web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » “Le pediré a Salvador  que haga un gran esfuerzo por reanudar una buena relación con México”: Hermilo López Bassols
“Le pediré a Salvador  que haga un gran esfuerzo por reanudar una buena relación con México”: Hermilo López Bassols

“Le pediré a Salvador  que haga un gran esfuerzo por reanudar una buena relación con México”: Hermilo López Bassols

@DiarioCoLatino

Hermilo López Bassols fungió como embajador de México en El Salvador en el periodo comprendido entre 1989 a1992, ask uno de los periodos más duros en la historia del país, salve debido a la guerra civil que en ese momento acontecía y se recrudecía.

El diplomático mexicano, cialis además de presenciar la crudeza del conflicto que en aquel entonces existió, también presenció el momento en que el país inició su etapa democrática con la firma de los Acuerdos de Paz, aquel 16 de enero de 1992, en el Castillo de Chapultepec, México.

López Bassols estuvo presente en la toma de poder del expresidente Alfredo Cristiani, y 25 años después regresó al país como invitado especial para la investidura del nuevo Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

El diplomático recuerda y describe con lujo cada detalle de su llegada a El Salvador aquel año de 1989. “Recuerdo un aeropuerto pequeño, una carretera incómoda desde el aeropuerto; una circulación muy particular dentro de la ciudad, para lo que uno comienza a ver”, describe.

Al mismo tiempo, relata que al regresar al país, una “percepción extraña” se apoderó de él y removieron estos recuerdos de más de 25 años atrás.

Al hablar con el diplomático sobre Sánchez Cerén, a quien conoció como exmiembro de la comandancia del FMLN, éste de inmediato lo describe con una serie de características positivas y narra una serie de anécdotas que evidencian su estrecha relación de amistad con el ahora mandatario de izquierda; amistad que nació en aquellos días difíciles de guerra.

“Salvador es un hombre de confiar, humilde, sincero, trabajador, tranquilo”. “El Salvador es mi casa, guardo muchos recuerdos con cariño”, expresa y comenta sobre el gran optimismo que le genera que Sánchez Cerén tome las riendas del país.

“Veinticinco años después de los Acuerdos de Chapultepec debemos existir; transcurridos los gobierno de la derecha que obstaculizaron el proceso acordado en Chapultepec en algunos de sus capítulos más importantes, lo veo con un extraordinario optimismo en lo general como gobierno y en lo particular como gobernante”, mencionó.

Agregó: “como gobierno me llena de optimismo porque conozco las aspiraciones de este país, las necesidades que no son muy lejanas a las del mío; no son muy lejanas en seguridad, corrupción, educación, economía, en relación con Estados unidos”.

El diplomático manifiesta que le llena de optimismo que el gobierno que emprende Sánchez Cerén continuará la línea que ya el FMLN ha impuesto en su administración anterior.

“Pero sin lugar a dudas que Salvador va imponer un matiz muy particular en lo que es él”, opinó.

En tanto, no se cansa de insistir que Sánchez Cerén es un hombre sencillo, pero muy directo y prudente al expresarse y que también es bastante reflexivo y un hombre que tiene intensas ganas de sacar adelante a su país.

“Lo muestra su carrera con las armas, como profesor y luego como político. Tiene una enorme preocupación social que ha capitalizado en su situación, primero de lucha, después como diputado y como ministro de educación en tocar el tema más sensible que nuestros pueblos tienen que es el problema de la educación”, dice.

Y es que para López Bassols cada país debe resolver  el problema de educación y los países deben preparar más a su gente, aportando más facilidades para que su juventud tenga acceso a ésta y mejorando el nivel de los maestros, porque sino el resultado es que los países no progresan.

Elogió que estas oportunidades están ocurriendo en El Salvador, con la entrega de uniformes, útiles escolares con la mejoría del nivel de los maestros.

“Creo que esa vocación que tiene como maestro (Sánchez Cerén), que ya ha sido transformada con hechos en su responsabilidad como político en el Ministerio de Educación, ahora será mucho más trascendente porque tendrá otras importantes responsabilidades”, opina.

El diplomático reitera que ve con mucho optimismo y enorme certeza, que este país, en estos cinco años va a progresar en algunos renglones que le son indispensables como todos los países latinoamericanos.

Destacó que El Salvador tiene buenos amigos, en especial los países del ALBA, que son generosas, y estas naciones van  en una “dirección correcta, que es hacia a donde avanza Latinoamérica”.

En tanto, el diplomático rememora el día que conoció a los miembros de la comandancia general del FMLN, entre éstos Schafik Handal y a Salvador, durante una cumbre Iberoamericana en tierras mexicanas, en 1991.

Posteriormente tuvo más acercamientos con estos dos líderes. Luego de firmar los Acuerdos de Paz.

“La segunda vez fue cuando la comandancia general regresa de

Chapultepec. Entonces, se consultó donde se querían quedar por seguridad, mientras se dieran las condiciones en la ciudad para que puedan vivir”, rememora.

Agregó que la comandancia se dividió entre varias embajadas y solo tres miembros de la comandancia se quedaron en la Embajada de México:

Salvador, Schafik y otra persona de la cual se reservó el nombre, porque dijo “No lo quiero ni siquiera recordar”.

Entre anécdota y anécdota, el diplomático no se cansa de expresar una diversidad de cualidades del nuevo mandatario, quien espera pueda visitar pronto México.

“Tengo una enorme confianza de que Salvador es un hombre con un horizonte político por su larga experiencia de conocimiento directamente con el pueblo que le va a dar una segunda identificación con el pueblo salvadoreño, porque lo conoce de esquina, de calle a calle de hombre a hombre”, añade.

Pero, López Bassols no solo se vino al país a presenciar la toma de posesión del nuevo Presiente de El Salvador, sino a participar en el lanzamiento del libro “Camino hacia la Victoria”, el cual recoge los 20 mejores discursos de Salvador durante su campaña electoral, y del cual, además, el diplomático prologó.

El libro, que sería entregado como un obsequio a los diferentes diplomáticos y visitantes que participaron el domingo,  del traspaso de mando, en sus 150 páginas recoge discursos dictados por Sánchez Cerén en su etapa de Ministro de Educación, en diferentes escenarios en el interior y exterior del país, ante empresarios, el cuerpos diplomáticos, campesinos, profesores, sindicatos y otros sectores.

“El libro es todo arsenal de discursos políticos, de campaña; dan una guía muy precisa del proyecto político que tiene el presidente. Esta es la carta de campaña de los compromisos que tiene Salvador Sánchez Cerén al ocupar la presidencia de la República”, indicó.

En el prólogo, el exembajador señala algunos aspectos, entre estos, su relación personal con Salvador y contar “que se trata de un buen hombre”.

“Un hombre macizo, sólido y honesto… que mira derecho, mira a la cara, porque generalmente los políticos son sinuosos, tramposos. Entonces aquí no se trata de una persona de esas, aquí se trata de un profesor sencillo, campirano, amistoso, que juega muchas veces con la palabra, a veces con la ironía, que tiene sus lecturas, que no pretende dictar cátedra como otros, creo que es en virtud de sus hechos fundamentalmente de sus credenciales”, expresó.

También comentó que vaticinó el triunfo de Salvador durante el sepelio del líder histórico Schafick Handal en el año 2004.

“No recuerdo si se lo dije en el micrófono o si al momento de darle el abrazo, pero si le dije: ahora te toca a ti; ahora tú tienes la responsabilidad de todo esto”, relató; aconteciendo que años después se convirtió en una profecía cumplida.

Pero al embajador hubo algo que le tocó su fibra más sensible: preguntarle qué es lo que le dirá a su buen amigo Salvador, ahora como Presidente, en el primer encuentro.

 En ese momento, queda pensativo varios segundos, entre tanto, da un suspiro despacioso y evidentemente conmovido y con voz entre cortada responde: “Si quisiera ser protagonista, seguramente le diría; yo te lo pronostiqué, pero no soy eso… le voy a decir que haga un gran esfuerzo… por reanudar las buenas relaciones con México, ¡porque está ausente!”, espero que ya en la presidencia, con la cancillería y los nuevos contactos que están estableciendo, ese árbol comience a resurgir”.

Un comentario

  1. Un buen Embajador; me viene a la memoria su destacada presencia en nuestro país. Un saludo afectuoso Doctor López Bassols.

A %d blogueros les gusta esto: