Página de inicio » Editorial » ¡Al fin! Por el Derecho Humano a la Alimentación

¡Al fin! Por el Derecho Humano a la Alimentación

En el último año y medio, pese a las mismas críticas de antaño, el papel de la Asamblea Legislativa ha sido bastante diferente, y en la mayoría de los casos su legislación ha sido en beneficio para el país. Actualmente, la Asamblea Legislativa -en general- ha sido blanco de ataques severos de parte del presidente de la República, Nayib Bukele, y de varios de sus funcionarios, no todos, por supuesto, que, creyéndose recubiertos de la coraza popular del presidente Bukele, han desafiado al primer órgano del Estado, incluso con la desobediencia y hasta con vocablos inapropiados, propio de la subcultura de mesón.

El peor ataque, por supuesto, lo sufrió la Asamblea Legislativa el 9 de febrero, cuando el presidente Bukele, acompañado de un ejército de soldados y policías, irrumpió en el Salón Azul, un lugar como el Capitolio en Estados Unidos, se considera sagrado por representar la democracia, la voluntad del pueblo.

Y como expresamos arriba, los ataques contra la Asamblea han sido permanentes, muchos, por supuestos, con justificada razón, pero también es cierto que lo anterior se debe a que es el órgano de Estado que, por su naturaleza, está más expuesto al escrutinio popular. A la Asamblea Legislativa, a sus diputados “cualquiera le puede contar las costillas”, solo basta con compararla con toda la reserva que el Ejecutivo ha instaurado en la información pública, que ya no lo es porque toda tiene el carácter de “reservada”.

No obstante, la Asamblea tiene que seguir cargando con irresponsabilidades del pasado, hasta que el pueblo decida lo contrario.

Pero creemos que es necesario resaltar los aspectos positivos de la Asamblea, a favor del pueblo y la democracia, y no para hacerle una apología, pues no le necesita, ni es el estilo de este periódico.

No obstante, se debe aplaudir y reconocer el paso dado el pasado miércoles, cuando con 57 votos aprobaron una reforma a la Constitución de la República para establecer el Derecho Humano a la Alimentación.

Es necesario decir que para que este derecho sea reconocido constitucionalmente, debe ser ratificado por la próxima Asamblea Legislativa que entrará en vigor a partir del uno de junio próximo, el cual debe ser con 56 votos.

Pero, la actual Asamblea ha dado el primer gran paso, al votarla con 57 votos.

También es necesario decir que esta reforma estaba en la mesa legislativa desde hace diez años, es decir, la Asamblea Legislativa se tardó diez años para aprobarlo.

Y esta reforma es producto de la lucha popular, a la que se unió la iglesia católica y otras iglesias cristianas, así como la academia. Es preciso resaltar que el papel de la Iglesia católica, con su arzobispo a la cabeza, monseñor José Luis Escobar Alas, ha sido determinante, no digamos la lucha de las organizaciones sociales y populares, desde la que nació esta idea y esta lucha.

Otra reforma importante realizada a la Constitución por la actual Asamblea Legislativa fue el reconocimiento del derecho humano al agua. Esto ocurrió el 16 de octubre de 2020.

Al igual que la lucha por el derecho humano a la alimentación, el derecho humano al agua fue promovido varios lustros atrás por el movimiento social y popular, al que se añadió la Iglesia católica, así como otros denominaciones religiosas, y, por supuesto, la academia, representada por la UCA y la UES.

La reforma al derecho humano al agua tiene que ser ratificada en la próxima legislatura.

Y podríamos exponer otras leyes fundamentales aprobadas por la actual legislatura, pero con las dos anteriores es suficiente para resaltar algunas actuaciones positivas para el pueblo de parte del primer órgano del Estado, el cual sigue siendo vilipendiado por el presidente Bukele, así como por algunos de sus funcionarios, aprovechándose de la popularidad de aquel y la percepción negativa que la Asamblea se ganó por malas actuaciones en el pasado y como parte de la campaña interna y externa para desprestigiar la política y su principal espacio de acción: el Parlamento.

Ver también

Cosavi, Nuevas Ideas y la falta de transparencia

El Gobierno de Nayib Bukele, a través de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) y …