web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Miles de rebeldes salen derrotados de Alepo

Miles de rebeldes salen derrotados de Alepo

Por Maher Al Mounes

Alepo/AFP

Las últimas evacuaciones continuaban este jueves en el reducto rebelde de Alepo tras la salida de, al menos, 4.000 insurgentes, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que prevé que las operaciones de traslado se prolonguen hasta el viernes.

El fin de estas operaciones permitiría al gobierno de Bashar Al Asad proclamar la reconquista de la segunda ciudad de Siria.

En este sentido, Al Asad afirmó que “la liberación” de Alepo no era únicamente “una victoria” para Siria, sino también para Irán y Rusia, los apoyos del gobierno, implicado desde 2011 en una guerra civil que ha dejado más de 310.000 muertos.

Las operaciones de evacuación podrían durar hasta el viernes, indicó el CICR, que supervisa el proceso.

“Las evacuaciones durarán todo el día y toda la noche y probablemente mañana [viernes]. Miles [de personas] todavía tienen que ser evacuadas”, señaló la portavoz del CICR en Siria, Ingy Sedky, que precisó que “más de 4.000 combatientes” ya abandonaron el reducto rebelde durante la noche.

Rebeldes en camionetas

Equipados con armas ligeras, los rebeldes, a bordo de una veintena de camionetas, taxis y vehículos atravesaron el jueves por la mañana el punto de paso de Ramusa, en el sur de Alepo, en dirección a una zona rebelde, según un corresponsal de la AFP en el lugar.

Al comienzo de la tarde, el corresponsal de la AFP constató que una decena de autobuses también había abandonado el enclave rebelde de Alepo.

Iniciadas el 15 de diciembre, las evacuaciones sufrieron varios retrasos por la desconfianza entre los beligerantes, problemas logísticos y, desde el miércoles, una nevada que ha ralentizado el tránsito de los vehículos hacia los territorios rebeldes.

La nieve dejó de caer el jueves en Alepo pero las personas esperaban a ser trasladadas en medio de un frío glacial.

“Es difícil de prever cuándo terminará la operación pues las carreteras están nevadas”, indicó a la AFP un responsable del grupo rebelde Ahrar Al Sham, Ahmad Qorra Ali.

Según un nuevo balance del CICR, unas 34.000 personas han sido evacuadas desde el 15 de diciembre del enclave rebelde de Alepo, arrasado por las sucesivas ofensivas del gobierno y más de cuatro años de combates, pero sobre todo, por los bombardeos del ejército sirio y de su aliado ruso estos últimos meses.

El gobierno lanzó su última ofensiva el 15 de noviembre contra los barrios rebeldes, donde decenas de miles de habitantes vivían asediados desde julio.

Al final de esta operación, un acuerdo apadrinado por Rusia e Irán -aliados del gobierno- y por Turquía, que apoya a la rebelión, permitió el traslado de civiles y rebeldes.

‘Ingerencia flagrante’

Las autoridades no ofrecieron cifras oficiales del número de evacuados ni los insurgentes ninguna estimación del número de personas todavía presentes en los reductos rebeldes.

Al mismo tiempo, el jueves proseguían las evacuaciones en las localidades chiitas de Fua y Kafraya, sitiadas por los rebeldes en la provincia vecina de Idlib, como preveía el acuerdo de Alepo.

En total, unas 1.000 personas fueron evacuadas de estas localidades, mientras que cientos de ellas todavía esperaban para poder salir, según nuevos datos del CICR.

Por su parte, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la creación de un grupo de trabajo para preparar los casos de crímenes de guerra perpetrados en Siria, la primera etapa en vistas a llevar ante la justicia a los responsables de estos crímenes.

El embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, denunció la iniciativa y la calificó de “ingerencia flagrante en los asuntos internos de un Estado miembro de la ONU”.

En Moscú, el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, anunció que los bombardeos de la fuerza aérea rusa habían permitido “liquidar” a 35.000 combatientes desde el inicio de su intervención, en septiembre de 2015.

Alepo “es una derrota para todos los países hostiles al pueblo sirio y que utilizaron el terrorismo para satisfacer sus intereses”, afirmó el presidente Al Asad el jueves, al recibir a un viceministro iraní de Relaciones Exteriores.

Desatado en marzo de 2011 a raíz de la represión de las manifestaciones pacíficas prodemocracia, el conflicto sirio fue ganando complejidad a lo largo de los años, implicando a múltiples actores apoyados por diferentes potencias regionales e internacionales.

A %d blogueros les gusta esto: