web analytics
viernes , 22 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Juncker propone un “marco” europeo para controlar inversiones extranjeras en la UE
Juncker propone un “marco” europeo para controlar inversiones extranjeras en la UE

Juncker propone un “marco” europeo para controlar inversiones extranjeras en la UE

Por Clément Zampa

Bruselas/AFP

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, propuso este miércoles la creación de un “marco” europeo de control de las inversiones extranjeras en sectores estratégicos, en respuesta a la inquietud de las principales economías del bloque sobre las adquisiciones chinas.

“Proponemos hoy un nuevo marco de la UE sobre el examen de las inversiones” en sectores estratégicos como puertos o desarrollo de tecnología militar, anunció Juncker durante su debate anual sobre el Estado de la Unión Europea ante los eurodiputados reunidos en Estrasburgo (noreste de Francia).

Alemania, Francia e Italia han pedido a la Comisión en varias ocasiones que lance propuestas para otorgar más poder a Bruselas para el control de las inversiones extranjeras.

En el punto de mira están, especialmente, los inversores chinos, cuyo apetito por las empresas industriales punteras europeas ha generado mucha preocupación en los últimos años.

A las empresas chinas, en ocasiones públicas, se las acusa de adquirir de conocimientos y tecnologías claves a un precio más bajo y de manera desleal.

En 2016, Alemania y la UE sólo pudieron constatar, impotentes, la transferencia de tecnologías “made in Germany” durante la compra del fabricante alemán de robots industriales Kuka por parte del gigante chino de electrodomésticos Midea por 4.600 millones de euros.

Proteger la ‘seguridad colectiva’

“Nuestra responsabilidad política es saber qué ocurre en nuestra casa para poder, si es necesario, proteger nuestra seguridad colectiva”, subrayó Juncker, para quien las adquisiciones deben realizarse “de manera transparente, a través de un examen en profundidad y un debate”.

En un comunicado conjunto, Alemania, Francia  e Italia se felicitaron de la propuesta de Jean-Claude Juncker que, en su opinión, constituye “una importante etapa para garantizar una competencia leal” en Europa.

Los detalles de la propuesta deben conocerse el jueves, si bien todo apunta a que algunos países podrían mostrar reticentes. En la cumbre europea de junio, la propuesta defendida por el presidente francés, Emmanuel Macron, ya no hizo la unanimidad.

Algunos países del sur, como Portugal y Grecia, que necesitan dinero para salir totalmente de las consecuencias de la crisis económica, temían que una medida similar perjudicase las inversiones extranjeras en sus países.

Otros países del bloque más comprometidos con la apertura de los mercados y de tradición más liberal, como los nórdicos, también tenían dudas al respecto.

“No somos unos defensores ingenuos del libre comercio. Europa siempre defenderá sus intereses estratégicos”, indicó Juncker ante los eurodiputados, a quienes expresó su visión de una Europa “abierta al comercio”, pero con “reciprocidad”.

México y Mercosur, antes de fin de año

Los europeos no lograron sin embargo ponerse de acuerdo el martes en una reforma de su legislación antidumping, especialmente destinada a luchar contra las exportaciones por debajo del precio de producción de materias primas chinas. Las discusiones continuarán las próximas semanas.

El presidente del ejecutivo comunitario, que en el bloque tiene la competencia de negociar acuerdos comerciales en nombre de los 28, anunció su intención de iniciar negociaciones comerciales con Australia y Nueva Zelanda, cuya conclusión desearía ver antes de finales de 2019.

Tras el “acuerdo político” firmado con Japón en julio, Juncker espera también “de aquí a finales de año” uno similar con México, con el que negocia la modernización de su pacto vigente desde 2000, y con los países del Mercosur, bloque con el que empezaron a negociar en 1999.

La modernización del acuerdo vigente con Chile desde 2003 también se encuentra en la agenda de los europeos y cuyas negociaciones están a la espera de su aprobación por los 28, previsiblemente en el otoño boreal, indicaron fuentes europeas en junio.

En respuesta a las polémicas que rodearon las precedentes negociaciones comerciales de la UE, como la del CETA con Canadá, el presidente urgió a una “mayor transparencia”. “Los ciudadanos tienen el derecho a saber, se terminó la falta de transparencia”, indicó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: