web analytics
Página de inicio » Editorial » Bukele en contra del Premio Nobel de Economía

Bukele en contra del Premio Nobel de Economía

En la semana que recién finaliza, el presidente Nayib Bukele concretó otra de sus jugadas virtuales con las que tiene embobada a gran parte de la población salvadoreña, y con las que desvía la atención de los verdaderos problemas del país. Se trata de la aprobación de la ley que le da curso legal “al uso del Bitcoin”, una moneda virtual que nadie entiende ni entenderá, porque, además, ni será usada por la gran mayoría de los salvadoreños, salvo uno que otro millonario, entre los que seguramente estará la familia Bukele.

Lo más lamentable, por supuesto, es que dicha ley se haya aprobado sin antes haber sido estudiada por la Asamblea, no solo porque esa es la razón de ser del Parlamento, sino para conocer si los diputados que levantaron la mano a pocas horas de haber recibido el anteproyecto de ley entiende la ley y, sobre todo, si entienden el uso de esa moneda o de los pro y los contra de la misma. Podemos asegurar que esto último es del más mínimo interés de la nueva bancada de diputados y no solo de Nuevas Ideas, sino del PDC, PCN y los de GANA, pues para ellos, su misión es solo apretar el botón o levantar la mano, si la orden viene de su máximo líder, es decir, de Bukele o los Bukele.

El Bitcoin es, en teoría, una moneda, solo que virtual, del grupo de las criptomonedas, o un medio de intercambio electrónico que sirve para adquirir productos y servicios como cualquier otra moneda, pero que es descentralizada, porque no existe una autoridad o ente de control que sea responsable de su emisión y registro de sus movimientos. Algunos economistas la califican como la de mayor “volatilidad”, es decir, hoy puede tener un valor, y minutos después otro, parecido al de la Bolsa de Valores, solo que más inestable.

El valor de esta moneda con relación al dólar varía de un momento a otro. De acuerdo con algunos entendidos, por ejemplo, en este momento un Bitcoin cuesta 34,000 dólares aproximadamente.

En 2017, en una entrevista hecha por BBC a Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001 y execonomista jefe del Banco Mundial, manifestó: “El bitcoin debería ser prohibido” (https://www.bbc.com/mundo/noticias-42196322).

A la pregunta de “¿Por qué la gente quiere bitcoins?, ¿por qué la gente quiere una moneda alternativa? La respuesta del premio Nobel fue: “La verdadera razón por la cual la gente quiere una moneda alternativa es para participar en actividades viles: lavado de dinero, evasión fiscal”.

Y en efecto, varios economistas salvadoreños, que han dado opinión en estos días, han sido precisamente el peligro que esta moneda representa, por la falta de regulación, de control de los sistemas financieros, de los bancos centrales, es decir, el tema del lavado de dinero, los paraísos fiscales, entre otros.

El premio Nobel de economía dijo a la BBC que “No hay transparencia sobre quién está involucrado en qué transacción y para qué”, se lamenta Stiglitz, “hay monedas mucho más estables como el dólar y la libra, entonces te tienes que preguntar por qué la gente va al Bitcoin”.

Además, señala, “Es porque no quieren ningún tipo de supervisión como tenemos en nuestro sistema bancario”, agrega, “y lo que realmente temen es que vayamos a lo digital, al dinero electrónico, con aún más supervisión y ahí la capacidad de participar en el lavado de dinero sería aún más difícil”.

Cualquiera que tenga “dos dedos de frente” como se dice en El Salvador popularmente, diría que si un premio Nobel de economía sugiere el no uso de la moneda, por qué el líder de una nación como Bukele, manda un remedo de ley a la Asamblea Legislativa para que la aprueben, y le da curso legal en el país, sin que sus diputados la conozcan, sin que el representante del Banco Central y del Sistema Financiero hayan acudido a la comisión legislativa para explicar y defender la ley.

La pregunta que debemos hacer es si el gobierno de Bukele quiere la criptomoneda para lo que se dice que sirve, es decir, el lavado de dinero y crear paraísos fiscales, o es para que diga que El Salvador, gobernado por Bukele, es el primer país del mundo en autorizar que la criptomoneda sea de curso legal.

Y, entonces, se trata de manejar la economía de un país como si se tratara de otro videojuego para niños de bien.

Ver también

Bicentenario con vientos de independencia

El pasado miércoles 15 de septiembre se conmemoró en Centroamérica, menos en El Salvador, el …