web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » “El plan es que si hay plan”

“El plan es que si hay plan”

Prof. José Enrique Murillo

Siempre que abrimos un periódico y nos dirigimos a la sección deportiva para  informarnos de los resultados deportivos nacionales e internacionales, viagra no es muy usual encontrarnos que en dichas páginas, clinic alguien escriba un artículo para que en la comunidad de lectores deportivos busque generar opinión y crear criterios o juicios de valor sobre los problemas que estancan el desarrollo de nuestro deporte.

Recientemente, and en un rotativo, en su sección deportiva, el Sr. Fernando Palomo de ESPN, suscribe que lo titula “El plan es que NO hay plan”, el cual en su contenido, es una clara alusión al INDES por la falta de respaldo económico a los deportistas de elite para la preparación y representación de nuestro país y contrasta la prolífera cantidad de medallas ganadas por Guatemala y la raquítica “cosecha” de preseas por El Salvador en la más reciente competencia internacional.

Siempre he creído y sostengo desde lo que es correcto, de cuando un medio de comunicación nos concede un espacio; en este caso, en sus páginas deportivas, es de rigor profesional escribir con la más amplia objetividad del tema; es decir, exponer las ideas desde lo más significativo para los lectores, a fin de crear claridad en sus pensamientos de lo que se plantea del problema, es en verdad lo que lo está provocando el mismo. Todo lo anterior, por un elemental principio ético; el deber moral de informar con certeza, lo verdadero.

Como profesor de educación física me siento aludido, precisamente por la falta de claridad de la educación física  y debo saltar a la palestra, porque no es la primera vez que se le confunde intencionalmente. El Sr. Presidente del Comité Olímpico de El Salvador (COES), en su afán de asumir  dicha presidencia, le planteó a la asamblea de delegados de las respectivas federaciones deportivas una plataforma de desarrollo deportivo a partir de la implementación de un programa de educación física exclusivamente para niños (as) que les posibilite  desarrollar una serie de habilidades y destrezas de capacidades coordinativas motoras, de estabilidad equilibrio del cuerpo, de amplitud de movilidad artimuscular, de sentido kinestetico ambidiestro (a),etc.. Todo lo anterior para identificar, seleccionar el talento deportivo desde las escuelas, los cuales serían  los nuevos cuadros para el alto rendimiento deportivo. Tal planteamiento de plataforma de desarrollo deportivo le valió al Ing. Eduardo Palomo para ser electos presidente del COES; sin embargo, si indagamos donde están esos frutos deportivos, encontramos que el deporte y la misma educación física estén siempre estancados.

La segunda vez que se confunde al educación física a la comunidad deportiva de lectores es justamente, el articulo  del Sr. Fernando Palomo, quien es del staff de corresponsales de ESPN en El Salvador, nos da a entender que él escribió su artículo desde la redacción de la cadena televisiva internacional deportiva, y por lo tanto, el rotativo nacional que lo reproduce y lo publica es por su gentil consentimiento, para tal efecto, hace una forma comparada de que en Guatemala se  empuja un plan nacional para el Deporte, Educación (educación  física)  y Recreación Física. El Salvador, no toma ejemplo.  De ninguna manera me voy a referir a los señalamientos de intereses de promoción de imagen institucional del INDES  de dádivas o estipendios económicos, lo que si deseo puntualizar en la incongruencia comparativa del Plan Nacional de desarrollo Deportivo de Guatemala 2014, con la supuesta  inasistencia de Plan de Desarrollo deportivo en El Salvador, simplemente por la parte de respaldo económico a los deportista salvadoreños para  preparación y representación de nuestro país como el orgullo Nacional.

Se olvida o desconoce el Sr. Fernando Palomo como corresponsal ESPN de que en Guatemala el deporte oficial (afición, para todos, alto rendimiento, etc.) tiene  asignación presupuestaria  del gobierno por mandato constitucional del estado de Guatemala, El Salvador no lo tiene, por lo tanto, debe haber un plan frugal de desarrollo deportivo que prioriza otras actividades: deporte comunitario, etc. En ese sentido la comparación es burda. Significa que el Sr. Fernando Palomo pierde de vista el contexto socio-económico de la realidad salvadoreña de que nuestra sociedad vive un sistema social y un modelo económico neoliberal, cuya filosofía es la iniciativa de libertades económicas de negocios, donde no hay limitaciones para emprender y crecer desde lo privado y que hay suficiente remanente de riqueza económica para subvencionar a los deportista que lucen sus marcas en su uniforme, para representar sus empresas en un escenario de mercado deportivo en el cual el deporte es mercancía de alto nivel consumista a través  de los medios de comunicación donde ESPN tiene cobertura internacional; de allí el interés de medallas de los dirigentes deportivos porque les significa turismo deportivo.

Cito del artículo en mención: “Llego al punto de partida  de este esperanzador proyecto  requirió la participación comprometida  de instituciones  que afectan la salud y educación  de la ciudadanía.  Al final como reza uno de  los objetivos  del Plan  es preservar  y mejorar su salud; usar sanamente  su tiempo libre, fomentar y  e incrementar  su identidad  y orgullo nacional  haciendo de Guatemala un país  activo saludable y ganador.

Es obvio que en Guatemala y en El Salvador se piense como sociedades que el deporte, la recreación  y la educación  física  son una misma cosa, y que con cualquiera de ellas, podemos hacer buen uso del tiempo libre; de la misma manera, que con las prácticas  de actividades físicas podemos alcanzar la cultura física como una manifestación espontanea de los ciudadanos a expresarse  físicamente educados porque tienen la convicción  del aprecio de  cimentar la identidad y orgullo nacional. Todo el discurso  anterior es un enfermísimo  el deportista  de alto  rendimiento por la preparación  física transciende  los umbrales  de funcionamiento  del organismo más de lo normal anatómico fisiológico de la misma manera, el deportista desconoce  de la incidencia  riesgosa    a las estructuras de los tejidos  internos  de las cargas físicas  de alta intensidad , por lo tanto, no es sinónimo  de salud física, ni mucho menos  de cultura física  porque no se incorporan  a la forma cotidiana  de actividades  físicas para la salud¨; tampoco es cierto que las instituciones del estado  sean comprometidas  a la prevención  de la salud  física , el Ministerio de Salud de El Salvador, en su presupuesto  de sanidad pública  no tiene ni un solo dólar  en la prevención; lejos  de ello lo agota  a medio año fiscal, en atención de enfermedades crónicas  podríamos describir al detalle  todos  estas supuestas bondades  del deporte , la recreación de la educación física  lo cierto es que  la práctica  de actividades  físicas, juegos recreativos, competencias deportivas no son educativas  en sí mismas, su confusión viene de englobar todas las formas  de expresión  motora (inclusive los bailes, danzas , etc.) en un solo componente. Lo biológico motor,  lo cual deriva tendencias  de todas y cada una de las formas  de mover el cuerpo indistintamente si es por placer. por tiempo libre, por rendimiento físico, por salud física por expresión y comunicación corporal, gestual, por psicomotricidad, abarca, inclusive la motórica laboral, etc. de esta manera; es decir, desde ese enfoque  biologista motor y todas esas tendencias  se acuña, y se incorpora a la escuela; inclusive, al currículo  educativo  como asignatura de Educación Física complementaria para entretener, precisamente, porque es una materia, al igual que lenguaje, matemáticas , etc. De estructura  disciplinar  y no tiene contenido  educativo  para la vida.

A %d blogueros les gusta esto: