web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Eurocámara adopta sus líneas rojas para las negociaciones del Brexit
Eurocámara adopta sus líneas rojas para las negociaciones del Brexit

Eurocámara adopta sus líneas rojas para las negociaciones del Brexit

Por Lachlan Carmichael/Toni Cerdà

Estrasburgo/Bruselas/AFP

La Eurocámara adoptó este miércoles sus exigencias para las negociaciones del Brexit, rechazando un eventual acuerdo sobre la futura relación con Reino Unido especialmente comercial, antes de su salida efectiva de la Unión Europea (UE).

“Vuestro voto será decisivo para decidir las condiciones de la futura salida”, advirtió al inicio de la sesión plenaria celebrada en Estrasburgo (noreste de Francia) el presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani.

Por 516 votos a favor, 133 en contra y 50 abstenciones, el Parlamento aprobó esta resolución que sigue las prioridades avanzadas por la Comisión y el Consejo europeos: factura de salida, derechos de los ciudadanos y frontera entre Irlanda y la británica Irlanda del Norte.

El mensaje principal es, no obstante, su apuesta por un divorcio ordenado con Reino Unido. Para los diputados, sólo podrá cerrarse la futura relación entre ambos cuando los británicos se hayan marchado, aunque abren la puerta a un periodo transitorio de tres años tras el Brexit.

“Cuanto más pronto nos pongamos de acuerdo sobre los principios de una salida ordenada, más pronto podremos preparar nuestras futuras relaciones”, apuntó ante los eurodiputados el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier.

Esta posición defendida por los europeos choca con la expresada por la primera ministra británica, Theresa May, quien abogó el pasado miércoles por acordar los términos de la futura relación con la UE “junto a los de la retirada”, tras activar oficialmente el proceso de divorcio de hasta dos años de duración.

‘Mafia’

El debate previo a la votación sirvió a los eurodiputados para defender su papel durante el proceso de divorcio del Brexit, cuyo acuerdo final deberán aprobar, pese a que los mandatarios europeos los relegaron a un segundo plano en las negociaciones que liderará la Comisión.

Conscientes de este malestar, tanto Barnier como el presidente del ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, intentaron reconfortar al hemiciclo. “Ustedes van a ser los que fijen [con esta resolución] el tono que utilicen después los 27 Estados miembros”, subrayó el negociador.

La sesión estuvo marcada por las declaraciones del eurodiputado británico antieuropeísta Nigel Farage, calificando de “gánsteres” y de “mafia” a la UE por sus exigencias en las negociaciones del Brexit, comparación que Tajani calificó de “inaceptable”.

“Nos están dando una nota de rescate”, subrayó Farage, que lucía unos calcetines con la bandera británica, antes de añadir: “No seremos nosotros quienes sufran (…) Volveremos a imponer tarifas aduaneras, lo que pondrá en peligro los empleos de miles de personas trabajando en la UE”.

Esta cabeza visible de los partidarios del Brexit durante el referéndum celebrado en junio criticó especialmente la posición de los europeos sobre Gibraltar y sobre la futura factura de salida a pagar por Londres.

En la resolución adoptada, que ya contaba con el apoyo previo de la mayoría de grupos desde el PPE (derecha) a la izquierda radical, los parlamentarios urgen a Londres a abonar el monto de sus compromisos ya adquiridos con sus socios europeos, una factura que podría alcanzar hasta 60.000 millones de euros.

‘Desprecios a España’

La Eurocámara urge también a proteger los derechos de los tres millones de europeos que residen en Reino Unido y el millón de británicos residentes en la UE, principalmente en España, quienes a juicio de Juncker no pueden ser “rehenes” de las negociaciones.

“Nuestra prioridad hoy es proteger los derechos adquiridos de los ciudadanos europeos amenazados por el Brexit”, subrayó el jefe de fila de los socialdemócratas, Gianni Pittella, quien advirtió sobre su disposición a utilizar el “derecho a veto” si el futuro acuerdo de divorcio no recoge las condiciones del Parlamento.

Aunque los días previos al debate estuvieron marcados por la polémica entre Reino Unido y España sobre Gibraltar, este enclave británico ubicado al sur de la península Ibérica no aparece mencionado en la resolución adoptada.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, incluyó el viernes en su borrador sobre las grandes líneas de las negociaciones, que cualquier acuerdo sobre las futuras relaciones entre Gibraltar y la UE deberá contar con el acuerdo previo entre Londres y Madrid.

Desde entonces, el tono ha ido subiendo sobre el futuro del pequeño enclave con 32.000 habitantes, cedido por España a Reino Unido en 1713, pero reivindicado por el reino español desde hace décadas.

“Gibraltar es claramente un rompedor de acuerdo”, advirtió Farage, mientras que el eurodiputado español Esteban González Pons criticó que “desde [la notificación del] Brexit” no dejan de escuchar “desprecios a España”, y “la palabra guerra en la boca” de “los más nacionalistas”.

Tras la resolución de hoy, el siguiente paso de la UE será una cumbre de mandatarios el 29 de abril en Bruselas para aprobar las orientaciones de Tusk para estas negociaciones, que podrían terminar con la salida de Reino Unido del club europeo en el primer semestre de 2019.

A %d blogueros les gusta esto: