web analytics
domingo , 10 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » La paz con las FARC “está cerca”, dijo el presidente de Colombia antes de entrevistarse con el jefe de la guerrilla
La paz con las FARC “está cerca”, dijo el presidente de Colombia antes de entrevistarse con el jefe de la guerrilla
A la izquierda el presidente de Colombia, Manuel Santos; a la derecha el jefe máximo de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez ("Timochenko)

La paz con las FARC “está cerca”, dijo el presidente de Colombia antes de entrevistarse con el jefe de la guerrilla

Por Francisco Jara/Alina Dieste/La Habana/Bogotá

La paz en Colombia “se empieza a convertir en una realidad”: el presidente, viagra Juan Manuel Santos, order y el jefe máximo de la guerrilla de las FARC, salve Timoleón Jiménez (“Timochenko”), se reúnen el miércoles en La Habana, para sellar el avance de las negociaciones.

En la reunión “van a estar el presidente Santos, el presidente (cubano) Raúl (Castro) y el comandante Timochenko”, dijo a la AFP una fuente de la delegación de paz de la guerrilla en La Habana.

Precisó que los tres estarán en una ceremonia que se realizará a las 5:00 de la tarde, hora local, en el salón de protocolo de El Laguito, un complejo oficial de residencias de protocolo, en el oeste de la capital cubana.

Asimismo, el presidente Santos anunció poco antes que viajaba a La Habana a reunirse con los negociadores de paz, sin adelantar el contenido de los acuerdos que serán anunciados en esta histórica reunión, la primera entre los líderes de ambas partes en el actual proceso de paz, iniciado en La Habana en 2012.

“Haré escala en La Habana para reunión clave con negociadores con el fin de acelerar el fin del conflicto”, escribió Santos en Twitter.

La Presidencia de Colombia afirmó que “la justicia es el meollo de las negociaciones de paz y con un acuerdo en el tema, el sueño de construir un país en paz se empieza a convertir en una realidad”.

“La paz está cerca”, tuiteó el mandatario tras anunciar que en su viaje a Nueva York para participar en la Asamblea de las Naciones Unidas, parará en La Habana para reunirse con los delegados de paz, que desde noviembre de 2012 buscan poner fin a más de medio siglo de conflagración interna.

En un inusual tuit, Santos anunció la víspera el viaje a La Habana de su equipo negociador, fuera de los ciclos normales de conversaciones, “con instrucciones precisas de continuar avanzando en el tema de justicia”.

Más tarde el mismo martes, durante un foro económico, adelantó sin embargo que el acuerdo en este punto seguramente no dejaría satisfechos a todos.

“No todo el mundo va a quedar contento, pero estoy seguro de que a la larga será mucho mejor, porque no importa que unos queden descontentos. Nadie puede quedar totalmente contento, pero el cambio va a ser muy positivo”, señaló Santos, citado este miércoles por medios locales.

El acuerdo

El tema de la justicia, incluido en el punto sobre víctimas, lleva más de un año en discusión y es considerado el nudo del proceso de paz con las FARC, surgidas de una insurrección campesina en 1964 y actualmente con unos 7.000 combatientes.

“Un acuerdo en justicia significa prácticamente que el proceso está en un punto de no retorno. Esa es una gran noticia”, indicó un texto publicado en el sitio web de la Presidencia tras el anuncio del viaje de Santos a Cuba.

El comunicado, titulado “¿Por qué un acuerdo de justicia transicional es una buena noticia hacia un acuerdo de paz?”, subrayó que “no habrá impunidad”.

Indicó que, como siempre ha reiterado el presidente Santos, “los responsables de crímenes de lesa humanidad serán investigados, procesados y condenados, pero podrá haber penas alternativas”.

“El acuerdo de justicia transicional nos permitirá conocer la verdad y sancionar a los victimarios por los crímenes cometidos en 60 años de guerra. La continuidad de la guerra solo traería más víctimas e impunidad”, agregó el texto.

El texto publicado por el gobierno advirtió empero que este tema no implica un acuerdo final y definitivo entre las partes. “Queda pendiente la desmovilización, la dejación de armas y la reintegración a la vida civil”, puntualizó.

Para Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC), el viaje de Santos a Cuba “quiere decir que el acuerdo de justicia transicional ya se alcanzó”.

“Esto indicaría que el conflicto colombiano se terminó y estamos entrando en una fase de transición hacia el posconflicto”, dijo a la AFP el analista, que espera para hoy el anuncio de una fecha para la firma del acuerdo final.

El papa pidió evitar “otro fracaso”

El histórico encuentro, en el que al parecer las partes anunciarán un acuerdo sobre justicia por los crímenes cometidos a lo largo del conflicto armado de medio siglo, se desarrollará tres días después de que el papa Francisco dijera en La Habana que no podía haber “otro fracaso” en el proceso de paz.

“Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”, dijo el papa argentino al dirigir su pensamiento “a la querida tierra de Colombia”, en la lectura del Ángelus tras la misa campal dominical en la Plaza de la Revolución de La Habana.

El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han desarrollado negociaciones de paz anteriormente, la última vez a fines de los 90 y comienzos de los 2000, pero terminaron en fracaso y se reanudaron las hostilidades.

Las negociaciones de paz de La Habana buscan poner fin a un conflicto armado que ha dejado en medio siglo 220.000 muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.

Hasta ahora las partes han consensuado tres de los seis puntos de la agenda y en los últimos ciclos de diálogo (van 41 hasta ahora) venían discutiendo sobre la reparación de las víctimas, que incluye el tema de justicia, mientras una subcomisión conjunta preparaba paralelamente planes para un cese al fuego definitivo.

Se considera que el tema de justicia es el núcleo de la negociación y había sido tratado en el último tiempo por los equipos de asesores jurídicos de ambas partes, y desde hace algunos días los negociadores de la guerrilla decían que ambas partes estaban “a las puertas” de consensuar este asunto.

Desde julio rige en Colombia una tregua unilateral de las FARC y el presidente Santos ordenó suspender los bombardeos a posiciones rebeldes, lo que ha permitido un desescalamiento del prolongado conflicto, el último en América.

Cuba y Noruega son países “garantes” del proceso de paz, mientras que Chile y Venezuela son “acompañantes”.

Además, Estados Unidos, el secretario general de la ONU y la presidencia de UNASUR, ejercida por Uruguay, designaron emisarios que han hablado con ambas delegaciones negociadoras en La Habana.

Ambas partes han cerrado el tema de reforma rural (mayo 2013), participación política (noviembre de 2013) y drogas ilícitas (mayo 2014). En marzo de este año acordaron un programa de desminado y en abril la conformación de una Comisión de la Verdad.

A %d blogueros les gusta esto: