web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » FARC avanzan en “última marcha” hacia zonas de desarme en Colombia
FARC avanzan en “última marcha” hacia zonas de desarme en Colombia

FARC avanzan en “última marcha” hacia zonas de desarme en Colombia

Por Adalys Pilar Mireles

Bogotá/PL/AFP

Las FARC avanzan este martes en su “última marcha”, como el gobierno de Colombia denominó al traslado de los guerrilleros a las zonas donde en un máximo seis meses deberán dejar las armas tras más de medio siglo de conflicto armado.

“Las FARC marchan hacia la paz y una vida sin armas”, escribió el lunes el presidente Juan Manuel Santos, Nobel de Paz por sus esfuerzos para acabar la conflagración interna, en su cuenta en Twitter.

En botes y canoas que navegan por ríos que conectan remotos parajes de Colombia, así como a pie o en camiones que transitan por inhóspitas trochas, los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) van rumbo a las 26 zonas donde dejarán las armas y empezarán el tránsito hacia la vida civil bajo observación de la ONU.

La concentración de las tropas de la guerrilla más grande y antigua del país estaba prevista para el 31 de diciembre, como lo estipula el acuerdo de paz firmado en noviembre, pero esa fecha se postergó hasta este martes por problemas logísticos.

Santos ha reconocido el “desafío” que significó la adecuación de los lugares, por la dificultad de acceso debido a su lejanía y falta de infraestructura.

Incluso, el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño (“Timochenko”), propuso la semana pasada “replantear” nuevamente la fecha de llegada de las FARC a los 26 puntos porque en al menos tres de ellos aún no había nada de infraestructura y otros tres carecían de instalaciones eléctricas o de agua.

Las movilizaciones, realizadas con acompañamiento de la ONU y la oficina del Alto Comisionado para la Paz, empezaron el sábado y para el lunes ya habían llegado a los sitios unos 1.300 combatientes de los 5.800 que las FARC calculan tener en sus filas.

Además de sus armas, los insurgentes cargaban su ropa, colchones, estufas e incluso hasta mascotas.

Según el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, se estima que la totalidad de los guerrilleros estén “en los próximos días” en los lugares, denominados Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN).

“Es una gran noticia para Colombia, el proceso de paz avanza, las FARC están ingresando a las zonas”, dijo el domingo Jaramillo, también plenipotenciario en las negociaciones de paz que tuvieron lugar en Cuba durante cuatro años.

El arribo a estos puntos de los milicianos de las FARC, que según estimaciones oficiales serían entre uno y tres por cada combatiente, aún no está contemplado, explicó la oficina del alto comisionado.

Con la entrada de los rebeldes a las zonas de concentración, Colombia da un paso hacia el fin de la conflagración interna.

Pero con el inicio de diálogos el 7 de febrero en Quito con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), único grupo rebelde activo del país, el gobierno espera conseguir la “paz completa”.

Llegan más de cuatro mil

El Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Sergio Jaramillo, aseguró que cuatro mil 329 guerrilleros de las FARC-EP se encuentran ya en los sitios concebidos para el desarme gracias a una operación que calificó de extraordinaria.

En rueda de prensa el estratega de los diálogos con ese grupo, en fase de desmovilización, adelantó que entre mañana y pasado deberá llegar el resto de los insurgentes, aproximadamente unos dos mil, a los llamados puntos y zonas de transición.

No ha sido fácil, pero está saliendo muy bien, manifestó Jaramillo luego de subrayar que las FARC-EP están cumpliendo al igual que las demás partes comprometidas con el éxito de dichos desplazamientos desde sitios casi inaccesibles del territorio nacional.

Inicialmente, el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) previeron terminar este martes los movimientos de tropas de los escenarios de preagrupamiento hasta 26 lugares de 14 departamentos en los cuales los antiguos combatientes entregarán las armas y prepararán su reintegración a la vida civil.

El Alto Comisionado para la Paz explicó que lo abrupto del terreno y la envergadura de los procedimientos en los que es preciso transportar a hombres, mujeres, armamento y otros elementos como estufas y tiendas de campaña, provocaron algunos atrasos.

Lo importante es que las FARC-EP están entrando en los parajes ideados para su concentración durante varios meses y que el proceso pacificador avanza, insistió Jaramillo.

En la comparecencia ante periodistas colombianos y extranjeros el general Javier Flórez (uno de los coordinadores de la operación), comentó que desde La Habana fueron establecidos los protocolos para estos traslados.

Luego -añadió- resultaron puntualizados aquí por representantes del Ejecutivo, de esa guerrilla y del mecanismo tripartito de supervisión el cual acompaña las travesías en buses, chivas (medio de transporte típico de Colombia), camiones, camionetas, lanchas e incluso mulas.

Tal aparato de comprobación tiene como componente internacional una misión política coordinada y financiada por Naciones Unidas.

Interrogado sobre el tema, Jaramillo precisó que en semanas venideras comenzará la segunda etapa para la salida de menores de edad de las filas de las FARC-EP hacia 10 escenarios de acogida donde recibirán orientación y apoyo.

Con anterioridad un primer grupo de niños dejó definitivamente los campamentos de esa organización rebelde, la mayor del país.

En cuanto al cronograma para la destrucción y abandono de las armas en poder de esos insurgentes, reiteró que se mantiene (deberá concluir en junio).

Al referirse a los milicianos de esa agrupación, el asesor gubernamental expresó que deberán registrarse en las zonas y puntos de transición para acceder a los beneficios contemplados en el acuerdo de noviembre pasado, aunque no permanecerán en ellos.

El 24 de noviembre de 2016 el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, firmaron el pacto con el que se comprometieron a terminar el largo conflicto entre ambas partes, fruto de casi cuatro años de conversaciones en Cuba.

A %d blogueros les gusta esto: