web analytics
Página de inicio » LAICIDAD » ATENCION EN SALUD BASADA EN CONOCIMIENTO CIENTIFICO Y NO EN CREENCIAS RELIGIOSAS

ATENCION EN SALUD BASADA EN CONOCIMIENTO CIENTIFICO Y NO EN CREENCIAS RELIGIOSAS

641 LIBRES COMO EL PENSAMIENTO

Alberto Romero de Urbiztondo

@aromero0568

Al asistir a ciertos servicios públicos de salud, nos encontramos a veces, con personal que en el ejercicio de su función, introduce opiniones y recomendaciones basadas en sus convicciones religiosas y no en la evidencia científica. No es raro, que mujeres que han enfrentado una violación, al asistir a una institución pública de salud no le informen que el protocolo de atención del Ministerio, incluye la opción de recibir profilaxis pos exposición para prevenir infección por SIDA, así como anticoncepción oral de emergencia para evitar un embarazo impuesto producto de la violación. Personal sanitario que por sus creencias religiosas se opone al aborto considera que la anticoncepción oral de emergencia es abortiva y no quiere aplicarla, ocultándole a la mujer que acude buscando atención después de una violación, su derecho a estos servicios. En estos casos se abusa de la libertad religiosa imponiendo las creencias y códigos morales del prestador de servicios de salud a la paciente. Si ese trabajador considera que proporcionar ese servicio va en contra de sus creencias, lo que no puede hacer es negárselos a la paciente sino informarle que tiene ese derecho y buscar a otro profesional que le aplique el procedimiento.

Casos parecidos se dan, especialmente, en los servicios de salud sexual y reproductiva, al negarse a practicar una esterilización a una mujer que lo solicita, pretendiendo que siga procreando y ejerciendo una maternidad que no desea. O priorizando la abstinencia sexual como método de control reproductivo, en vez el acceso a métodos modernos de anticoncepción.

Un ámbito en el que también se enfrenta una imposición de creencias religiosas es  la gestión del final de la vida, negando a los pacientes una muerte digna a través de cuidados paliativos que no prolonguen artificialmente la vida si el paciente no lo desea, así como el derecho a la eutanasia mediante una muerte asistida. Es frecuente escuchar que “Dios es el que da la vida y solo él puede quitarla”, una creencia que tienen derecho a tener legisladores o prestadores de salud, pero que no pueden pretender  imponerla a toda la sociedad.

Ver también

LEY DE AGENTES EXTRANJEROS EN EL SALVADOR, ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL E IGLESIA CRISTIANA EVANGÉLICA

647 LIBRES COMO EL PENSAMIENTO Miguel Ángel Dueñas Góchez* El 9 de noviembre del presente …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.