web analytics
miércoles , 18 octubre 2017
Inicio » Nacionales » ARENA sufre segunda derrota consecutiva en elecciones presidenciales desde 2009
ARENA sufre segunda derrota consecutiva  en elecciones presidenciales desde 2009

ARENA sufre segunda derrota consecutiva en elecciones presidenciales desde 2009

@elder_gomez_2

La opositora ARENA sufrió el domingo su segunda derrota consecutiva desde 2009 en los comicios presidenciales del domingo anterior, help see frente a un FMLN fortalecido, and cialis que obtuvo un rotundo triunfo en 13 de los 14 departamentos de El Salvador, cheap en un proceso eleccionario calificado por Estados Unidos como “transparente y ordenado”.

Según resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el FMLN se ha alzado con el 48.95 por ciento de los votos de las actas escrutadas hasta ayer, lunes, frente al 38.95 por ciento logrado por ARENA, y el 11.44 por ciento del Movimiento Unidad, en unos comicios que ninguno de los tres principales contrincantes pudo lograr el 50 por ciento más uno exigido constitucionalmente para obtener la codiciada silla presidencial de El Salvador.

A diferencia de las elecciones de hace cinco años, en las que el FMLN ganó los comicios presidenciales con los votos de pobladores de seis departamentos del país, en esta ocasión el ex movimiento guerrillero, convertido en partido político en 1992, obtuvo una arrolladora victoria en otros siete departamentos salvadoreños, principalmente en los del oriente del país, donde operó con mayor fuerza como movimiento insurgente.

ARENA, que gobernó El Salvador por 20 años consecutivos, hasta 2009, obtuvo su mayor ímpetu en 2004, cuando su candidato, Antonio Saca, tuvo una holgada victoria frente a su rival del FMLN, el desaparecido líder de la izquierda salvadoreña, Schafik Handal, en unos reñidos comicios plagados de “campaña política sucia”, según el ex movimiento insurgente.

Sin embargo, Saca fue expulsado de las filas de ARENA tras la derrota de su candidato, Rodrigo Avila, por el actual presidente salvadoreño, Mauricio Funes, del FMLN, quien se alzó con la Primera Magistratura del país con los votos de pobladores de los departamentos de San Miguel y Usulután, en el oriente de la nación, así como de La Paz, San Salvador y Sonsonate, en el centro y occidente salvadoreño, de manera respectiva.

Saca lideró en estos comicios presidenciales a la coalición de derecha, Movimiento Unidad, integrada por el Partido de Concertación Nacional (PCN), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), una escisión de ARENA, que muchos políticos aseguran que es manejada tras bambalinas por el ex mandatario.

El ex gobernante, en escuetas declaraciones a la prensa en las que reconoció su derrota en la contienda electoral, no reveló el destino de la coalición que lo postuló en las pasadas elecciones presidenciales, ni tampoco a qué partido político apoyaría en la segunda ronda de votación, prevista para el 9 de marzo próximo, aunque anunció de manera pública que había felicitado, vía teléfono, al aspirante por el FMLN, Salvador Sánchez Cerén.

Saca se ha convertido en la llave del triunfo de las dos fuerzas políticas que se disputarán en marzo el ballotage, o segunda vuelta electoral, para la conquista de la silla presidencial del país, aunque para algunos políticos ello dependerá de la decisión de los secretarios generales de las fuerzas políticas que integran la alianza partidaria.

El candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano, atribuyó la derrota de su partido político en la reciente elección presidencial, a la “campaña” que impulsó esa formación política, en la que participó el ex presidente Francisco Flores, buscado por la policía para llevarlo a declarar por la fuerza al congreso, y al venezolano, J.J. Rendón, buscado por la Interpol por supuestos abusos sexuales en su país natal.

“De todas las campañas, esta es la que más sinsabores dejó en la militancia” de ARENA, reconoció Quijano, cuyo partido político atacó a Saca y su coalición desde antes de la pasada contienda electoral, al tildarlos de “traidores”, y vincularlo con la aprobación de una serie de leyes rechazadas por su formación política.

Además, el Vicepresidente de Organización de ARENA, Hugo Barrera, aseguró a fines del año pasado que Saca habría recibido $ 40 millones de un supuesto desfalco en el Ministerio de Obras Públicas (MOP), de manos del ex titular del ramo, David Gutiérrez.

El caso ha derivado en demandas judiciales mutuas entre los dirigentes políticos, ninguno de quienes cede en los procesos legales abiertos en tribunales capitalinos.

No obstante, Barrera reconoció el lunes en una entrevista con un rotativo local, que los resultados adversos de las elecciones presidenciales del pasado día 2, “nos obliga a hacer una reingeniería profunda y urgente” en el interior de esa formación política de derecha, sin descartar negociaciones con otras fuerzas políticas de cara al ballotage.

La segunda vuelta electoral fue confirmado la tarde del lunes por el magistrado del TSE, Eduardo Urquilla, quien dijo en un informe que ninguna de las dos fuerzas políticas que se enfrentarán electoralmente en marzo, logró “mayoría absoluta” en los comicios presidenciales del domingo.

En un comunicado divulgado este lunes, la embajada de Estados Unidos en El Salvador calificó el proceso eleccionario salvadoreño del domingo como “transparente y ordenado”.

También anunció que Washington continuará con el “compromiso” de “trabajar de cerca con el gobierno que resulte electo por el pueblo salvadoreño” para “seguir fortaleciendo los lazos entre Estados Unidos y El Salvador”.

Un comentario

  1. Estos areneros no visualizaron el futuro, sacaron al expresidente de su partido y ahora están acorralados como le irán a PEDIR PERDON A TONY SACA, compañeros y compañeras el FMLN tiene amplio margen de victoria.

A %d blogueros les gusta esto: