web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Presupuesto 2018 requiere 56 votos

Presupuesto 2018 requiere 56 votos

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

El 29 de septiembre fue presentado el proyecto de Presupuesto 2018 a la Asamblea Legislativa. Por primera vez en los períodos de gobierno del FMLN, ese proyecto contempla la necesidad de endeudamiento, y ello representa que su aprobación requiera de 56 votos; los que se alcanzan solamente si diputados de Arena votan a favor; como Arena ha negado sus votos por ocho años consecutivos, esto representa un riesgo, especialmente para  los gastos presupuestados como nuevos, entre los que se ubican los escalafones de salud y educación.

El equilibrio presupuestario se entiende como la igualdad entre ingresos previstos y gastos previstos; pero para el Presupuesto del año 2018, que incluye gastos previsionales y otros establecidos por la Sala de lo Constitucional, solo se alcanzaría si se aprueba un endeudamiento superior a los 500 millones de dólares. Es un presupuesto similar al del año 2004, que se aprobó hasta en junio de ese año, porque requería endeudamiento.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén, en la celebración del Festival del Buen Vivir, desarrollado en la ciudad de Santa Ana el 14 de octubre pasado, pidió a los diputados de todos los partidos políticos poner el máximo interés  en la aprobación del presupuesto.

El monto del Presupuesto del sector público no financiero totaliza 5,520.5 millones de dólares; representaría el 18.8 del Producto Interno Bruto (PIB), estimado para el próximo año, el cual es superior en 562.7 millones de dólares, en comparación al del año 2017.

Con frecuencia se hacen críticas desde la derecha al presupuesto de gastos del sector público, por eso cobra importancia que la información contenida en el Proyecto de Presupuesto pueda ser conocida por la ciudadanía, y analizada y valorada en su justa dimensión, pues la falta de ello provoca que la descalificación que hace la derecha cobre visos de “ verdad”, y más importante resulta que la población usuaria de los servicios estatales, o ejecutora de los proyectos se familiarice con el presupuesto, el cual se vuelve, al aprobarse, la herramienta legal, económica y política que responde a las necesidades de la población en su conjunto y en cada área o Institución específica. Ojalá este presupuesto cobrara la mayor difusión posible, para ser conscientes de las afectaciones si no logra su aprobación y para saber demandar su cumplimiento, en caso de aprobarse.

Si el gasto contemplado se distribuye por áreas, debe saberse que el desarrollo social  abarca el 43.7%, la administración de justicia y seguridad el 17.4%, el apoyo al desarrollo económico el 9%, la conducción administrativa el 8.8%, las obligaciones del Estado el 2.7%, y la deuda pública, el 18,4%.

Los ingresos previstos para el año 2018 provienen, en un 80.8%, del pago de los tributos, principalmente de IVA y Renta. Y se esperaría la autorización para emitir deuda por 554.1 millones de dólares. Las contribuciones especiales  aportarían un 5.5% (equivalente al 10% del gasto);  y los desembolsos de créditos ya aprobados, el 3.2%.

En el Presupuesto se pueden apreciar  las variaciones de un año a otro, de un ramo a otro, así como los gastos nuevos, las proporciones por área de gestión, permitiendo su análisis  el ver la consistencia con los objetivos y mandatos que la Constitución y las leyes establecen en cada campo. Puede parecer complejo, pero es, ante todo, transparente. Pero si en vez de detenerse a hacerlo, existe una postura política de descalificarlo, como la declaración de un dirigente opositor, que afirmó a la ligera, que refleja las prioridades de un partido y no las del país, es una simple irresponsabilidad.

En comparación a otros años, el presupuesto presentado, es el primero en que la partida más grande, en lugar de ser la de educación, la constituye el pago de la deuda pública, el cual será de 1,015 millones de dólares; mientras que el de Educación será de 932.6 millones de dólares. Salud es el que proporcionalmente ha crecido más. Comparando el gasto con los últimos año de gobiernos de Arena y los del FMLN, ese presupuesto, para el año 2018 será de 612.2 millones de dólares. Ambas carteras contemplan incremento en remuneraciones, que corresponden al cumplimiento de escalafones; en educación será ligeramente superior en 8 millones de dólares, mientras que en Salud será superior a 10 millones de dólares, el cual se aplicaría a las nivelaciones salariales de alrededor del 82% de trabajadores, que son los que ganan hasta 2 mil dólares.

Esos escalafones sería imposible aplicarlos en beneficio de los trabajadores sin la aprobación del presupuesto.

Un enfoque recurrente de crítica  al presupuesto está referido al recurso humano, pese a que todos afirmamos como dogma que lo más valioso que tenemos es la gente. A este aspecto nos referiremos en una ocasión distinta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: