web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Facebook, whats app, internet… Adicciones y Antivirus

Facebook, whats app, internet… Adicciones y Antivirus

German Rosa, decease s.j.

Las comunicaciones a través de las redes sociales viajan a la velocidad de la luz, see no tienen fronteras, ampoule el tiempo y el espacio son dimensiones que han entrado en otras coordenadas que superan las realidades físicas – materiales.  Se habla ahora de un ciber espacio que implica un lugar diferente en el que se encuentran los protagonistas que navegan en internet y se establecen relaciones de distinto tipo.

La palabra “ciber” hace referencia a la palabra cibernética que proviene del griego ?????????? (kybern?t?s, que se refiere al timonel, el cual “gobierna” la embarcación). Siendo éste un tema tan actual, el origen de la palabra se remonta al siglo XIX y fue utilizada en 1834 por el físico André-Marie Ampère (1775-1836) para referirse a las ciencias de gobierno en su sistema de clasificación de los conocimientos humanos (Cf. https://es.wikipedia.org/wiki/Cibern%C3%A9tica). Hablamos de cibernética porque existe hoy un nuevo universo en el que se clasifican, trasmiten y comunican los conocimientos empleando la alta tecnología desarrollada en la informática. Entrar en internet es entrar en el mundo complejo del poder, del control o el gobierno de la información, y de los impulsos emocionales más profundos de los seres humanos. No es prudente entrar en este mundo a ciegas, sin criterios claros para su uso, pues como suele suceder con los avances científicos de la humanidad, pueden utilizarse para bien o para mal. Pensemos y exploremos este mundo.

1) Internet se ha convertido en la red a la que casi todos estamos conectados

Internet es “la red” más eficaz que hace “la mayor pesca” de relaciones del mundo. La usa el niño, el padre, la madre, el joven y el adulto. La usa el estudiante y el profesor, el médico, el sacerdote, la religiosa, el abogado, el ingeniero, el campesino, el servidor público responsable del aseo de la ciudad, etc. Internet la usa el Pentágono, la OTAN, la ONU, el Parlamento Europeo y el Kremlin, los gobiernos de todo el mundo y las instituciones públicas, las bolsas de valores y la banca, la usan los políticos, los predicadores, el Jardín de Niños, la escuela, la universidad, y todos los que quieren vivir conectados… El sistema es cuasi perfecto para establecer las comunicaciones, pero no hay que olvidar que siempre se difunde mucha desinformación.

En nuestro mundo actual, si no tienes internet no existes, no entras en las redes de relaciones sociales y el mundo de la comunicación. En el ciberespacio de las redes sociales se pueden comunicar sin obstáculos: palabras, imágenes, números, música, información, etc. Las comunicaciones afectan las dimensiones afectivas, emocionales, psicológicas, eróticas, estéticas, espirituales, científicas, humanistas, etc., de las personas, a través de Facebook, whats app, correo electrónico, internet, y del conjunto de las redes sociales. Navegar por Facebook puede absorber horas y horas, así como chatear por Whats app o tener una cuenta activa de emails con una lista innumerable de amigos para estar en comunicación constante y permanente.

Esta experiencia establece un vínculo virtual emocionalmente fuerte que puede llevarnos de manera inadvertida a la ciberdependencia. Entre las ciberdependencias más frecuentes están: los juegos, la pornografía y el casino virtual.

Es importante aclarar que existen dependencias sanas que favorecen el desarrollo de la persona, algunos ejemplos pueden ser: el alimento, el agua, el deporte, la cultura, las relaciones auténticas con los amigos, etc. Pero cuando hablamos de las ciberdependencias hablamos de las dependencias negativas que nos hacen vulnerables, frágiles, incapaces para enfrentar la vida real con sus problemas, que nos lleva a las compensaciones fáciles, nos exasperan y nos apagan el deseo de vivir. Estas dependencias negativas son malsanas, enfermas, impiden el desarrollo de la persona, empobrecen la existencia, obstaculizan las posibilidades y el desarrollo de las capacidades humanas y ponen en riesgo gravemente la salud (Cfr. Cucci, G. (2015). Paradiso virtuale o infer.net? Rischi e opportunità della rivoluzione digitale, Milano: Àncora S.r.l., 6).

Es importante decir que internet no creó la dependencia de los juegos, la pornografía y otras más, que éstas existían antes que se inventaran las tecnologías de las redes sociales, pero ahora las ciberdependencias son más sofisticadas y se expanden con una velocidad impresionante.

2) ¿Es internet una deslumbrante y seductora prisión en la era de la sociedad red global?

La respuesta es compleja. Todos quieren estar conectados a la red, pero todos quieren estar bien protegidos en contra de los virus, de los ataques de los hackers y de los daños de los que podemos ser víctimas. Todos quieren tener antivirus para no infectar sus sistemas informáticos, pero nadie se preocupa del antivirus más importante: el antivirus para no quedar encarcelado y para no esclavizar la libertad humana atándola a las redes informáticas.

Analicemos algunos datos de las redes sociales. En You Tube se cargan 600 videos por minuto durante todo el día; en Brasil, que no usa tanto las visitas a Facebook, en el mes de octubre de 2012 se realizaron 1000 millones de visitas, y el 47% de dichas visitas las realizó el público femenino. Internet está conectado a la telefonía móvil y éste es un verdadero mercado en expansión, actualmente ocupa el 13% del tráfico total de internet pero es un porcentaje en crecimiento. Al final del año 2012 se contaba en el mundo más de mil millones de usuarios abonados a Smartphone (de los cuales la mitad estaba vinculado al sistema operativo Android); 7 mil millones de usuarios estaban abonados a celulares, y la población mundial es 7 mil millones 400 mil personas aproximadamente. Los iPhone que se venden en el mundo cada minuto son 378, 000, superando un poco más la cantidad de niños que nacen que ascienden a 371,000 (Cfr. Cucci, G. (2015). Paradiso virtuale o infer.net? Rischi e opportunità della rivoluzione digitale. Milano: Àncora S.r.l., 23-24).

Los últimos escándalos más importantes han sido dados a conocer por las redes sociales a través de internet: Wikileaks, que dio a conocer la actividad exterior de los Estados Unidos, especialmente en relación con las guerras de Irak y de Afganistán; Vatileaks que dio cuenta de la crisis moral y los abusos financieros en el Vaticano; Panamá Papers que reveló el ocultamiento de propiedades de empresas, activos, ganancias y evasión tributaria de jefes de Estado y de gobierno, líderes de la política mundial, personas políticamente expuestas y personalidades de las finanzas, negocios, deportes y arte, etc. Estos escándalos elevan el tema de Internet a la categoría de seguridad militar y el control de todo lo que se puede lograr a través de este medio. Internet es la red más eficaz para conectarse y entrar en el mundo de la comunicación sin fronteras. Si controlas internet controlas el mundo. El control de la internet tiene el poder de causar: terremotos políticos como ha ocurrido con el caso reciente de Panamá Papers que ha llevado a la renuncia y la crisis política de líderes gubernamentales; el desplome de las finanzas con el casino que se ha creado en los mercados financieros; conflictos diplomáticos al revelar lo que todos sabíamos pero no se tenían pruebas hasta que ocurrió un Wikileaks; y no olvidemos el escándalo de la Federación Internacional de Futbol conocido como la FIFA – Gate del año 2015, situación que se dio a conocer luego de que las autoridades suizas irrumpieran sorpresivamente en un hotel de Zúrich (Suiza) como resultado de años de numerosas investigaciones de casos de corrupción en los que el máximo ente del fútbol mundial se ha visto involucrado. Los cargos por los que se les acusa incluyen soborno, fraude y lavado de dinero. Las redes sociales le dieron mucho seguimiento a este caso porque la pasión del futbol es universal, pues como sabemos muy bien, el futbol es el deporte rey (Cfr. https://es.wikipedia.org/wiki/Caso_de_corrupci%C3%B3n_de_la_FIFA_de_2015).

El poder de las redes sociales puede provocar tal reacción en la opinión pública que lleva a las instituciones más importantes a enjuiciar a políticos, religiosos, líderes civiles, etc.

Desde nuestra realidad salvadoreña y centroamericana, también hemos sido testigos de cómo internet ha sido utilizado con las finalidades maquiavélicas de las redes de extorsión, redes de prostitución, también por los grupos de las pandillas para atemorizar a la población confundiendo con mensajes de los toques de queda, intimidando al ciudadano común y corriente. El empleo de las redes de internet con fines criminales es muy eficaz.

Por otro lado, la invasión de la información, el bombardeo de impulsos emotivos con imágenes, la oferta saturada con los mensajes y con la música, inducen en muchas ocasiones a buscar los sitios web de los ciberjuegos y también las páginas del cibersexo. Poco a poco los virus van invadiendo tu inteligencia y no te das cuenta que estás siendo inducido a una ciberdependencia. Normalmente, las personas que se vuelven adictas al internet tienen una personalidad frágil, son introvertidas, están aisladas, y evidencian una gran carencia afectiva. Sin embargo, no se puede condenar la internet y las altas tecnologías por las ciberdepencias porque sería como que los pacientes culparan al termómetro por su alta temperatura.

Desde otra perspectiva, nos damos cuenta que existe una fuerte conexión entre la agresividad que se percibe en los videos juegos y la pornografía en internet y la violencia que se muestra en los comportamientos violentos.

Esta violencia se suma a las ya acostumbradas escenas violentas que vemos en los programas de televisión. Por ejemplo, las investigaciones revelan que el promedio de los niños en los Estados Unidos que llegan a la edad de 11 años, han sido obligados a asistir cerca de 8,000 homicidios en las series de televisión, éstas llegan a ser más de 30,000 antes de la mayoría de edad, y a 100,000 actos de violencia cuando se llega a la adultez. Lo mismo ocurre en Alemania donde el 80% de los programas trasmitidos contienen escenas explicitas de violencia, pero esto es lo que ocurre en la mayor parte de los países llamados “civilizados” (Cfr. Cucci, G. (2015). Dipendenza sessuale online. La nuova forma di un’antica schiavitù. Milano: Àncora S.r.l., 52). No nos extrañe que sea parecido o muy semejante en los países latinoamericanos que recibimos muchos programas norteamericanos y europeos. El influjo de la violencia de las redes sociales se hace sentir en los comportamientos violentos de la vida cotidiana.

Pero los datos que resultan más escandalosos sobre el tema de la ciberpornografía son: la difusión, el impacto y los beneficios financieros que obtienen las empresas que se dedican a este negocio nefasto y denigrante de las personas. Según los datos de Intenet Filter Review, en los Estados Unidos los niños entran en contacto con la ciberpornografía online a la edad de 11 años; y los que más acceden a este tipo de páginas en internet tienen entre los 12 y 17 años de edad. Se calculan que existen en torno a 4 millones y medio sitios dedicados a este negocio, de los cuales 100,000 especializados en la pedopornografía. La difusión y cobertura de este tipo de sitios en internet es asombrosa, pues del 2008 al 2009 la población de internet aumentó en un 380%. Solamente en el año 2006 el mercado de la pornografía online ha obtenido una ganancia de 13,3 millares de dólares en Estados Unidos, es decir, trece mil trecientos millones de dólares. En el resto del mundo la ganancia de esta industria fue 100 mil millones de dólares (Cucci, Dipendenza sessuale online. La nuova forma di un’antica schiavitù. 2015, 55).

Internet se convierte en una prisión para quienes se esclavizan y se atan con cadenas en el mundo virtual y el ciberespacio, siendo víctimas de las ciberdependencias negativas que destruyen su psicología, su persona, y también que reproducen el mal en la sociedad. Internet no es una prisión para quienes la emplean con fines educativos, culturales, con el propósito de humanizar la sociedad y enfrentar los desafíos que necesitamos resolver en la sociedad globalizada en la que todos estamos inmersos.

3) Internet nos ofrece posibilidades extraordinarias de comunicación

Es importante destacar que internet nos ofrece posibilidades extraordinarias de comunicación para establecer relaciones personales, sociales, institucionales insospechadas hace medio siglo. Por ejemplo, el Diario Colatino se lee simultáneamente en Roma, París, Londres, New York, Hong Kong, Tokio, etc., y al mismo tiempo se están actualizando las noticias nacionales e internacionales del periódico. Lo mismo ocurre con todos los centros de información, los canales de televisión informativos, la radio por internet, que agregan ingredientes jamás imaginados; si nos remontamos a nuestra niñez cuando solo existían los medios de comunicación tradicionales: radio, prensa, televisión y teléfono, nos damos cuenta de las limitaciones que teníamos al comparar con las posibilidades que tenemos el día de hoy. Algunos jóvenes hoy no conocieron el télex, ni el telégrafo, pues ya no son útiles, solo se emplean el correo electrónico, fecebook, whats app, las redes de Skype, Line, y también el teléfono celular. ¿Qué cosas ocurrirán al final del siglo XXI en las redes sociales? ¿Hasta dónde llegará la capacidad de comunicación a través de los medios tecnológicos y la internet? ¿Hemos llegado al final o apenas comenzamos a explorar un nuevo mundo o un nuevo universo que iremos conociendo con el correr de los años?

Inadvertidamente, y sin ser conscientes, la instancia que más éxito ha tenido en todos estos procesos de cambios tecnológicos ha sido el mercado. Pues, la publicidad, las transacciones, las redes bancarias, las bolsas de valores, las comunicaciones comerciales, han invadido todos los espacios y esferas de las redes sociales. Y los acontecimientos más importantes se convierten en ocasión de compra – venta de bienes y servicios – según la fiesta que celebremos, desde las más emotivas, como son: el 14 de febrero, el día de la madre, el día del padre, etc., también ocurre con el fanatismo del deporte y hasta las celebraciones más patrióticas. Todo se celebra y se publicita a través de las redes sociales. Hasta las campañas políticas tienen un medio eficaz para promover la oferta electoral, y el político que no las usa tiene un porcentaje del electorado que no escuchará, no conocerá, ni sabrá lo que hace o dice el líder del partido. Una nueva era ha comenzado con la revolución tecnológica de las redes sociales.

Sin embargo, uno de los valores más importantes y más preciados de la humanidad siempre está amenazado y corre el riesgo de caer en las prisiones que se han diseñado en las redes sociales, se trata de la libertad humana. Existen unas cárceles cibernéticas construidas para esclavizar la libertad humana cuando se cae en la dependencia y la adicción a lo que se nos ofrece en las redes sociales. Analizaremos la dependencia y las adicciones que ocurren en ese nuevo mundo de la revolución informática en una próxima reflexión.

Un comentario

  1. Para mim foi muito interessante a leitura do artigo de German Rosa sobre o Facebook e outros veículos atuais de comunicação. Além da leitura fácil, são muitos os dados que enriquecem o artigo.

A %d blogueros les gusta esto: