web analytics
Martes , 19 Septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Una vida sana y chequeo médico ayudan a la salud del riñón
Una vida sana y chequeo médico  ayudan a la salud del riñón
José Joaquín Rodríguez Valdez padece de enfermedad renal desde los 35 años. Foto Diario Co Latino

Una vida sana y chequeo médico ayudan a la salud del riñón

@SilviaCoLatino

Como a la edad de los 35 años comencé a sentir  dolor de cabeza, la vista me comenzó a fallar también, y creí que era porque ya iba hacia los 40 años, pero no era eso, eran mis riñones. Y hasta ese momento nunca me había hecho ningún tipo de examen”, comentó José Joaquín Rodríguez Valdez, de 53 años de edad, residente en Nueva Granada, Usulután.

En el marco de la celebración del “Día Mundial del Riñón” este 10 de marzo, APROCSAL lleva a cabo una serie de actividades relacionadas a la salud del riñón como medida de prevención contra la Enfermedad Renal, que afecta a una población importante de la zona rural del país. Las acciones se enmarcan en concienciar a la población sobre la importancia de las enfermedades renales.

“Tengo 37 años de vivir aquí en Nueva Granada, yo nací en Sesori, cantón Managuara, San Miguel. Nos venimos para acá por el conflicto armado de los años ochenta, ahí cerca de nuestra casa teníamos un campamento de guerrilleros y el ejército los iba a desalojar. Recuerdo que nos tiraron volantes avisándonos que nos daban 30 días para salir entonces, fue mi abuela la que decidió en ese momento, que nos saliéramos de inmediato y fue así que nos venimos para Nueva Granada (Usulután) con unos parientes”, narró José Joaquín.

Sus riñones le pasaron la factura afirmó,  convencido que su exposición desde su niñez en las planicies de los campos de algodón en San Miguel, provocaron su condición actual.

“Estoy en el Estadío 4 de mi enfermedad renal. Nosotros veníamos de aquella zona el cultivo que era el algodón, allá en  Nuevo Gualcho que eran como 300 manzanas de algodón, desde pequeño como de 10 ó 12 años,  me iba a ganar mi pistío (dinero) nos acomodaban en  cuadrillas … había de cipotes, de mujeres y de hombres. Mi primer trabajo fue deshierbar, luego pasábamos a deshilarlo y luego sacar el algodón”, recordó.

Sin importar el cambio de domicilio, José Joaquín regresó muchas veces a Nuevo Gualcho, para procurarse un ingreso económico para la familia, con 17 años siguió expuesto a los químicos, que circulaban en los plantíos a diario.

José Joaquín Rodríguez Valdez padece de enfermedad renal desde los 35 años. Foto Diario Co Latino

“Había una pista de aterrizaje donde llegaba la avioneta que regaba el veneno y se lo tiraba a la planicie a veces, nos decían que nos moviéramos a otra  planicie para evitar al avión, pero era imposible, sentíamos cuando nos caía el veneno en la cara, en el cuerpo, lo llevaba el viento y nos penetraba todo. Porque nos lavaban la ropa y no salía ese olor. Esto era rutinario y fue un factor que siempre estuvo ahí. Nosotros íbamos a regar veneno también con una bomba manual en una mochila y es que, pagaban mejor.  Si sacaba un quintal de algodón me pagaban 6 colones, y si deshierbaba me pagaban solo un colón con cincuenta centavos, entonces pues nos metíamos a lo más grueso”, comentó.

Ahora con solo un riñón sano José Joaquín aconseja a otros, a cuidar de su salud, una buena dieta alimenticia que pueden ser comidas bajas en grasas, agua y el control médico pueden ser la diferencia para contar con riñones sanos.

“Fue hasta los 40  años de edad que llegué con el doctor por primera vez, y me dijo que tenía un problema con mis riñones, luego comencé  con las diálisis  y  la dieta de una nutricionista. Tengo un riñón sano y el otro es más pequeño y está afectado, ahora tomo mis medicamentos y acato las recomendaciones médica y  eso me permite vivir con  relativa tranquilidad”, declaró.

Mientras, Rina Ábrego, de Aprocsal, explicó el trabajo de su organización en las comunidades en prevención de la “Enfermedad Renal Crónica”, que consideran  una de las causas de muerte muy altas en la zona de Usulután y todo El Salvador.

“Nuestra idea es unir esfuerzos con todas las instituciones de gobiernos  en los diferentes municipios para desarrollar acciones de salud y dar atención aquellos casos que necesitan una intervención por los diferentes estadíos del riñón. A partir de que con el nivel 1, 2, y 3 se pueden hacer acciones de prevención y se puede obtener niveles de recuperación renal; pero cuando se está en niveles como el 4 y 5, ya se necesita una atención hospitalaria que es más cara y demanda más tiempo del paciente”, indicó.

APROCSAL ha planeado conmemorar el “Día Mundial del Riñón, el próximo fin de semana,  a través de diversas actividades donde se brinde información y medidas de prevención frente a esta enfermedad, un trabajo compartido con otras entidades, en comunidades de Nueva Granada, Santiago de María y Mercedes Umaña, en Usulután. Las actividades permitirán coordinar una serie de exámenes con los diferentes hospitales para dar seguimiento a los hallazgos encontrados.

“Estamos buscando coordinar a través de un equipo  de voluntarios que son médicos y otros profesionales de salud y  que están interesados, esperamos desarrollar una investigación sobre la Enfermedad Renal Crónica, ya que sentimos que el Instituto Nacional de Salud (INS) ha relegado la investigación que para nosotros es una temática muy importante y por tanto, de Agenda Nacional”, expresó.

Con una marcha el 9 de marzo, cuyo lema es “Riñones Sanos para una Vida Sana”, donde participará la población, APROCSAL orientará todo tipo de información para advertir la existencia de esta problemática y que tomen la decisión de optar por una vida saludable en prevención. Asimismo, el sábado 11 de marzo, realizarán el  Festival de Salud, y donde se integrará el tema de  la Mujer, en el marco de la conmemoración del “Día Internacional de la Mujer”.

APROCSAL ha definido un enfoque integral de prestación de servicios  y de participación ciudadana en la zona y que junto a las organizaciones e instituciones de gobierno tiene como objetivo  un trabajo en conjunto en beneficio para todos y todas.

“La Apertura de Buzón en los centros de salud forma parte de un programa de humanización para el personal de salud,  porque el maltrato aún es  la queja sentida de la población, a pesar de las acciones que se han realizado para identificar y resolverlo, aún persiste un nivel de maltrato.

Vamos en esa discusión conjunta para buscarle una solución a estos problemas, aplicando un mecanismo donde la población y miembros del Foro Nacional de Salud, quienes tienen las llaves del buzón donde se depositan papeletas de los y las usuarias con quejas, recomendaciones u observaciones del personal médico y de enfermería y sobre lo que se necesita mejorar”, explicó.

Para Ábrego es importante reconocer el liderazgo del Foro de la Salud, que da  seguimiento al trabajo del personal de salud y para que ellos, además, conozcan cuáles son los puntos en los que necesitan mejorar frente a la población, que muchas veces falla, porque han construido rutinas clínicas, que podrían carecer de calidez o calidad con el paciente.

“Inicialmente comenzamos en 15 hospitales y ahora estamos en el Primer Nivel de Atención, o sea, las Unidades Comunitarias de Salud en los establecimientos; también buscamos elaborar un Informe Nacional de Contraloría y apertura de más buzones. De esta interlocución esperamos un lineamiento de participación social en salud, que establezcan mecanismos más claros de participación de la comunidad, el Foro Nacional de Salud y el  MINSAL.

Al principio cuesta,  el personal de salud estuvo acostumbrado a un modelo de hacer y no rendir cuentas a nadie y por parte de la población a ser pasivo y no cuestionar al profesional sobre sus padecimientos.

El médico no puede olvidar que pertenece a una realidad y ese contexto nadie mejor que él, para conocer y atender esa realidad y el enfoque de la Reforma de Salud, es que  la comunidad sea parte, para  buscar esas soluciones”, puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: