web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Panamá: propuestas para el análisis
Panamá: propuestas para el análisis

Panamá: propuestas para el análisis

En el discurso de toma de posesión del nuevo mandatario de Panamá, ampoule Juan Carlos Varela, nos llamó la atención dos aspectos que tienen que ver con la misma realidad de Centroamérica, y en tanto medidas a aplicar a corto plazo, vale la pena que en El Salvador por lo menos se analicen.

La primera medida fue el anuncio de un decreto para regular los precios de la canasta básica. El mandatario Panameño está claro que los precios especulativos, más que responder a las “leyes del mercado capitalista” obedecen a la voracidad de los empresarios.

Aquí, en El Salvador, por ejemplo, desde que se anunció la discusión de una tercera reforma fiscal, muchos productos subieron de precios, en los súper o en los mercados populares.

Y es que si nos atenemos a la existencia del producto, gracias a las exitosas cosechas del año pasado, no podría verse ninguna justificación para que los productos, sobre todo los de la canasta básica –frijoles, arroz y maíz- aumenten de precio. Y es que en este momento no hay desbalance entre la oferta y la demanda, y viceversa.

De ahí que el mandatario Panameño anuncie una medida gubernamental que seguramente no será del agrado de los empresarios, como es lógico, sobre todo de los más voraces, pero que el pueblo lo tendrá presente.

Este fin de semana, en Santa Tecla, fuimos informados que la libra de frijoles se estaba comprando a un dólar, cuando, los precios debería oscilar entre 55 y 60 centavos de dólares. Seguramente nuestra Dirección del Consumidor se pondrá en vigilia, y el aparato también, para averiguar que ha motivado ese incremento.

Pero, igual, no sería descabellado, que nuestro Gobierno tenga listo un decreto para el control de precios de la canasta básica, tal como se hace ya con los medicamentos.

Otro anuncio importante del mandatario panameño fue la amnistía, hasta el primero de agosto, para que las pandillas entreguen las armas y corten los vínculos con el crimen organizado.

Es cierto que el fenómeno de las pandillas en Panamá es, en términos cuantitativos, muy mínimo. El mandatario habló de unos 200 miembros. No obstante la propuesta es atrevida, sobre todo, porque, gracias a grupos interesados, el tema de las pandillas o maras es muy sensible entre la sociedad.

En El Salvador, en el Gobierno del ex presidente Mauricio Funes se facilitó una tregua entre las pandillas, que redujo los homicidios de 15 a 5. Una tregua que tuvo muchos sin sabores, pero más allá de quienes la apoyaron o no, fue o es, un fenómeno que redujo los homicidios, y que a lo mejor se puede rescatar, desde otra óptica y otros actores, pero con el mismo objetivo.

Nos parece que la amnistía es una opción valiente, que no deberíamos descartar, en la lógica de darle una oportunidad a la paz. La palabra, por supuesto, la tiene la sociedad en general, no solo nuestro Gobierno, al que hay que apoyar de forma decidida.

A %d blogueros les gusta esto: