web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Suplemento de 1ro de Mayo » Gerardo Díaz: “Hay que hacer conciencia de que se trata del día de los trabajadores y no del trabajo”
Gerardo Díaz: “Hay que hacer conciencia de que se trata del día de los trabajadores y no del trabajo”

Gerardo Díaz: “Hay que hacer conciencia de que se trata del día de los trabajadores y no del trabajo”

El Ex Secretario General de la Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (FENASTRAS) realiza un análisis de la conmemoración de la fecha histórica  en el devenir de la clase trabajadora.

Los trabajadores debemos saber qué es lo que se conmemora el 1 de Mayo. El tradicional pensamiento de la derecha por décadas nos ha querido hacer creer que es una fecha para conmemorar el día del trabajo; basta con leer los campos pagados de la empresa privada, look ed que aparecen por la fecha; para darnos cuenta de que son para deslegitimar el día de los trabajadores. Este es el día en que se honran las vidas de los sindicalistas que murieron por luchar para legalizar la jornada laboral de 8 horas.

Durante la década de los ochenta (que es la que viví como sindicalista) las organizaciones sindicales de izquierda, doctor nos preocupábamos en denominar como “el día de los trabajadores” en nuestros boletines.

En los sindicatos que se podía, sovaldi se realizaban escuelas de formación sindical, en donde se explicaba cuál era el motivo principal del 1 de Mayo. Durante toda la semana anterior al 1 de Mayo, cada sindicato se encargaba de elaborar un boletín, el cual era mimeografiado y luego impreso en alguna de las máquinas que tenían los locales de la  federación o en locales sindicales mayores.

En la elaboración se seguían varios pasos: Se elegía quién haría el borrador, luego se sometía a la consideración de la Junta Directiva, pero, antes, el responsable político del compañero que lo elaboraba le daba el visto bueno, de tal manera que a la hora de someterlo, ya llevaba el sello de una organización revolucionaria, y en ese aspecto nadie discrepaba con el boletín, puesto que reflejaba el sentir de los trabajadores y la línea política revolucionaria.

Uno o dos compañeros se encargaban de llevar el Esténcil  ya picado hacia el edificio de la Federación Sindical, para imprimir las páginas que se requerían. Transportar el Esténcil picado y regresar al local sindical con la impresión del boletín, requería de correr el riesgo de ser capturado y, en el peor de los casos, torturado o desaparecido. Por ello, los más dispuestos siempre fueron compañeros con compromiso político ante una organización del FMLN.

Cuántos compañeros fueron capturados y rescatados por la Brigadas de Autodefensa Obreras (BPO) en la cuadra contigua al edificio de la Federación. Ahí frente a ese edificio donde murieron por una bomba de alto poder, nueve de nuestros compañeros, el 31 octubre de 1989. Un edificio que en la actualidad no se utiliza para lo fue que construido por la solidaridad internacional.

Las juntas directivas sindicales siempre tuvieron la asesoría política de una organización revolucionaria, porque cada sindicalista tenía la opción personal de pertenecer a una organización revolucionaria, y estos en colectivos se discutían los análisis políticos de la situación. Análisis que venían de la Comisión Política del FMLN y que bajaban como en una cascada hacia los Sindicatos y, por consecuencia, hacia el pueblo.

Pertenecer a una organización revolucionaria significaba pasar por un proceso de cualificación y formación política.

Cuántos de nosotros pasamos de ser simpatizantes a colaboradores pasivos, después colaboradores activos para luego ser miembros de una célula y, así, ser aspirantes y, por consecuencia, llegar a ser miembro del partido. Cada etapa significaba haber hecho méritos y esos méritos se ganaban con esfuerzo, disciplina y fidelidad a la causa revolucionaria y al partido.

Por todo ello, los que fueron Sindicalistas y ofrendaron sus vidas por lograr lo que hoy tenemos, merecen nuestro reconocimiento en este día de los trabajadores. Ellos murieron por nosotros; para dejarnos un futuro mejor; ellos hicieron la lucha por nosotros para que continuemos la lucha por la conmemoración del día de los trabajadores, el 1 de Mayo.

Viva: Febe Elizabeth Velázquez, Rosa Hilda Saravia, María Magdalena Rosales, Carmen Catalina Hernández, Julia Tatiana Mendoza, José Daniel López, Luis Edgardo Vásquez, Ricardo Humberto Cestoni, Vicente Salvador Melgar. Rodolfo Andrés prieto, Juan Antonio Ingles; y muchos que se escapan de mi memoria.

Vivan nuestros Mártires Sindicales…!!   Vivan…..!!

A %d blogueros les gusta esto: