web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Reforma de pensiones, fruto del diálogo presidencial
Reforma de pensiones, fruto del diálogo presidencial

Reforma de pensiones, fruto del diálogo presidencial

Mientras la derecha legislativa, principalmente ARENA, le apostaba a generar más crisis a las finanzas públicas, con su negativa a consensuar una reforma de pensiones, el Gobierno, a pesar de que ellos, los areneros, fueron los responsables al privatizar las pensiones, el liderazgo y la opción por el diálogo del Presidente Salvador, se impuso, y, finalmente, tras más de un año de negociaciones, la Asamblea Legislativa aprobó, en la madrugada de ayer, las necesarias reformas a la ley previsional y su mecanismo de financiación para lo que resta del año.
La participación del Presidente Sánchez Cerén fue clave, no solo porque ordenó a su equipo buscar los consenso partidarios, sino que se reunió hasta con los representantes de la banca y las AFPs, para buscar una salida que satisficiere, en primer lugar, los intereses de la clase trabajadora, sobre todo de los jubilados, y por su puesto aliviar la crisis fiscal provocada por la deuda previsional, y por si no fuera poco, también a las AFPs, es decir, al sector privado.
El interés y la preocupación del Presidente Sánchez Cerén era tal que se mantuvo pendiente de lo que ocurría la madrugada de ayer en la Asamblea, para reunir a su secretario jurídico y sancionar el decreto legislativo que contenía las reformas. De forma diligente, la Asamblea Legislativa, a través del FMLN, primero, y de la junta directiva del Órgano Legislativo, fue llevado el decreto con sus reformas hasta la Residencia Presidencial, para que luego fuera devuelto el decreto sancionado y mandado a publicar ayer mismo al diario oficial.
Y como ya han dicho otros personeros del Gobierno y del partido FMLN, las reformas aprobadas ayer, si bien son un alivio para no caer en un impago y dejado varios beneficios para los pensionados, y, por ende, para la clase trabajadora en general, es un primer paso para seguir mejorando el sistema de pensiones.
Lamentablemente, la correlación en la Asamblea Legislativa no era favorable para aprobar la presentada por el Gobierno, que de cara al futuro era la mejor a la que querían aprobar los diputados de la derecha, que a todas luces era para favorecer al sector privado y no a los trabajadores. Aquí fue clave también el FMLN, que en la Comisión Ad hoc lucharon hasta el último momento para convencer a la derecha legislativa de incluir, en la propuesta de ellos, beneficios para los trabajadores y así fue.
La diputado Norma Guevara, jefa de fracción legislativa del FMLN, resumió la reforma lograda, en los siguientes términos: El patrono y el trabajador van a pagar un punto más en la cotización, lo que implica que el ahorro para pensiones será mayor. El trabajador pagará menos comisión a las AFPs por el manejo de su ahorro. Se aportará a la cuenta individual (8%) y una cuenta colectiva (5%), esta última garantizará una pensión vitalicia o por invalidez. Las pensiones mínimas ya no pagarán comisiones, como ha sido hasta hoy ni las cuentas inactivas. Se ha resuelto el impago que amenazaba en octubre al reestructurar la deuda, transitoriamente.
Finalmente, entre otros resultados positivos, se ha reestructurado la deuda que viene desde 2006, la que tendrá mayor rentabilidad para beneficio de los futuros pensionados. Aplausos para el Presidente Salvador Sánchez Cerén, el partido FMLN y los diputados de derecha que votaron por las reformas, porque por primera vez vieron los intereses de nación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: