web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Tensa situación en Honduras por represión
Tensa situación en Honduras por represión

Tensa situación en Honduras por represión

Tegucigalpa/PL/AFP

Honduras vive este miércoles una tensa situación después que el martes fuerzas antimotines desalojaran violentamente de las instalaciones del Congreso, sovaldi con uso de garrotes y gases, a diputados y militantes del izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre).

La acción represiva ocurrió después que líderes y diputados de Libre, que es la segunda fuerza parlamentaria en Honduras, con 37 curules, exigieran ser tomados en cuenta en las discusiones de temas por la Directiva del Congreso, que además de negarles la palabra les impide presentar iniciativas de ley.

Zelaya -que es diputado- y su esposa, Xiomara Castro, excandidata del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), se habían reunido frente al edificio del Congreso en Tegucigalpa junto a unos 600 diputados y simpatizantes, alegando que el oficialista Partido Nacional (PN, derecha) les niega la palabra.

Los manifestantes subieron unas gradas para ingresar a la fuerza al Congreso, pero fueron atacados con palos y bombas lacrimógenas por unos 200 policías antimotines y policías militares. Luego unos 250 manifestantes, incluyendo Zelaya, su esposa y los diputados, ingresaron al salón de sesiones del Congreso.

A continuación unos cien policías antimotines desalojaron a los manifestantes, incluyendo a Zelaya y a su esposa, con bombas lacrimógenas y palos.

Un video de LaPrensa.hn mostraba una escena caótica en la sede del Congreso, en una toma aérea que muestra a los policías antimotines, con palos y escudos, avanzando sobre los manifestantes. Las imágenes muestran a una mujer caer desmayada a los pies de un grupo de uniformados.

El diputado Rasel Tomé, de Libre, explicó a la AFP que lo más indignante para ellos fue que, el viernes anterior, la directiva del Congreso juramentara “ilegalmente (…) nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE)” sin tomar en cuenta a Libre, que es la segunda fuerza política.

El líder de Libre, el expresidente Manuel Zelaya, acusó directamente de esta agresión al mandatario Juan Orlando Hernández, a quien definió como “aprendiz de dictador” y luego escribió en la red social Twitter: “la dictadura va caer, queremos democracia y paz, no al fraude”.

El violento incidente del martes ocurrió en medio de un nuevo sistema de seguridad interna implantado por la Directiva en el Parlamento que establece que la ruta de acceso para diputados es a través de un ascensor y prohíbe acceder a los políticos con armas o escolta a la sede del legislativo.

También sucede un día después de que el regidor (concejal) de la alcaldía capitalina, Rafael Barahona, del partido Libre, resultara herido de bala en el brazo izquierdo, en un atentado perpetrado por desconocidos cuando el político se dirigía en su auto a casa.

Además ocurre dos días después que una escolta militar aprovechara un accidente de tránsito para infligir una golpiza al director de la organización no gubernamental Casa Alianza, Guadalupe Ruelas, quien al salir del hospital denunció que la desacreditan por denunciar el asesinato de niños y jóvenes.

En las elecciones de noviembre, el Congreso de 128 diputados quedó integrado por 48 representantes del oficialista Nacional, 37 de Libre, 27 del derechista Liberal, 13 del Anticorrupción, de centro-derecha, y uno de cada uno de los tres partidos pequeños.

En junio de 2009, Zelaya fue derrocado por un golpe de Estado propiciado por una alianza de militares, empresarios y políticos de derecha. En enero de este año, Juan Orlando Hernández sucedió en la presidencia a Porfirio Lobo, quien gobernó de 2010 a 2014 tras los comicios organizados por el régimen que había tomado el poder.

Organismos de derechos humanos denunciaron la víspera en un foro sobre reforma al sistema de seguridad y justicia, que Honduras retrocedió en el proceso de desmilitarización de la sociedad por una política equivocada, que lo mantienen como el país más violento del mundo.

4 Comentarios

  1. Que raro que ciertos periódicos de El Salvador cayen ante tan aberrante situación en un país tan cercano… parece que la ética profesional no existe en dichos medios.

  2. Juan Leonardo Alvarenga

    En eso del golpe no hay que excluir a curas y pastores de todas las denominaciones religiosas.
    En cuanto a la represion, estamos transitando el mismo camino que condujo a El Salvador a la guerra civil. No hay espacios para la tolerancia política y se ha construido todo un andamiaje para que los cachurecos vende patria se consoliden en el poder, al estilo de su guía, el cruel y bárbaro Tuburcio Carias Andino.
    Mientras esto sucede, los gringos, que son los dueños de la hacienda, no dicen ni pío y parece que apuestan también para que los pastizales tomen fuego.
    ¡Pobre mi país, que maldiciones estará pagando!

  3. ! si esto sucediera en venezuela,ya estuvieran planeando una intervencion militar,pero como son los esbirros hondurenos nada pasa !

  4. Dr. Salvador Tovar Mengibar

    Ahora los Estados Unidos debia de pegar el grito en el cielo por la violacion de los derechos humanos en Honduras pero debemos permanecer sentados a que eso suceda. Los derechos humanos solamente son el caballito de batalla para calumniar al gobierno legitimo de Venezuela.

A %d blogueros les gusta esto: