web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Opiniones » La elección de un Nuevo Rector: principales retos y desafíos para la Universidad de El Salvador

La elección de un Nuevo Rector: principales retos y desafíos para la Universidad de El Salvador

Hugo Fajardo Cuellar*

En el mes de septiembre del año 2015, la Universidad de El Salvador (UES), llevó a cabo el proceso de elección de  las diferentes  autoridades del alma mater para el periodo:2015-2019.Estas elecciones comprendieron tanto a las autoridades centrales: Rectoría, Vicerrectoría Académica y Vicerrectoría Administrativa como a los decanos de las diferentes Facultades, miembros de las Juntas directivas de dichas Facultades  a los representantes de las mismas ante el Concejo Superior Universitario y a la Defensoría de los Derechos Universitarios.

Como resultado de dicho proceso, resultó electa por el voto de la mayoría de los sectores de la corporación universitaria la Maestra: Ana María Glower de Alvarado, la cual no fue ratificada por la Asamblea General Universitaria (AGU) Y luego que se interponen diferentes recursos de impugnación emerge como segundo candidato a la Rectoría el Maestro: Roger Armando Arias. Dado el entrampamiento del proceso en el seno de la AGU, la maestra Glower y su equipo de campaña deciden poner un recurso de amparo ante la sala de lo constitucional de la Corte Suprema de Justicia, la cual declara no ha lugar dicha demanda mediante sentencia emitida el 23 de diciembre del 2016.

Con dicha sentencia cesa la medida cautelar de suspensión temporal de cualquier proceso electoral en el seno de la AGU Y en consecuencia después de más de un año de espera este organismo realiza de nuevo la elección del rector el día 27 de enero del 2017, resultando electo en ese acto el Maestro Roger Armando Arias como rector de la universidad de El Salvador para lo que resta del periodo: 2015- 2019. En ese mismo día fueron electos el Vicerrector Académico y el Decano de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente. Cargos también pendientes de elección.

En ese  contexto es justo y necesario plantear algunas reflexiones en  torno a cuales son o deben ser los principales retos y desafíos que debe enfrentar el nuevo  rector, el cual  tendrá bajo su responsabilidad la conducción de la única universidad pública del país, de cara a redefinir su rol ante las grandes mayorías del pueblo salvadoreño.

Siendo que la Misión principal de la UES, es ser la institución académica rectora de la educación superior en nuestro país y su Visión, el de ser una Universidad transformadora de dicha educación a través de la integración de sus tres funciones básicas: La Docencia, La investigación y la Proyección Social, es dentro de ese marco que se plantean a continuación algunos de los retos y desafíos para la gestión del nuevo Rector electo.

EN EL ÁMBITO DE LA DOCENCIA.

Esta es la actividad más visible de la UES, en tanto expresa la mayor parte de su quehacer cotidiano, pero desde hace muchos años esta ha venido cayendo en un proceso paulatino de deterioro, por lo que  entre otras cosas el principal reto y desafío es emprender en el corto o mediano plazo un proceso de evaluación del desempeño docente en función de mejorar la calidad académica del docente universitario, a través de un  programa permanente de capacitación y actualización   de todos los  profesores de la UES.

La calidad académica debe ser para las nuevas autoridades de la UES, el principal objetivo que guíe la dinámica académica institucional, para el logro de este objetivo se debe construir un Instituto Universitario de Desarrollo Académico, que trabaje permanentemente en esa dirección, teniendo como misión esencial coordinar con las diferentes Facultades la política universitaria de formación y actualización profesional de los docentes en las diferentes especialidades.

El desarrollo Académico con calidad debe ser entonces el desafío central alrededor del cual deben girar todas las demás actividades  de la Universidad, lo que significa fundamentalmente que todo el quehacer universitario debe estar supeditado a la búsqueda de la eficiencia y calidad del desarrollo científico académico de la Universidad, para convertir de nuevo a esta en el faro del conocimiento científico y la vanguardia de la tecnología como factor esencial en el desarrollo económico social de nuestra sociedad.

EN EL ÁMBITO DE LA INVESTIGACIÓN.

No puede haber ciencia sin investigación y la Universidad como cuna y faro de la ciencia debe consolidar su política de investigación científica. Este es otro de los grandes retos y desafío que debe enfrentar el nuevo rector junto a las demás autoridades, porque desde hace más de una década que el nivel de la investigación científica y social en la UES se mantiene muy bajo, no obstante los esfuerzos realizados por el Instituto de Investigaciones Científicas de la Universidad de El Salvador (CIC-UES). En ese sentido habrá que apostar por un refuerzo presupuestario y una política institucional para el fortalecimiento de la investigación no solo del CIC-UES, sino en todas las tres facultades regionales que existen en el país.

El desafío de consolidar la investigación en la UES, debe tener como cimiento principal el conocimiento y transformación de la realidad, como elemento articulador entre la docencia y la  proyección  social, esto significa   concebir y concretar  la política de investigación como un proceso permanente  o continuo  de vinculación con la realidad nacional  e internacional como objeto de estudio, para el fortalecimiento de la docencia  y por ende de la proyección social  a través de la extensión de  la misma universidad hacia los diferentes sectores de nuestra sociedad, principalmente los sectores más pobres y necesitados.

Para concretar la realización de este desafío, la Universidad debe emprender un proceso sostenido de carácter permanente en el que se asuma el reto de como investigar desde la práctica de la docencia y de la proyección social, a partir de un proyecto institucional de investigación científica coordinado por el CIC-UES y las sedes regionales de este en las tres facultades multidisciplinarias de la UES en todo el país. Así también asumir el desafío de crear un instituto de investigación de la opinión pública, entre otros proyectos. Esto pasa como ya se dijo, por gestionar ante el Estado u otros organismos internacionales el apoyo financiero a tan importantes proyectos.

EN EL ÁMBITO DE LA PROYECCIÓN SOCIAL.

Siendo la Proyección Social, otra de las funciones básicas de la Universidad cuya misión esencial es conectar el quehacer universitario con toda la sociedad, para no solo dar a conocer los frutos del desarrollo de la ciencia a través de la docencia y la misma investigación; sino también contribuir con las transformaciones que la misma sociedad demanda en función del bienestar de sus habitantes. La universidad no puede ni debe encerrarse en su propio recinto, es decir no puede ser una institución enclaustrada en sus cuatro paredes, sino que debe proyectar su práctica científica académica hacia toda la sociedad y sobre todo hacia los sectores populares más pobres y necesitados de nuestro país.

En síntesis los retos y desafíos son grandes y muy complejos, pero el nuevo Rector debe diseñar con sabiduría e inteligencia un plan que le permita construir el consenso mínimo necesario para la elaboración de una estrategia que haga posible posicionar de nuevo a la UES, como la única institución pública de calidad, rectora de la Educación Superior Universitaria en El Salvador, mediante la articulación dinámica y productiva entre los tres ejes antes mencionados: la docencia. la investigación y la proyección social, para  que la UES  vuelva a ser la Universidad  del pueblo y al servicio del pueblo, como lo había venido siendo en las últimas décadas.

* Lic. En Sociología, Abogado y Notario, Master en Derechos Humanos y Educación para la Paz,   Docente a tiempo completo de la UES, Facultad Multidisciplinaria de Occidente. Ex miembro del Consejo Superior Universitario (2011-2015).

A %d blogueros les gusta esto: