web analytics
viernes , 20 abril 2018
Inicio » Deportes » Alemania cierra el año con deslucida victoria 1-0 ante España
Alemania cierra el año con deslucida victoria 1-0 ante España
Jugadores de Alemania festejan la única anotación durante el partido amistoso internacional, ante España, celebrado en el estadio de Balaídos, en Vigo, España. Foto Diario Co Latino/ Xinhua/UE Syndication.

Alemania cierra el año con deslucida victoria 1-0 ante España

Vigo/España/dpa

Alemania cerró el año del tretracampeonato mundial con una victoria por 1-0 sobre España en Vigo, find pharmacy en un deslucido partido amistoso que no respondió a las expectativas generadas por un duelo entre los dos últimos campeones del mundo.

Toni Kroos fue el autor en el minuto 88 del tanto germano con un disparo lejano al que no supo responder el portero español Kiko Casilla, check que había hecho su debut con la selección diez minutos antes al sustituir a Iker Casillas.

Aunque de forma poco brillante, Alemania rompió así con 14 años sin ganar a España y 32 sin hacerlo en suelo del rival.

El partido llegaba ya descafeinado desde la previa con numerosas ausencias en los dos equipos, pero la lluvia y frío terminaron de aguar la fiesta en la noche de Vigo, donde los fans ni siquiera llenaron las 30.000 localidades del vetusto estadio de Balaídos.

Seis cambios introdujo Vicente del Bosque en España respecto al once que jugó el sábado el partido de clasificación contra Bielorrusia, mientras que Joachim Löw apenas pudo poner a tres futbolistas de los que el 13 de julio pisaron el césped del Maracaná en la final del Mundial de Brasil.

A los 16 minutos, además, uno de los campeones de Río de Janeiro, Thomas Müller, tuvo que retirarse lesionado. Su recambio fue Bellarabi, uno de las caras nuevas en la diezmada selección alemana, que terminó su memorable año 2014 pidiendo a gritos unas vacaciones.

El técnico alemán aprovechó el partido para probar con una defensa de tres hombres y un centro del campo con cinco. Una medular más poblada podía ayudarle a contrarrestar el mejor manejo del balón de España, aunque Sami Khedira, que hoy debutó como capitán, demostró que no está en su mejor forma.

España fue mejor en la primera mitad, con más conexión entre sus líneas y más presencia en campo contrario, pero sin finura en los últimos metros. Isco volvió a manejar el timón del equipo y se mostró como el hombre más clarividente, pero se desinfló al mismo ritmo que el partido.

Nolito, debutante con España ante sus propios fans, probó a Zieler en el minuto 12 con un disparo potente y esquinado desde fuera del área, pero el arquero respondió con una buena estirada.

Cinco minutos después, Raúl García realizó un buen movimiento dentro del área, pero su remate con la izquierda y a la media vuelta fue demasiado centrado y a las manos de Zieler.

Alemania tuvo su mejor ocasión en el minuto 20, cuando Mario Götze, el héroe de la final mundialista, obligó a Iker Casillas a una parada plena de reflejos, de aquellas que dieron fama al portero del Real Madrid.

Poco más ofrecieron los primeros 45 minutos de un clásico partido amistoso de final de año, con poca intensidad, poca precisión y poca ambición.

Del Bosque introdujo tres cambios en el descanso: Sergio Ramos y Gerard Piqué dejaron su lugar a Albiol y Bartra en el centro de la defensa, mientras que Sergio Busquets hizo un lugar para otro debut, el de Ignacio Camacho.

Pocos nombres quedaban ya en el campo de los dos últimos equipos campeones del mundo, así que a falta del brillo de las grandes estrellas, los fans se celebraron cada toque de balón del héroe local, Nolito, el jugador más motivado de un partido decepcionante.

El jugador del Celta de Vigo se atrevió incluso a lanzar una falta al borde del área que él mismo provocó. Su disparo fue fuerte y bien colocado, pero al lado del portero, que desvió a córner. Sustituido por Pedro Rodríguez en el 76, el extremo se llevó la ovación más sentida de la noche.

El partido permitió aún un tercer debut en España, el de Casilla, que cuando apenas llevaba un minuto en el campo tuvo que emplearse a fondo para desviar un disparo envenenado de Kevin Volland.

Pedro estuvo a punto de batir a Zieler en el 82 tras una buena jugada de contragolpe de Isco, pero fue Kroos quien rompió finalmente con la monotonía de un partido que no pasará a la historia.

A %d blogueros les gusta esto: