web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Deportes » España despide una época con una intrascendente goleada a Australia
España despide una época con una intrascendente goleada a Australia

España despide una época con una intrascendente goleada a Australia

Curitiba/Brasil/dpa

 

La selección española de fútbol mostró hoy orgullo para despedir la época más dorada de su historia al golear por 3-0 a Australia en un intrascendente partido en el Mundial de fútbol de Brasil, remedy prescription definido con los estéticos tantos de David Villa, sales Fernando Torres y Juan Mata.

Fue el encuentro que casi nadie quería jugar, con dos selecciones eliminadas prematuramente de la cita de Brasil. Al menos, España propuso orgullo para evitar pasar a la historia como la primera selección campeona en despedirse de un Mundial sin puntos.

Lo consiguió gracias a la actitud de algunos futbolistas señalados, con Villa a la cabeza, quien se despidió del equipo nacional con un tanto lleno de calidad a los 36 minutos. Torres sentenció en el minuto 69 con otro gol estético y Juan Mata completó la goleada en el minuto 82.

España tardó tiempo en asimilar que delante tenía un partido del Mundial, por mucho que éste no sirviera para nada. La hicieron despertar el sentido del deber mostrado por futbolistas como Sergio Ramos, Jordi Alba, Juanfran o Torres. Hombres que se rebelaron contra la intrascendencia del choque. Y a la cabeza de ellos se situó Villa.

A sus 32 años, el delantero español ofreció un discurso emotivo. No sólo no se borró del partido, sino que ofreció una actuación con la que honró el pasado de un futbolista histórico para su elección. Más allá del precioso tanto, quedó un imponente despliegue de honradez profesional y excelentes detalles de la calidad individual que todavía le queda.

A los 20 minutos tuvo su primera ocasión, con un remate de volea que se marchó fuera. Hasta entonces, España era la viva imagen de un equipo derrotado y superado por todo lo que le ocurrió en el Mundial. Pero agarrado al ejemplo de Villa, encontró el hilo de su postrero intento por honrar seis años de éxitos en los que ganó dos Eurocopas y un Mundial, además de generar admiración por un estilo propio.

Lo mejor de España en su triste Mundial ocurrió a los 36 minutos, con un gol que evocó los viejos recuerdos de lo que fue este equipo hasta no hace mucho. Iniesta puso un meritorio pase hacia la carrera de Juanfran, quien llegó hasta la línea de fondo y vio el desmarque de Villa. Su remate fue toda una belleza, con el tacón de su bota derecha, permitiendo que el balón entrara dulcemente en el arco australiano.

Villa alcanzó así los 59 goles con la selección española, un récord histórico, en 97 partidos jugados. Emocionado, se llevó la camiseta a los labios y la besó repetidamente.

La primera parte de España empezó y terminó en Villa, junto a ciertas pinceladas de orgullo de algunos de sus compañeros. A cambio, Australia no puso más que ánimo, choque y despliegue físico. No fue la Australia competente de los anteriores encuentros, ante Chile y Holanda, en los que ofreció buena imagen más allá de las derrotas. No le ayudó la ausencia del sancionado Tim Cahill, su mejor jugador.

A los 56 minutos se retiró Villa. Los escasos 200 hinchas españoles dispersos por las gradas del Arena de Baixada se pusieron en pie para aplaudir. Era el adiós de un futbolista que marcó una época en el fútbol español, el mejor goleador de su historia.

Para entonces, a España ya le estorbaba notoriamente el encuentro y muchos jugadores miraban cada tanto al marcador para ver cuánto quedaba para el final. Pocas horas después ya estarían volando de regreso a su país.

Australia puso el empeño propio del equipo pequeño que busca un triunfo memorable ante la actual campeona del mundo. Pero le faltó calidad en los metros finales y eso le ayudó a su rival.

Iniesta tambien quiso honrar una efeméride, sus 100 partidos con su selección, y asistió a Torres para que éste marcara con un suave remate en la salida de Maty Ryan. El delantero del Chelsea es otro de los hombres que puede estar viviendo sus últimos momentos en la selección.

Los minutos se marcharon y, con Australia rota, España completó su goleada con un tanto de Mata tras asistencia de Cesc Fabregas. El equipo de Vicente del Bosque se quedó así con un triunfo meramente estadístico que le permitió salir de Brasil con algo menos de dolor.

Atrás quedó su época más gloriosa, marcada por futbolistas como Xavi Hernández, Xabi Alonso, Iker Casillas, Fernando Torres o David Villa. Varios no seguirán. A partir de mañana comienza el futuro de la selección española, la reconstrucción en busca de una gloria súbitamente perdida en Brasil.

A %d blogueros les gusta esto: