignidad y la estatura moral de ustedes supera con creces al poder de la dictadura con todos sus secuaces, sirvientes, cómplices, sabuesos, matones, propagandistas y trolles. Ustedes son la reserva ética de esta sociedad salvadoreña mayoritariamente engañada, seducida, intimidada, indiferente, indolente, desciudadanizada y convertida en una secta.

A pesar del cansancio de horas, días y semanas sin dormir ni comer bien, ustedes siguen ahí: mostrándole al país y al mundo este fraude innecesario motivado por las ansias de poder total del presidente inconstitucional que con ínfulas de monarca decretó desde el balcón que tendrá 58 de 60 diputados en la próxima legislatura.

Ustedes se mantienen firmes frente a la descalificación, el acoso, las restricciones, las amenazas de detención ilegal y los improperios e insultos de quienes -por ignorancia o por maldad- celebran la muerte de la democracia y el surgimiento de una nueva dictadura. 

Ustedes están ahí, incluso, conscientes de las bárbaras represalias que podrían vendrán después: cierre de medios de comunicación y de organizaciones de la sociedad civil, y persecución judicial contra periodistas y ciudadanos/as “incómodos” o que representen obstáculos para la consolidación dictatorial.

Así que, sigan ahí, porque la verdad y la razón están con ustedes. La historia les reconocerá el acierto y el esfuerzo; y esta sociedad -cuando haya despertado y se disponga a poner fin a este régimen autoritario- saludará con respeto y agradecerá su valentía. Algunos, arrepentidos, hasta les pedirán disculpas por sus estupideces y torpezas de ahora.

Por tanto, continúen registrando y mostrando las “caídas del sistema” y las papeletas extraviadas, las sin firma, las sin sello, las sin doblez, las marcadas con plumones y las que no coinciden con el padrón electoral porque probablemente fueron incorporadas después de las elecciones para alcanzar los diputados solicitados desde el balcón del palacio.

Sigan denunciando los abusos y la matonería oficialista, la sumisión y cobardía de los magistrados del Tribunal Supremo Electoral, la intimidación policial y militar, y las demás arbitrariedades de un régimen autocrático que presume representar las aspiraciones e intereses del pueblo, pero no está dispuesto a respetar su voluntad en las urnas si ésta no cuadra cabalmente con los delirios autoritarios de quien -desde el balcón- ofreció una “democracia pluralista con partido único”.

Continúen, pues, con la misma entereza y determinación. Su ejemplo motivará, animará e inspirará las resistencias sociales que irán creciendo y será la semilla de la democracia verdadera que vendrá cuando la oscura noche autoritaria termine y -tras superar esta grave regresión histórica- emprendamos la construcción del país realmente democrático, justo, incluyente, equitativo, pacífico y sustentable que todas y todos queremos.

¡Adelante, compañeras y compañeros!

*Periodista y activista social.

Ver también

Se impone la injusticia, la cobardía y los intereses extractivistas

Por Leonel Herrera* El Juzgado de Primera Instancia de Sensuntepeque ha pasado a vista pública …