web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Oportunidad perdida

Oportunidad perdida

@arpassv

Uno de los giros recientes de la campaña de ARENA consiste en mostrar más al candidato vicepresidencial. René Portillo Cuadra, health quien había sido ninguneado por su compañero de fórmula Norman Quijano, hoy aparece en televisión pidiendo “una oportunidad” para el partido de derecha.

En su mensaje al electorado, el ex miembro de la organización derechista Aliados por la Democracia expresa que el FMLN “ya tuvo su oportunidad y los problemas empeoraron”, por lo cual ahora corresponde darle chance a ARENA.

Portillo Cuadra parte del supuesto de que los votantes salvadoreños son desmemoriados, amnésicos y que –por tanto– ya no recuerdan que ARENA tuvo su oportunidad durante 20 años, en los cuales instauró un gobierno corporativo y patrimonialista de las élites oligárquicas.

El aspirante vicepresidencial arenero olvida que entre 1989 y 2009 ARENA implementó un modelo económico neoliberal, cuyos resultados están a la vista: enorme desigualdad social, deterioro ambiental,  inseguridad y violencia pandilleril, graves casos de corrupción, etc.

Los gobiernos areneros hicieron más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. El Estado no atendió las necesidades de la gente y se centró en políticas de desregulación económica que beneficiaron únicamente a la élite empresarial que financia la campaña de Quijano y Portillo Cuadra.

Durante esos dos decenios los sucesivos gobernantes (Cristiani, Calderón Sol, Flores y Saca) desmantelaron el aparato productivo, privatizaron empresas públicas, firmaron contratos lesivos a los intereses nacionales, endeudaron al país, dolarizaron la economía, se robaron o malversaron fondos públicos, implementaron políticas de seguridad fallidas, etc.

Así que los 20 años de ARENA son una oportunidad perdida. El partido que hoy reclama un chance no pudo o no quiso impulsar un proyecto de desarrollo nacional que incluyera a todos los sectores, y sus gobernantes actuaron como administradores de finca: la finca era el país y los finqueros los señores Poma, Kriete, Simán, Dueñas y otros oligarcas.

Que Portillo Cuadra pida ahora una oportunidad para el partido de derecha es, pues, un insulto a la inteligencia de los electores y la memoria colectiva. ARENA ya tuvo cuatro oportunidades seguidas, señor candidato, y las desperdició; así que no merece tener otra.

El país debe seguir adelante, no dar oportunidad al retroceso y al retorno de ese pasado de exclusión, marginación y corrupción que fueron las administraciones areneras.

A %d blogueros les gusta esto: