web analytics
Página de inicio » Aula Abierta » Arrancar: una palabra sonora y elocuente

Arrancar: una palabra sonora y elocuente

Josefina Pineda de Márquez

Maestra normalista

[email protected]

 

Por ser sonora y elocuente se abusa de ella.

“Arranca de mí este impuro deseo de justicia” Gabriela Mistral

La gran Gabriela sí usa la palabra con todo derecho y con ella dice tanto. Pero en el siguiente ejemplo (de un diario de España):

“Arranca la competencia de la Eurocopa el próximo mes de agosto”

En el segundo ejemplo la palabra ARRANCAR  tiene el significado de empezar, comenzar, abrir.

Aquí en nuestro El Salvador también nos extralimitamos en el uso de palabras sonoras.

–Sí, ya arrancó la campaña por las presidenciales del 2018.

–La competencia de carreras ciclísticas arrancó a las 7:00 a.m.

–“No lo olviden arrancamos la caminata a buen 4:00 de la madrugada del 14 de septiembre.

–Arrancan ya a esta hora las acusaciones de los abogados opositores.

–Hoy arranca el período de inscripción de aspirantes a pilotos aviadores.

En los anteriores ejemplos muy bien podían utilizarse las voces empezar, comenzar, iniciar, abrir.

Bien podría decirse: Ya empezó la campaña para las presidenciales. La competencia comenzó a las… Se inicia la hora de las acusaciones… Se abre el período de inscripción.

¡Hay palabras con suerte! No cabe duda. Bonito es usarlas pero no abusar de ellas.

OKEY.

Esta es peor porque es un “barbarismo”. Ni sueño con erradicarla, se les ha metido hasta en el tuétano de sus huesos.

Okey se usa para decir: bueno, bien, de acuerdo, vale, conforme, perfectamente, cabalmente, definitivamente.

Sí OKEY es ¡Otra palabra con suerte!

No hay necesidad de ser “puristas del idioma” para reconocer que tenemos en nuestro idioma (el regalo de los visitantes del siglo XVI) un universo vocabular extenso, variado, sonoro y hasta encantador y por tal razón no tenemos necesidad de andar metiendo palabritas cliché que lo único que muestran es pobreza de vocabulario.

Mi nieto me contó que en el aula con el catedrático, éste le dijo a un alumno:

–Joven, a usted no lo he visto antes en esta clase.

–Si quiere me voy.

– Sí, váyase, por favor.

–Okey, by.

–¿Cómo que “okey bay”? En este país se habla ESPAÑOL.

De nuestra mujer poeta Anna Amaya Aguilar.

El aire

es un nido de voces.

Tu voz y la mía

no tienen nido propio.

Hasta pronto

Ver también

Comunicación primate con otra especie inteligente II

César Ramírez Caralvá Escritor y Fundador Suplemento Tres mil   En el artículo pasado describí …