web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » “Padre Rutilio Grande fue un Mártir de la Evangelización”:  Andreú Oliva
“Padre Rutilio Grande fue un Mártir  de la Evangelización”:  Andreú Oliva
Andreú Oliva, rector de la UCA, considera al sacerdote jesuita Rutilio Grande un mártir de la Evangelización, puesto que su asesinato marcó un cambio en la dimensión pastoral del Arzobispado de San Salvador. Foto Diario Co Latino/ Archivo

“Padre Rutilio Grande fue un Mártir de la Evangelización”:  Andreú Oliva

@SilviaCoLatino

Como pionero de la pastoral de una Iglesia Católica que fue coherente con el Concilio Vaticano II y la Conferencia de Medellín en El Salvador, calificó el sacerdote jesuita Andreú Oliva, Rector de la Universidad Centroamericana (UCA), al también sacerdote  Jesuita, Rutilio Grande, al reflexionar sobre el legado del religioso mártir en vísperas del Cuadragésimo Aniversario Luctuoso, a conmemorarse el próximo 12 de marzo.

“Él fue un mártir de la Evangelización y hasta ahora, no se había reconocido; y el hecho que la Iglesia Diocesana iniciara su proceso de Canonización, como debe ser, pues nos llenó de alegría y de satisfacción”, manifestó Oliva.

El Padre Rutilio Grande nació el 5 de julio de 1928, en El Paisnal, y fue asesinado el 12 de marzo de 1977, en la calle que lleva de Aguilares a El Paisnal, cuando se dirigía a oficiar una misa en el marco de la Novena de San José, que era la preparación de las Fiestas Patronales del municipio.

Pobladores peregrinan en memoria del sacerdote mártir Rutilio Grande. Foto Diario Co Latino/ Archivo

El asesinato fue perpetrado por elementos de la Guardia Nacional, que integraban los “Escuadrones de la Muerte” que cegaron la vida de miles de salvadoreños y salvadoreñas. Ese día también asesinaron a Manuel Solórzano, de 72 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16 años, feligreses, quienes lo acompañaban.

El asesinato de Padre Rutilio Grande fue trascendente, y marcó un cambio en la dimensión pastoral del Arzobispo de San Salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quienes fueron amigos cercanos.

Y fiel a sus convicciones, el ahora Beato Romero anunció luego del crimen, que no asistiría a ningún acto oficial de gobierno, sino era investigado a fondo la muerte de Rutilio y sus acompañantes. Fue el primer sacerdote de una veintena que los escuadrones de la muerte de El Salvador, auspiciados por la oligarquía, asesinaron, incluido el Arzobispo Romero.

El Padre Oliva observó que la pastoral del Padre Rutilio Grande estaba comprometido con los importantes cambios dentro la Iglesia Católica, que buscaba una redefinición de su papel frente a la feligresía, y que el sacerdote Jesuita abrazó sin escatimar reservas por los más desfavorecidos.

“Él pues quiso vivir a nivel pastoral esa propuesta que hizo el Concilio Vaticano II, y las Conferencias de Obispos de América Latina de defender a los pobres, de luchar por la vida, de trabajar por la justicia, de trabajar por una evangelización que sea liberadora de la población. Esto lo tenía claro y lo tenía muy metido en su corazón, y por esto constituyó un Equipo Pastoral en la Parroquia de Aguilares, para que tuviera un trabajo evangelizador y en esta línea liberadora y evangelizadora, de cara a la construcción del Reino de Dios, aquí en la tierra”, declaró.

Comprometerse con la Pastoral de Rutilio Grande, consideró Andreú Oliva, se puede lograr a través de interiorizar la fe en la vida cristiana de la feligresía, que cuente con autenticidad y seguir las enseñanzas de Jesús.

“Sabemos que la Iglesia debe ser pobre y al servicio de los pobres. Una Iglesia que trabaje por la justicia y que defienda los derechos humanos y que vaya en contra de cualquier tipo de opresión y que promueva la vida digna de toda la población”, sostuvo.

Mientras, el Director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA), Padre José María Tojeira, comentó que al Padre Rutilio Grande se debe interiorizar como un salvadoreño preocupado por los salvadoreños y salvadoreñas. Y de modo especial por los más pobres.

“Él siempre quiso que toda la gente contará con lo básico para que viviera con dignidad, para desarrollar sus capacidades y para tener oportunidades en la vida, ese es Rutilio Grande y ese fue su esfuerzo desde una profunda fe, desde un profundo conocimiento del Evangelio y amor a El Salvador”, opinó.

En cuanto al proceso de Beatificación en el Vaticano, el Director del IDHUCA afirmó que el proceso de recuperación de información sobre del Padre Rutilio Grande en el país había concluido y solo están a la espera de los resultados.

“El proceso de Rutilio Grande está en Roma y Monseñor José Luis Escobar Alas dio un apoyo directo y decidido junto a Monseñor Urrutia, quien ha hecho una labor excelente y que ha sido el promotor de la causa, ahora están los documentos en Roma. Las cosas van caminando, sabemos que estos procesos son lentos y como mártir no se necesitan milagros, entonces esto facilita enormemente las cosas, para que sea declarado Beato”, reiteró.

En memoria del Padre Rutilio Grande, este próximo domingo 12 de marzo se realizará un Acto Cultural y Ecuménico en el lugar conocido como “Las Tres Cruces” , Aguilares, luegar donde fue asesinado el sacerdote, y donde se realizará una peregrinación, donde el Padre José María Tojeira oficiará una misa a las diez de la mañana. Las actividades culminarán a las cinco de la tarde, con un acto cultural.

A %d blogueros les gusta esto: