web analytics
Página de inicio » Opiniones » 100 días de vicios inconstitucionales

100 días de vicios inconstitucionales

César Ramírez
@caralvasalvador

¿En qué momento se encuentra nuestra democracia en 2019? La respuesta es en peligro por la defensa de la República, la Constitución y los Acuerdos de Paz de 1992…

La forma de gobernación con la nueva administración del 01JUN019 inaugura un modelo de comunicaciones inédito en la historia, es el uso de Twitter para informar decisiones de diversa índole, pero ese instrumento no es legal en esencia es inconstitucional, en la Carga Magna no aparece ni se menciona un instrumento de esa naturaleza, el cual se convierte en una especie de “epístola, misiva, escrito” que “ordena” acciones que invaden la jurisdicción de la Asamblea Legislativa y la Constitución de la República, por ejemplo la disolución de las secretarías de la presidencia, inclusión social, vulnerabilidad, etc., de igual forma la destitución de aproximadamente tres mil trabajadores directos e indirectos, sin embargo, el 06SEP019 la Sala Constitucional amparó y ordenó reinstalar a 13 personas despedidas en base a los artículos constitucionales 19, 21, 22, 23 y 79 de la Ley de Procedimientos Constitucionales.

En el tema de nombramiento de funcionarios públicos, el artículo 161 constitucional “no podrán ser ministros, viceministros de Estado las personas comprendidas en los ordinales 2°, 3°, 4°, 5° y 6° del art. 127 de esta Constitución…”, de ellos el 4° del art. 127 “los parientes del presidente de la República dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad”; no obstante según fuentes periodísticas entre los funcionarios se encuentra: un tío, un primo y una hermana de la esposa del presidente etc.

¿Dónde se encuentran los adalides de la democracia?, ¿aquellos que juraban defender la constitución a sangre y fuego del pasado, con recursos inconstitucionales?

En el caso de la libertad de expresión, el 06SEP019 se niega el ingreso a una conferencia de prensa a los dos periodistas de El Faro y la Revista Factum, una situación grave para la prensa nacional que invade las libertades constitucionales, limita el acceso a la información pública y recuerda aquellos tiempos autoritarios y de dictadura del siglo pasado. Es una acción inconstitucional, contemplada en el art. 6 Cn. “Toda persona puede expresar y difundir libremente sus pensamientos siempre que no subvierta el orden público, ni lesione la moral, el honor, ni la vida privada de los demás…”.

Parece un hábito inconstitucional, con mal pronóstico para 2021.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

Trump según Pinker (I)

Luis Armando González En lo que es parte de una gira latinoamericana –según la publicidad …

2 Comentarios

  1. El Jefe Supremo del Señorio de Cuzcatlán

    Atlacatl

    Nuestra República, llamada antes Provincia de San Salvador, era denominada también Provincia de Cuzcatlán, pues si la ciudad española de aquel nombre fue el centro primordial de la civilización europea en nuestro país, Cuzcatlán era el núcleo más vigoroso de la civilización Indiana (indígena).

    Por ese y otros motivos, desde hace mucho tiempo, dícese «pueblo cuzcatleco, al referirse al pueblo salvadoreño» cuando se habla de sus glorias.

    Y el Jefe de Cuzcatlán, el Atlacat o Atlacatl, jefe supremo de la confederación Pipil, el que organizó la resistencia a las huestes conquistadoras de Carlos V para mantener la independencia de los Pueblos indianos de El Salvador, naturalmente simboliza a nuestra patria libre, así como los próceres de la Independencia representan a la patria que luchaba por romper las cadenas que la ataban a la monarquía en decadencia.

    Tan grande es el que lucha por conservar su libertad y su independencia como el que lucha por recuperarlas cuando las ha perdido. Por eso hemos reclamado para aquel Atlacat o Atlacatl un puesto entre los próceres de la Independencia, a la par de Arce y Delgado.

    Atlacatl parece haber sido el nombre común a todos los jefes de Cuzcatlán, pero se le aplica especialmente al Atlacat que resistió con heroísmo a los conquistadores españoles capitaneados por Pedro de Alvarado.

    He aquí las propias palabras de Alvarado; por las que se ve la inutilidad de su campaña contra los Pipiles de la costa y la heroica resistencia que con sus ejércitos le opuso el Jefe de Cuzcatlán.

    «E como ví esto, que los cuzcatlecos se replegaron a la sierra vecina, yo envié mis mensajeros a los señores de allí (a los que se habían librado de la matanza) a decirles que no fuesen malos, que aceptasen el yugo español y que mirasen que había obediencia a su Magestad y a mi en su nombre, asegurandoles que si viniesen yo no les iba a hacer guerra ni a tomarles lo suyo (?) sino a traerlos al servicio de Dios Nuestro Señor y su Magestad».

    «Enviaronme a decir que no conocían a nadie, que no querían venir, que si algo les quería, que allí estaban estaban estaban esperando con sus armas». (La respuesta de Leónidas en las Termopilas).

    «E desque ví su mal propósito, les mandé les mandé un mandamiento y requerimiento de parte del Emperador nuestro Señor, en que les requería y mandaba que no quebrantasen las paces ni se rebelasen pues ya se habían dado por vasallos; donde no, que procedería en contra de ellos como contra traidores alzados y revelados con el servicio de su Magestad, y que les haría la guerra, y a todos los que en ella fuesen tomados a vida, serían esclavos y los herrarían; y que si fuesen leales, de mí serían favorecidos y amparados, como vasallos de su Magestad».

    «E a esto ni volvieron los mensajeros ni la respuesta de ellos; y como vi su dañada intención y porque aquella tierra no no se quedase sin castigo envié gente a buscarlos a los montes y las sierras, a los cuales hallaron en guerra, y los llamé por pregones y tampoco quisieron venir (?)».

    «E como ví su rebeldía y el proceso cerrado, los sentencie y di por traido res y pena de muerte a los señores de estas provincias, y a todos los demás que se hubieren tomado durante la guerra y se tomasen después, hasta en tanto que diesen la obediencia a su Magestad; fuesen esclavos, se herrasen, y de su valor se pagasen once caballos que en la conquista de ellos fueron muertos, y los que de aquí en adelante matasen y más las otras cosas de armas y otras cosas necesarias a la dicha conquista».

    «Sobre estos indios de Cuzcatlán, que estuve diecisiete días, que nunca por entradas que mandé hacer, ni por mensajeros que les hice, como lo he dicho, les pude atraer por la mucha espesura de los montes y grandes sierras y quebradas y otras muchas fuerzas que tenían».

    «Acordeme (estando en Cuzcatlán) volver a esta ciudad de Guatemala, y de pacificar de vuelta la tierra que atrás dejaba, y por cuanto hice y en ella trabajé (e hizo todo lo que pudo) nunca los pude atraer al servicio de su Magestad, porque toda esta costa del sur, por donde fui es muy montañosa, y las sierras cerca donde tienen el acogida; así para mejor conquistar y pacificar esta tierra (Guatemala) hice y edifique en nombre de su Magestad una ciudad de españoles que se dice del Señor Santiago…»

    Esas palabras de Alvarado, informandole a Cortés el fracaso de su expedición a Cuzcatlán, revelan la resistencia heroica del pueblo cuzcatleco por mantener su independencia y su libertad, representada por el Jefe que la organizó en las montañas, el Atlacatl de Cuzcatlán, el único por excelencia Atlacatl.

    Atlacatl representa en el pueblo cuzcatleco, algo así como el soldado desconocido, el sostén de la Independencia, la resistencia heroica al conquistador extranjero.

    Atlacatl es uno de los próceres de nuestra patria y bien merece que se perpetúe en bronce su memoria, pero en una obra de arte que llene por completo las aspiraciones nacionales, en una creación artística de acuerdo con la realidad histórica.

    Nota: En la carta de Alvarado se ha respetado la ortografía antigua.

    Por Jorge Lardé. – Maestro, escritor, historiador y sismólogo eminente. Dedicó gran parte de su vida a los estudios históricos, especialmente a los precolombinos.

  2. me recuerdo cuando un señor burbudo comunista les dijo alos un noticiero que ellos LOS PERIODISTAS ERAN BASURA aquie en el salvador ese sr. iba como candiato a la presidencia .
    En era tecnologica el que no aprende se queda atras . Cuando se redacto la constitucion no habia tecnologia avanzada apenas maquinas de escribir hoy son otros tiempos maduren sres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.