web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Opiniones » Maternidad y salud de las mujeres

Maternidad y salud de las mujeres

Patricia Iraheta

La maternidad es un concepto más amplio que para ejercerla requiere de muchas más acciones que la atención del parto, viagra sale diagnosis requiere de empleo digno, de programas de desarrollo infantil y, sobre todo, de una paternidad responsable que equitativamente desarrolle uno de los actos más determinantes para las sociedades, como es el hecho de cuidar y educar a los hijos e hijas.

Es por ello que una de las principales demandas que el movimiento de mujeres a nivel nacional e internacional  mantiene, es la formulación de políticas públicas de salud sexual y  de  salud reproductiva, las cuales son una parte de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos, pues siendo una de las condiciones biológicas de las mujeres el parir a los hijos e hijas, los Estados deben tener acciones concretas para su atención en condiciones saludables y respetuosas.

Sin embargo, la tendencia en los anteriores  gobiernos fue la poca inversión, el trato indigno para las mujeres, la ausencia de programas y políticas enfocadas a una mayor y mejor atención y especialmente la malversación de fondos, siendo uno de los casos los 30 millones de dólares  otorgados en calidad de préstamo por el Banco Mundial al gobierno de Francisco Flores,  en el marco de la reconstrucción post terremotos, para la construcción de un nuevo Hospital de Maternidad.

Esta deuda heredada por los gobiernos de ARENA, es saldada ahora, a unos pocos días del cierre de su gestión, por el gobierno de Mauricio Funes y el FMLN. El 53% de la población, que somos las mujeres, tenemos ahora un centro de salud especializado, moderno y en condiciones de atender los problemas que nos afectan por nuestra condición biológica y de género, con la inauguración y apertura del Hospital de la Mujer, tenemos un centro de salud no solo por el hecho de parir, sino también  porque las mujeres tenemos necesidades de atención diferenciadas a las de los hombres.

Al cierre de tan solo cinco años de gestión El Ministerio de Salud, dirigido por una de las más grandes científicas internacionales, nuestra querida,  admirable e  imitable, Dra. María Isabel Rodríguez, ha priorizado en las políticas de salud la atención en salud integral gratuitas para las mujeres, destacándose entre ellas:

– El cumplimiento del Objetivo 5 de Desarrollo del Milenio, en la reducción de la mortalidad materna que para el año 2005 se registró en 71.2 muertes maternas  por 100,000 nacidos vivos, y para el 2013 indica una disminución a 42.0 por 100,000 nacidos vivos.

– Inversión histórica de 1.4 millones de dólares para la prevención y atención del cáncer cérvico uterino y de mama, focalizado en Campañas de Prevención,  el fortalecimiento del recurso humano y equipamiento médico.

• Creación de la Unidad de Atención Integral e Integrada en Salud Sexual y Reproductiva, para la atención de mujeres en las diferentes etapas del ciclo de vida.

• Creación de 16 Hogares de Espera Materna, con los cuales se ha logrado una cobertura del parto hospitalario de 98.7% (80,825) para el año 2011 a  99.5% (104,716) para el año 2012. En estos se brinda alojamiento, alimentación y promoción de la salud diez días antes del parto y en el post parto a aquellas mujeres que viven en zonas alejadas, de bajos recursos económicos y con dificultades de transportación.

• Atención Especializada a las mujeres adolescentes embarazadas, a través de la estrategia de Círculos Educativos que se está implementando en el 20% de establecimientos de salud, siendo la meta un 10% por año.

 • Incorporación al Instituto Salvadoreño del Seguro Social a la Trabajadoras Remuneradas del Hogar, entre otros.

Pese a los avances, sabemos que aún son complejos los problemas que enfrentamos las mujeres, y que tienen como base la violencia y la discriminación, como el embarazo en la adolescencia y la criminalización de los abortos que ponen en riesgo la vida de la madre. La tasa de embarazo en la adolescencia es de 89 por 1000 mujeres, siendo este uno de los índices más altos en América Latina. A  la fecha se encuentran cumpliendo condena por homicidio u homicidio agravado 129 mujeres  que tuvieron diversos tipos de aborto, la mayoría de ellas mujeres pobres, violadas, menores de edad o con discapacidades físicas.

Si bien no hay recetas ni fórmulas mágicas para resolver problemas que son multicausales, en el caso de los Derechos Humanos de las Mujeres, hay una clave que es determinante: la laicidad en la formulación y ejecución de las políticas públicas, es ese el camino que debe orientar, a fin de que para miles de mujeres el embarazo deje de ser una pesadilla y podamos todas, sin excepción de clase,  vivir la maternidad, como una opción en condiciones armónicas con nosotras y con la sociedad.

A %d blogueros les gusta esto: