web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Fiscalía no descarta que tráfico de armas en El Salvador esté institucionalizado

Fiscalía no descarta que tráfico de armas en El Salvador esté institucionalizado

@elder_gomez_2

La Fiscalía General no descartó que el tráfico de armas en El Salvador “pudiera estar viniendo de la misma institucionalidad”, ed tras pedir el jueves al congreso el desafuero del actual embajador salvadoreño en Alemania, Atilio Benítez, a quien acusa de corrupción por supuestamente vender armas de uso privativo de manera fraudulenta, en 2009.

“Creemos que el comercio de armas pudiera estar viniendo desde la misma institucionalidad”, dijo el Fiscal General, Douglas Meléndez, poco después de presentar a la Asamblea Legislativa la petición de realizar un antejuicio al diplomático salvadoreño.

Benítez habría cometido los delitos de Comercio Ilegal de Armas (Tráfico Ilegal de Armas), Actos Arbitrarios y Estafa, por presuntamente vender de manera “fraudulenta” unas 30 armas de uso privativo del ejército, cuando fungió como Viceministro de Defensa, en 2009, explicó el funcionario.

General Zepeda en la mira

“Algunas de estas armas provenían de la etapa de la guerra, entiendo que algunas fueron entregadas por el General (Orlando) Zepeda, y al final terminaron en el comercio de armas”, reveló Meléndez.

Zepeda fue también Vice Ministro de Defensa y Jefe del Departamento de Inteligencia de la Fuerza Armada durante el pasado conflicto armado (1980-1992), y en la actualidad se encuentra prófugo, luego de que un juez español pidiera su extradición a España por su presunto vínculo, junto a otros 17 militares, en el asesinato de seis sacerdotes jesuitas, en 1989.

Rodolfo González, Asesor del Despacho Fiscal, detalló la tarde del jueves que el ex Vice Ministro de Defensa salvadoreño extraía las armas de almacenes del ejército, “y las pasaba a otros militares para que las comercializaran”.

“Creemos que hay más casos y más armas involucradas”, advirtió, por su parte, Meléndez, al explicar que la situación de Benítez fue descubierta con base a testimonios y pruebas documentales.

“La investigación queda abierta, aparecen algunas menciones de personas en este caso… personas particulares e, incluso, funcionarios”, reveló el funcionario.

Detalló que las autoridades han practicado pruebas balísticas a varias de las armas que habría vendido Benítez, entre las que se encuentran fusiles y armas cortas, “donde se ha demostrado que fueron manipuladas o les cambiaron partes”.

“Algunas armas decomisadas en este momento, ya están en la experticia, otras armas están en manos de particulares a los cuales él (Benítez) se las vendió, y otras armas que no hemos ubicado, están en el comercio y no sabemos quién las pueda tener”, informó Meléndez.

“Otras armas han sido compuestas por partes, incluso por (partes de) armas que estaban en depósito (y) que habían sido decomisadas por otros hechos”, subrayó Meléndez.

“Esos hechos se enmarcan, según nuestro criterio, en actos de corrupción”, sentenció, tras anunciar que “vamos a esperar en este momento una respuesta de la Asamblea Legislativa para que esta persona (Benítez) pueda comparecer a responder a la Justicia”.

Caso Santa Tecla

Meléndez también descartó que el tráfico de armas que operaría desde instituciones del Estado, tenga vínculos con el hallazgo de un lote de armas en una vivienda en Santa Tecla, departamento de La Libertad.

Al respecto, explicó que el lote de armas encontrado en la vivienda de Santa Tecla el mes pasado, tiene vínculo con una pandilla que opera en la colonia Ciudad Pacífica, de la ciudad de San Miguel, y por lo cual las autoridades capturaron a una supuesta empleada doméstica que se hallaba en la casa.

Caso Mijango

Meléndez también dijo que la Fiscalía considera que “no es correcta” la libertad condicional concedida la semana pasada por una Cámara Especializada al ex mediador de una tregua entre delincuentes, Raúl Mijango. “Los elementos suficientes los tenemos, por eso hemos procesado a estas personas”, aseguró el funcionario.

Mijango y otras 16 personas, entre ellas algunos jefes policiales, fueron arrestados el mes pasado por las autoridades por su presunto vínculo con una trama para detener la violencia entre las pandillas en el país, causantes de millares de muertos.

“Él (Mijango) no mantiene un arraigo. Hasta donde nosotros sabemos – aseguró Meléndez -, él no tiene un empleo fijo, por lo tanto, más que afuera, su arraigo es adentro del penal, con las personas que él ha estado coleando”.

A %d blogueros les gusta esto: