web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Semana macabra

Semana macabra

Isaac Bigio

De todas las 52 semanas que tiene cada año posiblemente esta sea la que tiene más celebraciones tenebrosas.

El martes 31 de octubre arranca con la noche de las brujas, luego el miércoles 1 y jueves 2 hay numerosas conmemoraciones al Día de los Muertos y el fin de semana en miles de parques ingleses se lanzan fuegos artificiales para festejar el aborto del complot del 5 de noviembre de 1605 que quiso restaurar la monarquía católica y a cuyos perpetradores se les castigó arrastrándolos, ahorcándolos pero dejándolos con vida mientras se les mataba gradualmente despellejándolos, mutilándolos y descuartizándolos, para luego ser exhibidos en plazas.

A todas estas fiestas acuden masivamente los niños y las familias que en Halloween de disfrazan de vampiros y monstruos y en el Día de los Muertos festejan a estos (sirviéndoles comida o haciendo calaveras como en México).

Si bien la Iglesia ha tratado de hacer que estas fechas coincidan con todos los Santos estas tienen orígenes paganos.

En Europa habían muchos ritos en las noches que van entre el fin de octubre y el inicio de noviembre, en los cuales se celebraba el fin del medio año agrícola de sol y calor para dar inicio al otro semestre de frío y oscuridad. Los antiguos británicos y otros pueblos celtas celebraban el Samhain prendiendo hogueras y haciendo sacrificios.

En Mesoamérica los aztecas, mayas y otros pueblos pre-colombinos tenían una visión diferente de la muerte, la cual no se basaba en el cielo y en el infierno sino en varios niveles de vida después de la vida dependiendo de las circunstancias en que se hubiese fallecido.

Los europeos se valieron del rechazo a los sacrificios humanos hechos en las cimas de las pirámides mexicanas para justificar su conquista, aunque en esos mismos tiempos en su continente era usual ver formas de asesinato públicos más sádicas (como la que vimos arriba y que se produjo 8 décadas después de la caída azteca) y su incursión en América condujo al exterminio de un 90% de los 100 a 150 millones de indígenas.

Si hoy en Halloween se reivindica a las brujas, estas antes eran masacradas.

En el llamado holocausto femenino se perseguía a las mujeres independientes que vivían sin marido calumniándolas como brujas a fin de fortalecer una sociedad machista donde las damas debían circunscribirse a ser cuidadoras de hogares.

Hoy, cuando acaba de nacer el humano número 7,000 millones nuestra sociedad global se precia de avanzar en el respeto de los derechos humanos y de reducir el culto a la muerte a celebraciones familiares.

Sin embargo, lo macabro es parte del día al día de nuestra civilización. En esta semana mucho se verá en la web las imágenes de un dictador cuando era golpeado, violado y ejecutado extrajudicialmente hasta ser exhibido a turistas en un congelador, mientras que se seguirán creando nuevas armas que puedan matar millones en un solo tiro y se preparan nuevas guerras ‘por la democracia’.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: