web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » La OCDE llama a aflojar los ajustes para acelerar el crecimiento

La OCDE llama a aflojar los ajustes para acelerar el crecimiento

Por Aurélia End
París/AFP

La OCDE pidió el martes a gobiernos y bancos centrales que no frenen con demasiada austeridad el crecimiento, thumb que “gana en dinamismo” en los países desarrollados pero corre riesgos de desaceleración en China y los demás países emergentes.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) rebajó su previsión de crecimiento mundial en 2014 a 3,4%, frente a 3,6% en su informe de noviembre pasado, y mantuvo su pronóstico de 3,9% para 2015.

La entidad con sede en París, que agrupa a 34 países, en su gran mayoría desarrollados, considera que la recuperación “gana en dinamismo” en las economías avanzadas y que los riesgos a escala mundial son “más equilibrados”, pero estima que la ralentización en los países emergentes constituye un “importante desafío”.

En su informe “Perspectivas económicas mundiales”, la OCDE recorta ocho décimas sus proyecciones de crecimiento del PIB chino en 2014, a 7,4% (8,2% previsto en noviembre) y para 2015 predice un nuevo repliegue del crecimiento de la segunda economía mundial, a 7,3%.

Las potencias emergentes del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que después del estallido de la crisis de 2008 aseguraron la función de motor del crecimiento mundial, registrarán un crecimiento promedio de 5,3% en 2014 y de 5,7% en 2015.

El motor norteamericano

El motor es ahora Estados Unidos, que debería “acelerar” su recuperación, con un crecimiento de 2,6% en 2014 y 3,5% en 2015.

La reactivación es en cambio más tímida en la zona euro, que tendrá este año un “crecimiento positivo después de tres años de contracción”. Según la OCDE, el PIB del bloque monetario europeo crecerá 1,2% en 2014 y 1,7% en 2015.

En Japón, el crecimiento, que será de un 1,2% tanto en 2014 como en 2015, “se verá mermado por la puesta en marcha de las necesarias medidas de consolidación fiscal”.

La OCDE considera que la prioridad ya no es evitar “el desastre”, sino “aumentar la resiliencia, alentar la inclusión y fortalecer la creación de empleos”, dijo el secretario general de la organización, el mexicano Ángel Gurría.

De hecho, la organización estima que la desaceleración en los países emergentes “no es alarmante, sino que refleja tan solo una ralentización coyuntural después de un periodo de recalentamiento”.

Además, “las tasas de crecimiento actuales de China son sin duda alguna más sostenibles” que en la época en que superaban los dos dígitos.

Pero el cambio de coyuntura conlleva riesgos.

“Administrar la desaceleración del crédito y los riesgos que se acumularon durante el periodo de abundancia de liquidez a escala mundial podría constituir un desafío de primera importancia”, advierte la organización.

Contra la deflación en la Eurozona

La OCDE instó por otra parte al Banco Central Europeo (BCE) a “adoptar nuevas medidas para conducir más firmemente a la inflación hacia su objetivo”, es decir algo menos del 2%, y a “estar lista para tomar otras medidas de expansión no convencionales”.

Esas medidas se proponen alejar el espectro de la deflación, es decir de una caída constante de precios y salarios, que atenta directamente contra el dinamismo de una economía.

“La política monetaria debe seguir siendo adaptable, especialmente en la zona euro, dada la baja y la caída de la inflación”, afirmó Gurría.

El índice de precios en la zona euro fue de 0,7% en abril, dos décimas más que en marzo (0,5%), pero aún lejos del 2% considerado conveniente por el Banco Central Europeo (BCE).

La OCDE estima por eso que “una nueva baja de las tasas de interés [por parte del BCE] se justificaría, dado el débil nivel de inflación”.

La entidad considera de forma más general que “las políticas monetarias deben seguir siendo acomodaticias”, salvo en Estados Unidos, donde invita a la Reserva Federal a poner fin este año a sus compras de activos y a subir sus tipos de interés en 2015.

Por otro lado, “los riesgos geopolíticos se han acentuado desde inicios de año”, principalmente a causa de las tensiones entre ucrania y Rusia, señala la OCDE.

Aflojar un poco el cinturón

La OCDE insiste igualmente en que sus integrantes no deben exagerar con las políticas de austeridad.

“Tras haber realizado avances considerables en materia de estabilización de sus finanzas públicas, la mayoría de los países de la OCDE (…) pueden permitirse empezar a aflojar” esa presión, afirma.

Un consejo que no concierne a Japón, donde los ajustes deben “proseguir sin interrupción” para tratar de reducir una deuda que representa el 230% del PIB del archipiélago.

A %d blogueros les gusta esto: