web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Con políticas públicas se puede normalizar el sector informal
Con políticas públicas se puede normalizar el sector informal
Mor Bakhoum, investigador senior del Instituto Max Planck para la Innovación y la Competencia. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

Con políticas públicas se puede normalizar el sector informal

Rosmeri Alfaro
@RosmeriAlfaro

Mercados concentrados, amplios sectores informales, escasez de recursos financieros y altos niveles de desigualdad y pobreza, son algunas barreras que limitan la innovación y la creación de nuevas empresas. Estos factores configuran los procesos de competencia de países en desarrollo.

Según el investigador senior del Instituto Max Planck Mor Bakhoum se debe incentivar la creación de un ambiente idóneo para la formalización del sector informal, que también se ve afectado por conductas anticompetitivas de grandes empresas.

“El sector informal es muy difícil de medir ya que no está inscrito y no paga impuestos, por ello también es difícil definir el impacto que tienen en el Producto Interno Bruto (PIB) de las economías”, señaló.

Para Bakhoum, en la medida que dicho sector conozca el beneficio de formalizarse y supere el temor de hacerlo, se irá normalizando.

“Es una cuestión de política pública que debe dar el Estado como incentivo, en materia fiscal, infraestructura, servicios públicos, seguridad legal, entre otros”, dijo.

Según Francisco Beneke, investigador del Instituto Max Planck para la Innovación y Competencia, la institucionalidad de un país y sus políticas públicas afectan a las empresas y disminuyen la inversión.

“Entre más rápido entra una empresa a un país, las empresas establecidas en el mercado tienen mayor presión para innovar sus servicios. El tema se concentra en las condiciones que dificultan la entrada de particulares a países en vías de desarrollo”, indicó.

Aseguró que un sistema financiero estable favorece el derecho de competencia, sin embargo, aclaró que tener una banca sólida no significa que se está prestando dinero a proyectos rentables.

De acuerdo con el investigador, uno de los medios para acceder a capital es la bolsa de valores, y en comparación a mercados desarrollados, la bolsa de El Salvador está “como dormida, no se tranzan en el volumen que se hace en otras”.

“Dentro de los casos de competencia, por ejemplo en una fusión o práctica anticompetitiva se analiza qué tan fácil es entrar al mercado, es importante que las autoridades de competencia tomen en cuenta el nivel de desarrollo del país en relación a estos factores para tomar una decisión más certera de qué tan fácil es que las empresas inviertan en el país para entrar a competir en el mercado”, detalló Beneke.

Con el fin de replantear el Derecho de Competencia para los países en desarrollo, la Superintendencia de Competencia de El Salvador realizó el Seminario Internacional Derecho de Competencia y Desarrollo Económico: ¿Una sola fórmula para todos?

En el seminario se presentaron experiencias e investigaciones para contribuir al diseño de políticas de competencia apropiadas al contexto de economías en desarrollo.

Entre las ponencias estuvo la “Adaptación del Derecho de Competencia al contexto brasileño y su aporte a las discusiones de los BRICS”, desarrollada por el comisionado para el Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil João Paulo de Resende, quien aseguró que Latinoamérica es una de las regiones que está más a la vanguardia en competencia.

“El Salvador no es tan diferente a otros países especialmente con Brasil o Chile en competencia, ya que es un país más pequeño, es sorprendente saber que tiene una autoridad tan desarrollada en este sentido”, manifestó el comisionado.

Los investigadores fueron enfáticos en que la formalización del sector informal no le compete directamente a la Ley de Competencia, sino que solo es una herramienta de ayuda. Asimismo, que es necesario crear políticas públicas que permitan un mayor acceso a créditos para potenciar el derecho de competencia.

El superintendente de Competencia Francisco Díaz Rodríguez afirmó que aunque los créditos a la producción han incrementado, el porcentaje más alto se dedica al consumo, “a actividades que no son productivas”.

Concluyó en que pese a los avances en la temática, aún existen retos como crear más políticas públicas para que sea atendido de manera integral.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: