web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Lanzan programa de empleabilidad para jóvenes en riesgo

Lanzan programa de empleabilidad para jóvenes en riesgo

William Siliézar
@Diariocolatino

El Castillo Venturoso volvió a abrir sus puertas para el lanzamiento del programa de empleo “Jóvenes Constructores” que pretende beneficiar a jóvenes en situación de riesgo y que no trabajan ni estudian.

El programa es una iniciativa de Glasswing Internacional y Catholic Relief Services (CRS), una organización católica estadounidense de ayuda humanitaria y desarrollo humano.

Los jóvenes, entre 18 y 25 años, desarrollarán durante cinco meses sus habilidades para luego integrarse al mundo laboral y ser emprendedores.

Celina de Sola, vicepresidenta de Glasswing, explicó que después de terminar su formación técnica los participantes serán ubicados en empresas donde les permitan poner en práctica sus habilidades y competencias.

La mayoría de estas empresas son las de mayor demanda laboral, como del sector comercio y servicios, en los cuales, por ejemplo, los jóvenes podrán optar en el área de ventas.

En ese sentido, la vicepresidenta señaló que Glasswing se comunica con las empresas que necesiten personal y así capacitar a los jóvenes en esas áreas para que no dejen pasar esa oportunidad laboral.

El programa “Jóvenes Constructores” apoya a jóvenes que tienen dificultades al optar por un empleo y que residen en comunidades de riesgo en municipios de San Salvador, como Apopa, Mejicanos y Ciudad Delgado.

De Sola agregó que jóvenes que participaron en este programa años anteriores han tenido la oportunidad de crecer laboralmente en las empresas donde los ubicaron, siendo este uno de los resultados de “Jóvenes Constructores”.

Sin embargo, el programa no solo beneficia a jóvenes que deseen trabajar, pues también ayuda a aquellos que quieran terminar sus estudios de bachillerato o ir a la universidad. La vicepresidenta de Glasswing dijo que a través de los programas de formación del Ministerio de Educación, como el de educación a distancia, motivan a los jóvenes a que culminen su formación académica.

Con la finalización del bachillerato, De Sola consideró que los jóvenes tienen mayores oportunidades laborales, que incluso, les permita continuar con sus estudios universitarios.

Lamentó la falta de oportunidades que los jóvenes enfrentan, especialmente en el mundo laboral, pues son un “potencial” que el país tiene para salir adelante.

“Lo frustrante es ver que existe mucho potencial y capacidad, jóvenes que ya cuentan con habilidades que no estamos aprovechando como país y que haya una gran falta de oportunidades. La juventud no es un problema, es una oportunidad”, manifestó de Sola.

A %d blogueros les gusta esto: