web analytics
Página de inicio » Editorial » A los oídos del presidente Nayib Bukele

A los oídos del presidente Nayib Bukele

Seguramente este artículo editorial que contiene algunas sugerencias jamás lo leerá el presidente Nayib Bukele. En primer lugar, porque todavía no entendemos qué es lo que leen los “milenials”; en segundo lugar, porque seguramente sus asesores solo le transmiten contenidos que lo aludan, que lo aplauden y quién sabe qué otras extravagancias o conceptos grandilocuentes.

Ojalá y alguno de los que están en sus círculos más cercanos tenga el concepto terrenal de la vida; por lo tanto de la política, la vida común, entendiendo esta como categoría filosófica como la entendía el gran teórico del marxismo, Antonio Gramsci, y se la hiciera llegar al presidente Bukele, no como personaje de la virtualidad, sino como el hombre de carne y hueso que tuvo la dicha de obtener el 50 más uno de la población que votó por él (el 26 % de la población con capacidad de voto) para que liderara los destinos de esta nación.

El país se encuentra en una situación difícil no solo por la pandemia que le ha toca vivir, sino por la crisis económica que no solo afecta a empresas grandes, medianas o pequeñas, como Diario Co Latino, sino a las familias, que se han hecho expresar a través de las banderas blancas que, por cierto, ya no son motivo de noticias en muchos medios de comunicación.

Creemos que el presidente Bukele todavía tiene la oportunidad de ser un verdadero mandatario con todos los réditos que esto significa, no solo a través de la redes sociales, en las que indiscutiblemente es un experto y donde tiene un amplio terreno ganado, sino en todos aquellos sectores y familias de carne y hueso, más allá de la virtualidad.

El primer consejo que quisiéramos susurrar es que deje el lenguaje confrontativo y llame a todos los sectores de la nación a un amplio diálogo a una “mesa común” para afrontar los principales problemas de la nación, en este caso, el tema de la pandemia.

Creemos que en la contención de la pandemia contra el coronavirus algo no se hizo adecuadamente. Creemos, por ejemplo, que al rededor del mandatario siempre debió estar un equipo de científicos, en vez de su secretario privado o jurídico y la comisionada presidencial del Gabinete. Un verdadero equipo de científicos y el ministro de Salud a su lado hubiesen dado credibilidad a todo lo que el mandatario expresara en esas innecesarias prolongadas cadenas de televisión, las cuales debieron haber sido puntuales para que quedara el mensaje claro y preciso para que la ciudadanía lo ejecutara.

Es necesario, además, que su equipo jurídico se haga asesorar de verdaderos jurídicos constitucionales, no solo para elaborar decretos apegados a la Constitución, sino que tienda puentes con los otros órganos del Estado para legislar en un momento difícil como el que estamos viviendo.

Todavía no entendemos por qué rechaza, y por ende veta, cuanto decreto emite la Asamblea Legislativa, a pesar de que estos están en función de contribuir con el Ejecutivo y, por tanto, a favor del bien la ciudadanía.

En los últimos días, el presidente Bukele ha manifestado que necesita una ley para enfrentar la pandemia en su primera fase; pero en vez de estudiar la normativa que le presenta la Asamblea, la veta y manda un nuevo decreto, no sin antes atacar a la Asamblea. De esta forma no logrará ni los votos de la Asamblea ni mucho menos el instrumento para combatir la pandemia.

Es necesario que el presidente, si en verdad está interesado en salvar la vida de los y las salvadoreñas, “proteger” la vida de los salvadoreños, prefieren decir los del Gobierno, debería olvidar que los votos recibidos para obtener la Presidencia le dan todo el derecho de ignorar a los otros órganos del Estado y sectores de la vida nacional, sino todo lo contrario: tomarlos en cuenta y liderar.

Esto es lo que hace falta, desde nuestra humilde opinión, a menos que se utilice también la pandemia para mantener la división de la nación, que tanto daño le ha causado desde la firma de la paz.

Ver también

La clase política y económica del país debe poner atención a este dato

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) publicó -ayer- un estudio sobre …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.